jueves, 25 de abril de 2019Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > El Runruneo
El Runruneo -28/05/2017 - Actualizada a las 22:04

Extraños compañeros de cama en Telde

En la sesión plenaria del pasado viernes se visibilizaron acercamientos entre grupos muy distanciados en otros tiempos y profundas grietas en el 'amorío' de formaciones de la oposición
Diferentes momentos del Pleno del pasado viernes (Foto TA)

Dicen que fue Winston Churchill quien acuñó la frase Politics makes strange bedfellows, o lo que es lo mismo, La política crea extraños compañeros de cama. Quien podía pensar hace tan solo unos meses que Nueva Canarias iba a dar su apoyo a unos Presupuestos Generales del Estado elaborados por el Partido Popular. Muy poca gente, la verdad. Pero es que el pragmatismo se impone en la política y así veremos el próximo martes a la alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, nacionalista de izquierdas, ella, firmando en calidad de vicepresidenta nacional de NC el acuerdo político aprobado este domingo por su partido.

 

Hernández puede que aproveche la ocasión, difícilmente va a tener otra a corto plazo, para hacer un aparte con el mismísimo Mariano Rajoy y plantearle como contrapartida que el Partido Popular de Telde haga lo propio en el Ayuntamiento de Telde y se moje prestando su apoyo a los presupuestos municipales para el ejercicio de 2017, dicen que en proceso de elaboración.

 

Y puestos a pedir, la primera mandataria podría recordarle al máximo dirigente del país que el Gobierno de España no obvie la situación económica y financiera del Consistorio teldense y la contemple en próximas ayudas económicas en forma de préstamos bancarios a bajo interés. Y también que no se olvide de sus compromisos cuando visitó el municipio tras las torrenciales lluvias de octubre de 2015.

 

Siguiendo con la frase atribuida a Churchill, en Telde sí que estamos siendo un ejemplo de que la política sirve tanto para enfrentar como aproximar a grupos que poco tienen en común. Y sí no que lo se pregunten a Unidos por Gran Canaria, que se ha convertido en el principal aliado desde la oposición del Gobierno minoritario de Carmen Hernández. La formación que lidera Guillermo Reyes, en otra época principal azote de las huestes nacionalistas, respaldó en el Pleno del pasado viernes todos los expedientes de modificaciones de crédito y de reconocimiento extrajudicial de deudas.

 

Lo que pintaba cómo una pesadilla para el Ejecutivo local se desarrolló sin problemas, vamos una sesión plenaria de guante blanco. Unidos dijo a todo que sí y el PSOE, que continúa dejándose querer, dio su visto bueno a 11 de 15 asuntos.

 

Pero ahí no quedó la cosa. El portavoz de Unidos, Juan Antonio Peña, que ha aprendido más al lado de Reyes en estos meses que en todos sus años de carrera universitaria, se desmarcó con una propuesta dirigida a la Alcaldía que agrieta aún más las heridas abiertas en los últimos tiempos en las relaciones con Más por Telde, el partido liderado por Juan Francisco Artiles, al que sin nombrarlo lo adjetivó como “colaborador necesario” del empresario, cuyo nombre tampoco citó, que con sus “insultos” ha puesto en entredicho el “prestigio y la honorabilidad” de la Corporación municipal, de sus políticos y técnicos.

 

La palmaria mejoría en las relaciones del Gobierno, especialmente de la Alcaldía, con la oposición ha coincidido en el tiempo con un notable empeoramiento del amorío, a veces más ficticio que real, que venían haciéndonos querer ver las tres fuerzas principales de la oposición. Así las cosas resulta hasta comprensible que los ciudadanos empiecen a percibir avances importantes en la gestión municipal y a ponderar que desde que se quedó en minoría el equipo de hombres y mujeres que coordina Carmen Hernández, nacionalista de izquierdas, ella, comienza a ver la luz después de un periodo de dos años de mandato en el que ha habido de casi todo.

 

El Pleno ordinario del pasado viernes sirvió para visualizar todo esto y más. Entre otras cosas que cada vez que La Mareta figure en el encabezamiento de algunos de los expedientes del orden del día el salón corporativo verá reducido en cuatro su número de ediles.

 

En verdad, cinco, porque la exalcaldesa Mari Carmen Castellano, del PP, se ha sumado a la estrategia ¿pactada? de los concejales de Más por Telde. No vino al Pleno extraordinario de marzo donde se acordó iniciar el expediente de resolución de la adjudicación del derecho de superficie de las polémicas parcelas de La Mareta y el viernes, del que inmortalizó momentos con la cámara fotográfica de su móvil (sic), hizo causa común con MxT, partido que la denunció y por el que está investigada (imputada) por el uso de fondos del ICO para pagar con intereses a Ambrosio Jiménez la devolución del dinero de la compra de una parcela segregada de La Mareta.

 

Lo dicho, la política hace extraños compañeros de cama.