08/01/2020 - 16:17

Detienen en Gando a un timador que se hizo con 34.000 euros utilizando billetes tintados

Formaba parte de un grupo itinerante que operaba en la provincia y en el resto del territorio nacional

Detienen en Gando a un timador que se hizo con 34.000 euros utilizando billetes tintados
Imagen de archivo de un vehículo de la Guardia Civil (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- La Guardia Civil ha detenido en Gran Canaria a un hombre acusado de estafa por los sistemas conocidos como “nigeriana” y “billetes tintados” con lo que se abría apropiado de 34.000 euros, según indica en un comunicado.

 

El detenido formaba parte de un grupo itinerante que operaba en la provincia y en el resto del territorio nacional. A raíz de la denuncia de una víctima, a mediados del año pasado se iniciaron las investigaciones, que permitieron identificar a dos personas como presuntos autores de dicha estafa y detener a M.N.T. en el Aeropuerto de Gran Canaria el pasado 17 de diciembre.

 

La Guardia Civil trabaja en la localización y detención del segundo presunto autor de la estafa, un ciudadano de Camerún, que está identificado.

 

Este tipo de estafa comienza con la captación de posibles víctimas, con solvencia económica o con urgencia de ella, a las que acceden mediante anuncios en Internet de pequeños y medianos empresarios que traspasan negocios en su mayoría.

 

A continuación contactan con ellas y les proponen un “negocio seguro” con grandes beneficios económicos que oscilaban entre el 200 o 300%, ganándose paralelamente su confianza, que consiste en obtener billetes o dinero de curso legal a partir de unos negativos o modelos que ellos poseen, pero a cambio de adelantar una determinada cantidad de dinero verdadero para usarlos como base de los modelos o negativos citados.

 

Los estafadores explicaban a sus víctimas que dichos negativos eran dinero de curso legal, con la salvedad de aplicarles un último reactivo químico para que adquirieran la tonalidad final de cualquier billete de dinero, necesitando para ello billetes con el proceso finalizado, o sea, de curso legal o en funcionamiento.

 

Para terminar de convencer a sus víctimas realizaban en su presencia una prueba material con los negativos mencionados, que consistía en pedirle un billete de curso legal a la víctima, colocando encima el modelo o negativo en un envoltorio de papel de aluminio y a continuación lo presionaban fuertemente.

 

Luego los estafadores inyectaban un líquido con una jeringuilla en el envoltorio en cuestión y dejaban trascurrir unos minutos, pasados los cuales deshacían el envoltorio y aparecían dos billetes iguales pero con diferente numeración.

 

Para consumar el delito los estafadores hacían entrega de ese nuevo billete a la víctima, y le pedían que cotejase su legalidad en cualquier banco.

 

La clave de la estafa está en esta última operación citada, ya que los estafadores lo que hacen realmente es introducir en dicho envoltorio un billete de curso legal pero tintado o ennegrecido, el cual pierde esa primera capa con el líquido que se inyecta en el mencionado envoltorio de papel de aluminio.

 

Trascurridos unos días para que sus víctimas se convenzan del “negocio seguro”, los estafadores los avisaban de nuevo y les invitaban a entregar una cantidad de billetes con los que crear más dinero a partir de los citados negativos.

 

Finalmente y para consumar la estafa los supuestos autores quedan nuevamente con la víctima, envuelven el dinero de curso legal en varios envoltorios y les aplican un líquido, pero en un momento de despiste o distracción de las víctimas, les dan un cambiazo y éstos se llevan los paquetes con los negativos, haciéndoles creer que el interior se encuentra el dinero, pero en realidad son papeles negros sin valor alguno.

 

Finalmente los presuntos autores abandonan el lugar o ciudad para trasladar la estafa en búsqueda de nuevas víctimas. EFE

 

Comentarios

  • Antonio García
    08/01/2020 - 16:46

    En Gando o en el Aeropuerto de Gran Canaria?

    42
    3
  • Antonio García
    08/01/2020 - 16:34

    Y los que se prestaban al juego no tiene delito? Porque sabían que lo que se estaba haciendo no era legal. Eso es como lo del estafador estafado.

    21
    0

Enviar Comentario

X