14/01/2020 - 19:17

Morales ve "más logros" que impacto en el radiotelescopio de Tamadaba

La Unesco ha trasladado a España las quejas de tres colectivos ecologistas

Morales ve
Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha valorado las quejas de grupos ecologistas en contra de la instalación del radiotelescopio en Artenara (Cruz de Acusa), por ser más "los logros para la isla que el impacto que pueda tener en el medio", que solo sería de tipo visual.


Aunque ha insistido en que "no es un proyecto del Cabildo, sino del Instituto Geográfico Nacional" y, por tanto, no le compete la decisión, en su opinión "más allá del impacto paisajístico o visual, el Cabildo entiende que la propuesta del Estado y del Instituto es buena para la isla, España, Canarias y el planeta".

 

Además, ha subrayado que la previsión es que las obras comiencen en el mes de septiembre y que en el estudio del impacto medioambiental está contemplado que "se respeten los tiempos de edificación para que no haya afecciones en el medio natural".


Del mismo modo, "se han hablado de diferentes cantidades de talas" y en comunicación con el Instituto Geográfico Nacional se nos ha indicado que serán en torno a 100 o 150 pinos jóvenes de repoblación, y que se "repoblarán miles de ellos” en compensación, ya que "el 1 % del proyecto se destina a ese fin y están dispuestos a aportar más".


El Estado, ha recordado, ha estudiado "ocho espacios en la isla" y ha decidido que "este es el lugar que reúne las condiciones necesarias para el trabajo de este radiotelescopio".


Este dispositivo "pertenece a una red mundial de 40 distribuidos en diferentes áreas del planeta y de los cinco continentes", y este en concreto a "un tridente que va desde Sudáfrica a Azores, Canarias y medirá los movimientos de la placa tectónica africana y los aumentos del nivel del mar", permitiendo "indicadores de primer orden para la lucha contra el cambio climático".


Ante la queja de grupos ecologistas por la ubicación del telescopio dentro de la zona Patrimonio de la Humanidad, Morales ha señalado que la Unesco "ha hecho lo normal, trasladarla al Estado español que es el que debe pronunciarse con este tema".

 

Otro asunto, ha señalado, "es que sea incompatible con el Patrimonio Mundial", algo que "no es probable" ya que "se da en otro lugares del mundo con instalaciones científicas de estas características”. Igualmente, ha recalcado, "lo decidirá el Estado español y el Instituto Geográfico Nacional como promotor", que ha expresado "voluntad de darle continuidad al proyecto".


Para Morales, "los objetivos y los fines del proyecto están por encima del impacto visual que pueda haber, porque no hay otro impacto".


En cuanto al proceso, Morales ha explicado que es "una propuesta del Estado español, que ha pedido un suelo y se ha cedido".


El Instituto Geográfico Nacional, por su parte, "ha pedido un estudio de impacto medioambiental que reúne todas las condiciones exigidas por todas las administraciones y ha pasado todos los filtros y la exposición pública".


"No se puede cuestionar la legitimidad de todas estas administraciones, que consideran que se debe defender el proyecto", ya que "no es una propuesta de un promotor privado de carácter económico sino científico de primer orden para el mundo", en lo relativo “al cambio climático y que posiciona a Gran Canaria en el mapa internacional en investigación", ha valorado.


El radiotelescopio, que ha sido objeto de la campaña Tamadaba no se toca de varios grupos ecologistas, contará con una estructura de 17,8 metros de altura, 52 metros cuadrados de superficie y 13,2 metros de diámetro. EFE

 

La Unesco traslada a España las quejas de los ecologistas

Por otro lado, la Unesco ha trasladado a España una queja de tres colectivos ecologistas de Canarias contra la construcción de este gran radiotelescopio, una instalación que los denunciantes consideran que puede tener impacto sobre el espacio protegido como Patrimonio de la Humanidad en la cumbre de Gran Canaria.

 

Los promotores de la denuncia son las asociaciones Ben Magec-Ecologistas en Acción, La Vinca y Parents For Future, que consideran que levantar un radiotelescopio de 13,2 metros de diámetro y 17 metros de altura en Tamabada puede resultar "tremendamente impactante" para el paisaje protegido por la Unesco bajo el nombre Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria.

 

Los ecologistas se quejan de que este proyecto haya "recibido el visto bueno de las administraciones públicas canarias, entre ellas el Cabildo de Gran Canaria, que no ha puesto pegas al mismo y a las instalaciones auxiliares en la evaluación ambiental del proyecto pese a que se localiza en una área protegida por la Red Natura 2000 de la Unión Europea".

 

La respuesta de la Unesco acusa recibo de la queja, precisa que la ha trasladado a las autoridades españolas para "su revisión y comentarios" y pide a los denunciantes un mapa con la ubicación de elegida para el telescopio para "comprobar su relación exacta con los límites del bien Patrimonio de la Humanidad".

 

De esas tres frases, los denunciantes deducen que "la Unesco cuestiona la instalación de un radiotelescopio en el paisaje Patrimonio de la Humanidad de Risco Caído" y que el reconocimiento internacional de este enclave arqueológico prehispánico y el territorio que lo rodea está "en peligro". EFE

 

Enviar Comentario

X