12/10/2019 - 14:28

Sin casa en Telde para los tapones solidarios

Todosuma Canarias lleva seis años ayudando a personas con discapacidad, pero ahora tiene que irse de su sede en Jinámar y las instituciones no le ofrecen solución para seguir con su labor social

Sin casa en Telde para los tapones solidarios
Miriam Ramírez, presidenta de Todosuma Canarias, posa con una muestra de los tapones que tienen almacenados en Jinámar (Foto C7)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Todosuma Canarias lleva seis años ayudando a personas con discapacidad, pero ahora tiene que irse de su sede en Jinámar y las instituciones no le ofrecen solución para seguir con su labor social.

 

Recolectan, clasifican, almacenan y venden tapones para obtener financiación con la que ayudar a cubrir las necesidades de personas con cualquier tipo de discapacidad. Lo llevan haciendo desde hace seis años, aunque en febrero de 2019 ejercen esta labor social bajo el nombre de Todosuma Canarias.

 

Su presidenta, Montse Ramírez, explica que dieron de alta a esta asociación para recibir alguna ayuda, pero todavía no han visto ni un euro. «Antes nos llamábamos Agüimes Solidario y al ir creciendo, los costes fueron aumentando. Llegó un punto en el que nos salía demasiado caro todo el tema del transporte y por eso decidimos convertirnos en ONG, sin embargo tenemos que esperar dos años para poder recibir algún tipo de subvención», relata esta mujer comprometida con los que más necesitan ayuda, que hace una parada en su labor de recogida de tapones para atender al periodista Ronald Ramírez, autor del reportaje que este sábado publica Canarias7.

 

Lleva toda la mañana recorriéndose Las Palmas de Gran Canaria para hacerse con su particular fuente económica. Luego tocará ir a la Asociación de Vecinos de Jinámar para su almacenamiento y clasificación.

 

Pero no por mucho tiempo, pronto tendrá que abandonar este lugar ya que los vecinos han solicitado su desalojo por lo molestosa que resulta esta actividad. «Yo les comprendo, al final es basura y el local lo utilizan otras asociaciones. Bastante hacen con permitirnos continuar en lo que encontramos un nuevo emplazamiento», agradece Montse, que fija su ira en otros objetivos.

 

«Hemos ido a todos lados y no hemos conseguido nada. En el Ayuntamiento de Telde nos dicen que no tienen espacios disponibles, pero en cambio el Gobierno de Canarias asegura que les han cedido locales para estos fines», explica, sin comprender como pueden pasarse el marrón entre ambas instituciones cuando lo que está en juego es la labor de una ONG que cubre las necesidades a las que la Seguridad Social no llega. Y en la capital, más de lo mismo. «Ahí se excusan diciendo que como tenemos la asociación empadronada en Agüimes no nos pueden ayudar, y sabemos que eso es mentira», relata con indignación.

 

Su hermano padece diversidad funcional, por lo que sabe en primera persona los esfuerzos que tienen que hacer estas personas y sus familiares para salir adelante. Empezó atendiendo solo a niños con discapacidad, pero ahora la asociación se ocupa de gente de todas las edades. «Nosotros ni tocamos el dinero, directamente se lo damos a la familia», desgranada Montse, quien realiza en solitario la mayor parte del trabajo, aunque cada vez cuenta con más voluntarios que se une a su causa solidaria. «Empecé con Manolo Ruiz, con el que me une una gran relación gracias a este trabajo, y ahora tengo gente que colabora como Dunia y Desireé Falcón, los padres de los niños a los que ayudamos y otra persona que se encarga de la recogida de tapones en la zona norte de la isla».

 

Una labor conmovedora que puede llegar a su fin por la nula ayuda de las instituciones. Ellos ponen sus coches y furgonetas particulares, asumen todos los gastos que se generan aceptando que aún no le corresponde ninguna subvención, pero solo piden un centro donde poder trabajar. «Necesitamos un local de al menos 120 metros cuadrados para el almacenaje de los tapones. Además de un baño y por el que el camión grúa que recoge el material pueda acceder», detalla. No se cansarán de pelear hasta conseguir una nueva casa porque saben que hay muchas personas con discapacidad que dependen de ellos, y eso les da todavía más fuerzas para tratar de seguir a toda costa. «Vamos a continuar trabajando y movilizándonos hasta que algún municipio nos ceda un local», desafía Miriam. Su lucha está justificada, la desidia de las instituciones, no.

 

Ya llevan 45.000 euros para once niños

Tratamientos, operaciones, sillas de ruedas, grúas, ortopedias... Todosumas Canarias aporta recursos económicos para ayudar y facilitar la vida a personas con discapacidad. De sus servicios ya se han beneficiado 11 niños gracias a los 45.000 euros que han recaudado con la venta de tapones. Ahora tienen cuatro casos abiertos cuyas ayudas corren peligro por el incierto futuro de esta ONG. Dos niños: Kalel, un pequeño de dos años con parálisis cerebral que se acaba de quedar ciego, y Francisco Javier, de 15 años, que sufre una enfermedad neuromuscular desconocida. Y dos adultos como Carmelo, que tiene un tumor cerebral, e Ilenia, con graves problemas en la vejiga.

 

Comentarios

  • Moisés Pulido
    13/10/2019 - 00:53

    Quisiera saber como se puede ayudar.

    3
    0
  • Delia Santana
    12/10/2019 - 17:11

    Por favor tienen que ayudarles estan haciendo una gran labor, sr. Alcalde no me creo que usted no tenga algún local para que puedan ponerse, si usted quiere y con buena voluntad, seguro que habrá alguno De antemano, muchas gracias

    14
    0

Enviar Comentario

X