miťrcoles, 24 de abril de 2019Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > El Majadero
El Majadero -27/09/2009 - Actualizada a las 22:03

Pasotismo laboral, institucional y político

Colas en las oficinas del INEM en Telde (Foto Tito Pulido)

Voy a hablar con mi cardiólogo para ver si consigo que entre las prescripciones que me suele recetar, incluya la prohibición de leer la prensa diaria o ver los noticieros televisivos, a fin de no elevar el riesgo de sufrir un infarto con motivo de una subida de tensión.

Y es que desde nuestro espacio social, en el que trabajamos desde hace más de 40 años, sin dejar de cotizar a la Seguridad Social, cotizar para la colaboración en la Subvención del Desempleo y cotizar el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas, cuando te enteras de cómo vive actualmente más del 60% de la población en un pasotismo total y las políticas llevadas a cabo para no remediar estas situaciones, te dan ganas de tirar la toalla, de mandar todo al carajo y de apuntarte a “pasota social”, para vivir en el seno de esta convenientemente fomentada “sociedad canaria subsidiada”.

Cosa que de antemano sabemos que nunca haremos, porque de lo poco que podemos presumir, es de ser decente y honesto en nuestro compromiso social, aunque ello sea caldo de cultivo para esos “pasotas” de moda, carentes de cualquier virtud al respecto y que me estafan con la connivencia institucional cada día.

Leer que “Empleo denuncia que parados canarios rechazan trabajos”, que tienen la poca cara de manifestar su asombro ante esta situación y que como medida drástica, se plantean realizar los trámites administrativos necesarios para averiguar si se puede estar incurriendo en fraude, son cosas que nos sacan de quicio, por la burla que supone para todos los que cotizamos al respecto, en primer lugar que pretenda dar a entender que no conocen esta situación histórica y segundo que dudan aún si abren una investigación para impedir que nos sigan estafando.

No creo que puedan hacer creer a nadie que desconocen la economía sumergida de aquellos que cobrando el subsidio de desempleo, luego realizan trabajos ilegalmente a más bajo precio y aunque eso ha sucedido siempre, no es excusa alguna para disculpar ante la ley ni a los infractores ni a los que propician estas situaciones, es decir, los que facilitan el trabajo ilegal y, los inspectores del Servicio Canario de Empleo que no salen de sus despachos para fiscalizar el mundo laboral y ajustar a la realidad social ese índice de desempleo que se manipula para hacer políticas mafiosas.

Nuestro cabreo se acrecienta cuando lees que los Sindicatos tratan de justificar que las renuncias de los parados a las ofertas del Servicio Canario de Empleo, se fundamentan en que las ofertas son de media jornada y con un sueldo bruto de 400 euros, con lo cual pierden dinero frente a lo que cobran del subsidio de desempleo a costa de los que cotizamos, cosa que al parecer ven como muy normal, fortaleciendo y consolidando los comportamientos antes denunciados.

Me calienta aún más la cabeza, cuando al parecer el Servicio Canario de Empleo anuncia la investigación de posibles fraudes en aquellos que rechazaron las ofertas de empleo, en los Sindicatos CC OO y UGT se suscita una agria polémica, con lo cual nos preguntamos sobre si es que debiéramos seguir permitiendo que nos estafen estos “pasotas” que conforman la lista de desempleados, que inciden negativamente sobre los precios de todos los artículos para el resto de la sociedad y que además hacen su agosto con la economía sumergida que practican, en la que vienen pescando desde hace ya bastante tiempo a costilla de los que cotizamos, algunos de estos han fabricado hermosas viviendas mientras cobran el subsidio de desempleo y se van de viaje todos los años por vacaciones, mientras que los que cotizamos llevamos a cuestas una hipoteca para pagar nuestras viviendas y nos vamos de vacaciones en la guagua a la Playa de Melenara.

Nuestra calentura se torno en humor negro, cuando leemos que “Rivero no tolerará el pasotismo a los parados”, “no incentivará nunca la cultura de la pasividad, el absentismo y el pasotismo” y ha rechazado la idea de una sociedad canaria “subsidiada”.

Nos hacemos al respecto varias preguntas: ¿Tampoco sabía éste lumbreras lo que viene sucediendo desde siempre? ¿Quiénes son los que les han votado hasta ahora? Y de tomar las riendas en el asunto… ¿Quiénes les votará después?... la verdad es que no sabemos a quien coño quiere engañar con tales afirmaciones y si realmente piensa que en la sociedad canaria el 60% vive de forma subsidiada y el 40% restante somos tontos de remate.

De igual forma, el Sr. Rivero se equivoca de todas a todas y, en medio de ese fingido error, comete otro mayúsculo y se le ocurre adoptar medidas como:

1º.- Subvencionar a las Empresas que ofertan trabajo con un incentivo de productividad que sumado a los sueldos que ofertan aquellas den un total de 1,00 euro más que el Subsidio de Desempleo que no quieren soltar los “pasotas”, con lo cual puede conseguir matar dos pájaros de un tiro:
Dejar sin efecto la disculpa del pasotismo y obligarles a tomar los trabajos, para que en caso negativo se les suspenda el Subsidio de Desempleo que están cobrando, ya que, no habría después razón alguna que fundamente esos comportamientos.
Ahorrar gastos a la bolsa de desempleo, ya que, el pago de esa productividad suplementaria a los sueldos ofertados sería siempre más barata que pagar la totalidad del subsidio, o por el contrario ahorrarse la totalidad del pago a aquellos que desechen la oferta de trabajo, en la cual ganarían 1,00 euro más en el poder adquisitivo, salvo que interese mantenerla y seguir con la economía sumergida que antes mencionamos.

2º.- Hacer levantar el culo de la silla a los inspectores para que investiguen a los que figuran en la lista actual del paro y cobran el subsidio, por si están cometiendo fraude mientras cobran la prestación, sancionando severamente a las dos partes: trabajador y empresa que le ocupa indebidamente, ya que, de demostrarse tales hechos se consuma el delito de estafa a la sociedad canaria.

3º.- Que esta última actuación se extienda a todos aquellos que aún aceptando actualmente el trabajo que se les oferta por un salario superior al Subsidio de Desempleo, hayan cometido fraude con anterioridad y se les aplique las sanciones a que hubiere lugar, tanto al trabajador como al empresario que obró fuera de la ley.

Concluimos reconociendo que estas medidas pueden ser consideradas antipopulares, antisociales, antihonestas o anti lo que ustedes quieran y, que las mismas no serán jamás adoptadas por ninguna institución por recomendación política, ante el riesgo de perder votantes, los cuales tenemos claro que pagamos entre todos los que seguimos absurdamente cotizando.

Todas estas circunstancias nos llevan a creer firmemente que la situación de esta “sociedad subsidiada”, ha sido montada precisamente por los políticos, convenidas por las instituciones, favorecidas por ciertos empresarios y aprovechadas por los “pasotas fraudulentos”.

Ante ello, cada vez creemos menos en las promesas políticas de honestidad, honradez, equidad y desarrollo social, están comprando con nuestro dinero (con el de los contribuyentes, que cada vez somos menos) la conformidad, la pasividad, el absentismo y el pasotismo de esa lacra social subsidiada, que ahora cree estar en su derecho a seguir cometiendo fraude, a cambio de un voto tan impersonal como falto de conciencia y deshonesto.

Finalmente pensamos que “en el país de los ciegos, el tuerto es el rey” y entre tanto y tanto fraude, el cometido en nombre y con el sello de la oficialidad parece ser menos pecaminoso, salvo… que todo esto no deje de ser una majadería más de las nuestras.