08/05/2020 - 07:28

Un boya oceanográfica para estudiar el cambio climático en la bahía de Gando

La ULPGC y la ULL lideran este proyecto

Un boya oceanográfica para estudiar el cambio climático en la bahía de Gando
Imagen de la operación de fondeo de la boya (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD
Telde.- La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y la Universidad de La Laguna (ULL) fondearon el pasado 26 de marzo en la bahía de Gando una primera boya oceanográfica con sensores específicos de medida del contenido de dióxido de carbono, acidificación y ruido submarino.

 

Todo ello, indican desde la ULPGC, dentro del proyecto CanBIO y la iniciativa CanOA, y a pesar de las circunstancias de limitación de la movilidad decretadas por la pandemia del COVID-19.

 

Este proyecto, el primero de financiación público-privado de Canarias con participación del Gobierno regional y la Fundación Loro Parque, tiene como objetivo fundamental el establecimiento de una red de monitorización del cambio climático, la acidificación oceánica y el ruido submarino en las Islas, y de sus relaciones con la biodiversidad y los ecosistemas marinos.

 

El grupo de investigación QUIMA del Instituto de Oceanografía y Cambio Global de la ULPGC ha sido el responsable del desarrollo fisicoquímico de la boya, con la inclusión de sensores autónomos capaces de medir para el agua de mar superficial tanto la variabilidad de la temperatura y salinidad, de sus contenidos de oxígeno disuelto y clorofila como del pH del agua de mar (medida de la acidez) y el flujo entre la atmósfera y el océano de dióxido de carbono presente en la atmósfera. Los sensores permiten determinar esas variables 8 veces a lo largo del día (3 horas de frecuencia) para estudiar variaciones de alta frecuencia a lo largo de los 3 años de duración del proyecto, en principio hasta finales del año 2022.


Todos los datos generados por el proyecto CanOA, que incluyen esta boya y otra en diseño, a fondear en breve en la Isla de El Hierro, junto con los ya generados por los equipos instalados por el grupo QUIMA en los buques Benchijigua (Fred Olsen Express) y RENATE P (Nisa Marítima) se hacen públicos a través del blog del grupo QUIMA y forman parte de la red internacional de acidificación oceánica GOA-ON y de dióxido de carbono SOCAT. Estos datos entrarán en breve a formar parte de la base de datos de GRAFCAN como parte también del proyecto INTERREG MAC 2014-2020, RESCOAST.


Por su parte, el grupo de investigación de Bioacústica Física y Multi-Sensores Distribuidos de la ULL ha desarrollado un sistema de monitorización acústica pasiva (PAM) para proporcionar secuencias temporales de niveles de sonido ambiente antropogénica y biogénica y establecer un mapa de ruido marino. El sistema PAM es idóneo para determinar la presencia o ausencia de organismos marinos que se comunican mediante sonidos y detectar de manera sencilla cambios en los ecosistemas costeros que podrían estar asociados al cambio climático o a otros factores locales o globales.


La boya oceanográfica, adquirida como parte del proyecto CanBIO y suministrada por la empresa DC-Servicios Ambientales, ha contado para su desarrollo y fondeo con el soporte técnico la empresa canaria ECOS - Estudios Ambientales y Oceanografía S.L y con la ayuda y asesoramiento para su fondeo por parte del Ejército del Aire.

 

Enviar Comentario

El envío de Comentarios está deshabilitado temporalmente por superarse en estos momentos el cupo de mensajes pendientes para su verificación. Inténtelo más tarde
X