viernes, 13 de diciembre de 2019Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Rostros de Telde
Rostros de Telde -07/04/2019 - Actualizada a las 18:21

Pedro Fleitas, maestro de artes marciales

Escritor y director de un centro deportivo en Telde es Medalla de Honor de la Bujiinkan
Álvaro Monzón
Pedro Fleitas

Con más de 30 libros editados sobre las técnicas orientales y de defensa personal, este agente de seguros cambió la calle por las colchonetas. Se trata de Pedro Fleitas, director de un centro deportivo en Telde.

 

Según cuenta, “estudié Magisterio y aun habiendo heredado de mi padre la profesión de agente de seguros, decidí abandonar la comodidad y zona de confort para perseguir mi sueño”.

 

A finales de los ‘80 decidió abandonar su trabajo y viajar a Japón de forma continuada para formarse en artes marciales tradicionales en todas sus áreas (técnica, filosofía, movimientos, espiritualidad, aspecto terapéutico, etc…). Más tarde fundó en 1987 (junto a su hermano Domingo, D.E.P.) su centro en la ciudad de Telde (Bujinkan Unryu Doj).

 

Director y maestro del Centro de Artes Marciales y Protección Personal Bujinkan Unryu Dojo, diirector y fundador del centro balance, donde es terapeuta y docente, Fleitas es presidente en la provincia de Las Palmas de la asociación nacional de las terapias naturales COFENAT y tutor de prácticas de la Fundación Europea de Medicina Tradicional China.

 

Ha realizado, alrededor de 130 viajes a Japón, desde 1988 donde entrena con su maestro de 88 años, el Dr. Masaaki Hatsumi. Escribe sobre terapias (anma, masaje japonés; seiho:estabilizar y movilizar; y bioenergética) y varios artes marciales ( el último libro titulado Mutó dori). Ha realizado traducciones y publicado varios libros de su maestro en español.

 

En 1990 recibe la Medalla de Honor de la Bujiinkan en un acto realizado en Tokyo. En 1993 recibe un diploma de honor por su labor de enseñanza y difusión de las artes marciales Bujinkan también en un evento internacional celebrado en Tokyo. Es un de los primeros occidentales en recibir el máximo grado de Artes Marciales Bujinkan Dojo. Además, recibió dos menciones especiales, ambas siendo nombrado Bujinkan Shi Tenno. Uno de los guardianes de estas artes en Europa.

 

En su currículo destacado su labor pedagógica con la impartición de más de 900 seminarios en España, Europa, América del Sur, América Central, Estados Unido, Nueva Zelanda y Japón. El espíritu docente le lleva a colaborar con varios medios de comunicación escritos y radio (en el cual ha dirigido su propio programa).

 

Pedro Fleitas nació en Telde en 1965, padre de un niño. Participó en el Pleno municipal de diciembre para leer el Manifiesto Institucional contra la violencia de género. Recuerda que “en la historia japonesa existió la figura de la kunoichi, temibles y afamadas guerreras. En el tatami todos somos iguales adaptados a las condiciones de cada uno”.

 

Concluimos reconociendo sus méritos y su amabilidad. No es fácil acercarse a unas técnicas y cultura oriental, tan ancestrales como complejas. Lo intentamos, él también. Sus amplias y didácticas publicaciones demuestran la labor encomendada por su maestro japonés.

 

Pedro Fleitas González

1. ¿Cómo te enteras de las noticias de tu ciudad? ¿qué medio usas habitualmente?

Mediante los medios digitales y a través de la Provincia.

 

¿Cómo te defiendes en las redes sociales/ tu preferida?

Tengo conocimientos básicos y el uso es de forma comedida según las necesidades.

 

¿Última película de cine que vistes?

Bohemian Rapsody.

 

4. ¿Último libro leído?

Las 12 etapas de la curación.

 

5. ¿Alguna recomendación musical?

Diana Krall.

 

6. ¿Tu deporte favorito?

Nadar y senderismo.

 

7. ¿Mejor sentimiento del mundo?

Asertividad, amor universal y compasión, los tres en uno para generar sabiduría.

 

8. ¿Un sueño que tengas?

Un año sabático.

 

9.¿Un temor?

Temor a la ignorancia, estrechez de mente y arrogancia humana.

 

10. Cuando eras pequeño ¿qué querías ser de mayor?

Médico y profesor de Educación Física.

 

11. ¿Uno de tus defectos?

El exceso de disciplina.

 

12. ¿Aspectos/valores que tienes en cuenta de una persona?

Lo que comunica con sus acciones y, no tanto, con sus palabras exclusivamente. La paciencia, el amor, la capacidad de sacrificio y disciplina con la que se desenvuelve. El respeto hacia los demás seres humanos.

 

13. ¿Una tienda/restaurante, etc. preferido de Telde?

Ekologio y el Restaurante Ill Sappori.

 

14.Recuerdos/anécdotas de Telde

Desde los años ‘80 he pasado mucho tiempo viajando al exterior, por lo cual me queda unos recuerdos de los tiempos previos, del colegio León y Castillo, del instituto José Arencibia, de la Fraternidad, de E Casino La Unión, de los paseos por San Francisco. Las visitas a donde nací, en la Montañeta de San Juan, en donde mi padre siempre me apuntaba hacia donde habíamos vivido. Recuerdos de mi segundo hogar cerca a la plaza de mercado antigua, aquellos terrenos inmensos donde el asfalto y el cemento brillaban por su ausencia.

 

15. ¿Qué zona de Telde sueles frecuentar?

San Juan y la zona de montañas y barrancos de Telde.

 

16.¿Un rincón de Telde especial para ti?

Taliarte.

 

17. ¿Un político/personaje nacional o internacional que te haya gustado?

Todos y ninguno.

 

18. ¿Alguien de Telde que quieras destacar?

A sus artistas, a sus profesionales, a sus maravillosos y pacientes ciudadanos. A muchísimos que no son conocidos por su nombre y que viven en el anonimato haciendo la ciudad un lugar mejor y más noble.

 

19. ¿Qué no cambiarías de Telde?

Su esencia.

 

20.¿Algún comentario de la vida política, situación social/cultural, económica de Telde?

Necesitamos aunar fuerzas lejos de deseos personales para hacer de nuestra ciudad una comunidad más próspera, sana y blindada de bienestar. Cuidar lo que tenemos con un mimo exquisito, modificar lo que no es necesario tener y blindar los aspectos esenciales que todo ser humano necesita.

 

Tener la opción de más actividades culturales y artísticas y recuperar la sonrisa histórica de una ciudad que deja correr alguna que otra lágrima de tristeza.