lunes, 28 de mayo de 2018Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > El Runruneo
El Runruneo -11/01/2018 - Actualizada a las 21:04

Ejemplos de posverdad en Telde

Las invenciones se han instalado en el municipio para no marcharse y menos en el año preelectoral que tenemos por delante
La alcaldesa Carmen Hernández, el empresario Julián Gómez del Castillo y el exconcejal Ildefonso Jiménez (Foto TA)

La palabreja hizo furor en 2016, aunque su uso es algo más antiguo, y terminó haciendo un hueco hasta en el Diccionario de la Lengua Española. La posverdad, o lo que es lo mismo “distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales”.

 

Dicen los eruditos de disciplinas como las ciencias políticas, filosofía y de la sociología que estamos viviendo "la era de las posverdades", aunque otros sostienen que tampoco es del todo cierta esta afirmación porque que “la verdad nunca ha estado del todo con nosotros”.

 

Y pudiendo ser incuestionable lo uno y otro, en Telde se ha sucumbido también a este estado de la posverdad, un neologismo al que recurren los finolis -hoy todo el mundo lo verbaliza para evitar utilizar la palabra mentira- un día sí y otro también para poner de manifiesto su sapiencia (sic).

 

Ayer, el empresario Julián Gómez del Castillo se auxilió de la palabreja, en su intervención en Radio Faycán, para referirse a lo dicho por ella, la alcaldesa Carmen Hernández, en su disertación en el foro de Editorial Prensa Ibérica. Ella, la primera mandataria de Telde, dijo haber sentido "presiones de empresarios y pseudomedios" en relación con el litigio de La Mareta. Una aclaración que hizo a pregunta de uno de los asistentes en el debate posterior a su exposición.

 

Para Gómez del Castillo, que se sintió señalado por lo asegurado por Hernández, estas manifestaciones públicas son “un ejemplo de posverdad”, a lo que añadió irónicamente, tirando la piedra y escondiendo la mano, que “no voy a decir yo que la alcaldesa haya mentido”.

 

Pero es que ayer el empresario con acento meseteño dio un ejemplo de posverdad cuando afirmó, y se quedó tan pancho, que “en Telde, el alcalde en la sombra es Guillermo Reyes”, cuando él sabe mejor que nadie en dónde radica el origen de la supuesta alianza coyuntural del partido de Ciuca-UxGC con el Gobierno de Telde.

 

Invenciones sin escrúpulos y sin ningún rubor

Decíamos que la posverdad se ha instalado en Telde para no marcharse y menos en el año preelectoral que tenemos por delante. Y así asistimos a la divulgación de invenciones y falacias sin escrúpulos y sin ningún rubor. ¿O no es un ejemplo de posverdad que se asegure que el exconcejal nacionalista Ildefonso Jiménez está negociando su entrada en Más por Telde para volver a la política activa? ¿Alguien en su sano juicio puede concederle credibilidad a tamaño disparate?

 

Y como ésta decenas de falsedades que pululan a diario en las redes sociales contribuyendo al engaño y confusión de la población. Quizás sea el momento ya de una reflexión pública y serena sobre la crisis de la veracidad, ya abierta por cierto en la sociedad, antes de que sea peor el remedio que la enfermedad.