12/10/2018 - 07:49

Las protestas del personal Taliarte abocan a negociar a la consejera socialista Vargas

La titular de Políticas Sociales convoca al comité de empresa para el lunes tras la concentración de ayer a las puertas de la residencia mixta

Las protestas del personal Taliarte abocan a negociar a la consejera socialista Vargas
El presidente del comité de empresa, Enrique Muñoz, atiende a los medios durante la protesta de ayer (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD 

Telde.- Las camareras que limpian las habitaciones de la residencia de mayores de Taliarte están en pie de guerra. Se huelen las intenciones de la gerencia del Instituto de Atención Social y Sociosanitario (IASS) de externalizar poco a poco el servicio, es decir, de contratar a una empresa privada, y no están dispuestas a ceder ni una sola plaza. Ayer encadenaron otro jueves de protesta ante la fachada del recinto.

 

Tal y como avanzó TELDEACTUALIDAD con reportaje gráfico y video, lucieron pancartas, hicieron ruido, mucho ruido, y gritaron consignas. Pero sobre la mesa hay una puerta abierta a la esperanza. El Cabildo, que es la institución de la que depende la residencia, y el comité de empresa de este equipamiento de Taliarte se han emplazado a sentarse el lunes para tratar de buscar una solución consensuada, según revela Canarias7 en crónica de Gaumet Florido.

 

La propuesta de Taliarte será contundente: no a la privatización. Enrique Muñoz, presidente del comité de empresa, confía en alcanzar un acuerdo. De entrada, ayer informó de que le había llamado la propia consejera del área, Carmen Luz Vargas, para emplazarle a una reunión este próximo lunes y para, de paso, pedirle disculpas por la tardanza en atender a sus reiteradas demandas.

 

Muñoz avanzó que su propósito era sentarse ayer con las compañeras del servicio, una vez acabara la concentración, para consensuar la propuesta con la que se presentarán ante los gestores del Cabildo. A su juicio, el tapón no está en la consejería, sino en la gerencia del IASS, a la que atribuye las ansias de privatizar.

 

Con todo, adelantó a los periodistas que, en esencia, lo que pedirán a Vargas es que se repongan cuanto antes las dos plazas que quedaron vacantes este año (son 29, pero se han quedado en 27), que cumplan la sentencia que les obliga a retrotraer los turnos de la plantilla y que vuelvan a contratar a las dos trabajadoras que no renovaron a uno de enero de 2018 y que reforzaban el servicio los fines de semana.

 

Precisamente fue la ausencia de este personal extra para sábados y domingos la que motivó la decisión de la dirección de la residencia de obligarles a modificar sus turnos de trabajo, con la sobrecarga de tarea que supone.

 

Muñoz les hará ver que la privatización ni es más barata ni aporta más calidad asistencial.

 

Enviar Comentario

X