22/01/2023 - 21:56

Hay que asustarlos

TA ofrece la reflexión dominical del exconcejal y sindicalista Gregorio Viera Vega

Hay que asustarlos
Gregorio Viera Vega/TA.
GREGORIO VIERA VEGA

Un susto es algo qué pasa inesperadamente en algún momento y nuestro cuerpo reacciona para ponerse a salvo, el miedo es una emoción que forma parte de nosotros que tiene por objetivo preparar nuestra mente y cuerpo para una posible amenaza o peligro la cual puede resultar en enfrentar y pelear o en huir y resguardarnos. El miedo puede ser tan antiguo como la vida en la Tierra.

 

El miedo es una de las emociones primarias que todo ser humano tenemos, como la ira, la alegría, la tristeza, la sorpresa y el asco. Estas emociones son básicas y primarias porque se ha observado en todas las culturas y porque tiene una función adaptativa, nos ayuda a ajustar nuestra conducta al entorno en el que nos encontramos. Es una reacción fundamental, profundamente conectada, desarrollada a lo largo de la historia de la biología, para proteger a los organismos contra la amenaza percibida a su integridad o existencia.

 

En este siglo, se ha puesto de moda en la política moderna asustarnos. Contratan a verdaderos expertos en relatos, para primero asustarnos, luego meternos el miedo en el cuerpo, para canalizar las emociones hacia sus propuestas liberales y populistas, aunque eso lleve consigo una pérdida de derechos conquistados. No es que antes no existiera o no cumpliera este papel; el miedo o mejor, los miedos, siempre han existido y existirán. Sólo que las fuentes, las maneras de enfrentarlos y, sobretodo, el sentido que adquieren según los contextos socio culturales que hacen posible su emergencia, cambian, hay que asustarlos dicen.

 

Las narrativas del miedo se han globalizado y hoy ya es casi imposible sustraerse de esa comunidad de personas amenazadas. De-construir estos miedos, entender sus particularidades pero también el sustrato común a ellos como humanidad y sociedad, en otras palabras, hacer reflexivos los miedos, es hoy una tarea con profundas implicaciones sociales y políticas. Es que cada año que pasa nos sentimos más inseguros. Estamos en una era en la que nos azota el temor a la inseguridad del terrorismo, el temor al paro, el temor a las enfermedades, a la violencia, a la pobreza, a las nuevas culturas que nos rodean, a la inmigración, a los descontrolados fenómenos meteorológicos, al cambio climático y sus efectos.

 

Es el miedo a la sensación de haber perdido la dirección de nuestras vidas, es la desconfianza ante la desorientación de nuestros referentes políticos y sociales, y es la percepción de que poderes desconocidos nos condicionan y determinan nuestro futuro. Y es así como el miedo se convierte en una efectiva herramienta política, en un ingrediente activo de la vida política en las democracias occidentales. Tanto en Oriente como en occidente el uso político del miedo, camuflado en muchas ocasiones detrás del pánico ante los cambios culturales o la inmigración, forma parte de las estrategias de partidos y gobiernos, con notables éxitos electorales.

 

Para la mayoría de la sociedad occidental la legitimidad y credibilidad de un sistema político descansa sobre el orden y lo predecible, conceptos ambos de enorme complejidad en un mundo sometido a constantes cambios, tanto en el ámbito político como en el económico y social. Es preocupante como determinados líderes políticos y partidos usan falsedades para transmitir miedo a la población. Claro que, los mismos que hacen eso por la mañana y son aplaudidos en las redes sociales, cínicamente tienen el servicio doméstico y la atención a los mayores cubierto por una persona de origen extranjero. Y es que para la explotación no importa el color, la religión o la nacionalidad del explotado/a. Hoy, estamos convencidos de la necesidad de que la sociedad hable de sus miedos, los analice y entienda. Sólo así será posible darles cabida, de manera reflexiva, como componentes inevitables del devenir de la humanidad y no permitir que nos asusten para provocarnos el miedo.

 

Comentarios

  • JUAN LEON
    23/01/2023 - 12:54

    Pues apliquen el cuento con lo de "que viene la ultra derechaaaa" Que son los primeros en tratar de asustar a la gente.

    73
    169

Enviar Comentario

X