24/12/2019 - 11:10

Foresta planta 4.000 árboles en zonas afectadas por los incendios forestales

En Fuente Fría, Caideros Navarro y Montaña La Remilla

Foresta planta 4.000 árboles en zonas afectadas por los incendios forestales
El proyecto ha contado con la colaboración del Cabildo de Gran Canaria y el apoyo de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas d Gran Canaria.- La Fundación Foresta ha plantado en apenas dos meses 4.000 árboles a pocos kilómetros de la zona donde se originaron los incendios de Gran Canaria el pasado agosto, en concreto en Fuente Fría, Caideros Navarro y Montaña La Remilla.

 

Esta plantación ha sido posible gracias a un proyecto que nació de la demanda social generada a raíz de los incendios del pasado verano en Gran Canaria, destaca el comunicado remitido este lunes por la Fundación.

 

Desde que se originó el incendio hasta la actualidad más de 10.000 personas han demandado involucrarse en la restauración ambiental de los montes, y esta ola humana cargada de energía ha sido canalizada a través de un Plan de Voluntariado que organizado por Foresta, en coordinación con el Cabildo Insular.

 

Este trabajo se centra en un plan con una veintena de actividades de restauración, de las cuales seis ya han sido ejecutadas en este 2019, con un total de 4.000 árboles plantados por casi 900 voluntarios, venidos incluso desde otras islas del archipiélago.

 

Los trabajos este año se han centrado en la retención de suelos a través de la plantación de un sotobosque de monteverde bajo pinar, enriqueciendo así el ecosistema, frenando la erosión y aumentando la biodiversidad de una zona que fue arrasada por el fuego.

 

De cara a 2020, la Fundación tiene previsto continuar con la celebración de las jornadas de voluntariado con catorce nuevas acciones que contemplan desde la plantación de más árboles hasta las tareas de mantenimiento y riego hasta el próximo verano.

 

También se harán otros trabajos como el control de especies invasoras permitiendo así que el ecosistema se acerque mucho más a la vegetación potencial de la zona.

 

Cada una de las actividades, además de enseñar y dar la posibilidad de plantar árboles, se erige como una herramienta de educación ambiental, ya que sirve para aleccionar a los voluntarios materia ambiental.

 

Los ecosistemas, las propiedades y características de los árboles, el clima, los bulos del incendio son entre otras cosas la información que se traslada a los voluntarios para que comprendan la importancia de su participación en estas tareas.

 

Las próximas acciones de restauración medioambiental tendrán lugar los días 11, 12, 17, 18 y 19 de enero, y el resto de fechas se podrán consultar a través de la página de la Fundación. EFE

 

Enviar Comentario

X