09/03/2020 - 15:05

"Yo no se nada de Yéremi"

Antonio Ojeda, El Rubio, abandonó este lunes la prisión del Salto del Negro tras cumplir cinco años por agresión sexual a un menor

Antonio Ojeda, en una imagen de archivo Foto EFE / Elvira Urquijo A.)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- El agresor sexual que durante meses ha sido el principal sospechoso de la desaparición del niño Yéremi Vargas ha salido este lunes de prisión defendiendo su inocencia: "Yo no sé nada de Yéremi", ha dicho a los reporteros.

 

Antonio Ojeda, El Rubio, ha abandonado este lunes del centro penitenciario de Juan Grande tras cumplir los cinco años de cárcel que la Audiencia de Las Palmas le impuso por haber agredido sexualmente a un niño el 12 de julio de 2012 en El Doctoral.

 

El tribunal consideró probado que Ojeda abordó a un niño que estaba jugando solo en una calle de El Doctoral (localidad del sureste de Gran Canaria colindante con Vecindario), le engañó para que le acompañase a su chabola con la promesa de que le iba a regalar una bicicleta y, una vez allí, le agredió sexualmente.

 

La similitud de lo que le pasó a ese niño con lo que los investigadores creen que le pudo haber sucedido cinco años antes, el 10 de marzo de 2007, a Yéremi en Vecindario y, sobre todo, una serie de comentarios que varios presos dijeron haberle escuchado situaron a Ojeda como sospechoso de la desaparición del pequeño Vargas.

 

De hecho, Ojeda fue investigado a raíz de ello por la desaparición y posible muerte de Yéremi Vargas, pero los cargos que se formulaban contra él al respecto fueron archivados por falta de pruebas por el Juzgado número 2 de San Bartolomé de Tirajana en octubre de 2017, en una decisión ratificada por la Audiencia de Las Palmas.

 

"Yo no he hecho nada, me he comido cinco años sin culpa ninguna", ha manifestado Ojeda a los informadores que le esperaban esta mañana a la salida del centro penitenciario.

 

"Yo no se nada de Yéremi, no se nada de nada, y estoy aquí cumpliendo cinco años", ha insistido.

 

Cuando los informadores le han recordado que no estaba en prisión como sospechoso de la desaparición de Yéremi, sino como autor ya condenado por una agresión a otro niño, El Rubio ha insistido en su versión de que él no hizo "nada".

 

Preguntado por dónde va a ir, Ojeda ha dicho que no sabe. "Me da lo mismo que en Vecindario no me quieran, con que me quiera Dios tengo suficiente".

 

Antonio Ojeda sale de la cárcel la víspera de que se cumplan 13 años de la desaparición de Yérimi Vargas, que hoy tendría 20 años. Sus anunciaron hace meses que pedirán que se reabra el caso y que intentarán que otro juez revise los indicios recopilados por la Guardia Civil contra El Rubio. EFE

 

Enviar Comentario

X