15/12/2019 - 08:37

Abierto el carril central de la GC-1 a su paso por el Tívoli

A primera hora de esta madrugada concluyeron los trabajos de instalación de los más de 40 pilotes, a 10 metros de profundidad, para asegurar el terreno

Abierto el carril central de la GC-1 a su paso por el Tívoli
El consejero insular de Obras Públicas, Miguel Ángel Pérez con el consejero regional del área, Sebastián Franquis, esta madrugada en la obra (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- El Cabildo abrió a primera hora de la madrugada de este domingo los carriles izquierdo y central de la autovía GC-1, a la altura del Tivolí.

 

Así lo anunció en su perfil de Twitter el consejero de Obras públicas de la institución insular, Miguel Ángel Pérez, que resaltaba su agradecimiento por su “esfuerzo e implicación” a los técnicos de Carreteras y operarios de las empresas adjudicatarias de las obras”.

 

El carril central, a la altura del Tívoli, reabrió esta madrugada tras la instalación de los más de 40 pilotes, a 10 metros de profundidad, para asegurar el terreno. También se sigue trabajando de manera muy intensa para la habilitación de los carriles paralelos que aliviarán el tráfico en la zona, obra que verá la luz a principios de año.

 

 

 

 

 

Día intenso de trabajos

El día de ayer fue nuevamente de una enorme intensidad en torno a las obras que se están ejecutando en la GC-1, a la altura del Tívoli, para intentar cumplir con los plazos previstos e intentar aliviar el tráfico en la zona antes de que arranque una nueva semana, según informa Canarias7.

 

Durante esta madrugada se reabrió el carril central, tras la instalación por parte de Keller Cimentaciones y Top Canarias de los más de 40 pilotes, a 10 metros de profundidad, para asegurar el terreno. «El servicio de Obras Públicas, a través de la empresa Lopesan, han continuado, sin descanso, los trabajos de perforación», destaca una nota emitida ayer por el Cabildo. Este carril central se abre únicamente para vehículos ligeros tras el cosido con micropilotes de su estructura, por lo que los vehículos pesados como guaguas y camiones deberán seguir transitando por la circunvalación GC-3, tal y como informó en su día el consejero de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Ángel Pérez.

 

La apertura del carril central producirá un ligero alivio, pero las colas continuarán en la zona en el inicio de una nueva semana de restricciones de tráfico. A partir de este momento, el objetivo marcado es poder dar continuidad al resto de la obra que se prevé esté para finales de año. En marcha se encuentra el proyecto de creación de tres carriles adicionales, aprovechando la zona ajardinada, para que pueda estar operativo el 1 de enero de 2020, fecha en la que podrá regresar a este tramo de la GC-1 la circulación de guaguas y del resto del transporte pesado. Una vez que se abran al tráfico los viales provisionales se procederá a demoler la calzada en esa parte de la vía y a rehacer el muro, que tendrá entre 12 y 15 metros de alto y 60 de largo, una actuación que podría estar acabada a finales de junio.

 

La reparación de la infraestructura, al igual que los carriles que discurrirán temporalmente por la zona que venían ocupando 48 palmeras -que se han trasladado y trasplantado al final de la antigua carretera de Telde a Jinámar, a unos 500 metros de distancia- se ha adjudicación de emergencia a la empresa Lopesan por 1.556.000 euros. Estos trabajos se espera estén ejecutado a finales de junio.

Se trabaja de forma intensiva en tres turnos con el objetivo de que la vía recupere su capacidad de tráfico lo antes posible, mientras que, de forma paralela, se ejecutará una obra de gran envergadura para la reforma completa del tramo afectado por el derrumbe del muro de contención.

 

Restricciones

Al menos en las tres próximas semanas, todo el transporte pesado y público seguirá desviado por la GC-3 (circunvalación), lo que ha obligado estos días a alterar también algunos tramos de otras vías. Así, la desembocadura del túnel de San José tiene desde hace días la salida franca hacia la Avenida Marítima en el nudo de Lady Harimaguada, lo que implica que se condena un carril en esa zona para facilitar el acceso de los vehículos que llegan desde la cirncunvalación.

 

Las obras de la GC-1 siguen teniendo en vilo a miles de personas

El Cabildo de Gran Canaria ha diseñado una respuesta de urgencia al derrumbe que ha obligado a cerrar dos de los tres carriles de la GC-1 en el acceso desde el sur a Las Palmas de Gran Canaria. La pasada madrugada, con la reapertura del carril central, se ha dado un pequeño paso, pero el trabajo sigue siendo arduo en la zona. El siguiente paso es el desvío del trazado actual hacia el interior, lo que ha afectado a unas 50 palmeras que ocupaban la mediana de la autovía, la carretera con más densidad de tráfico de Canarias. El proyecto permitirá habilitar tres carriles provisionales, pero la obra requiere de al menos tres semanas para estar terminada, por lo que probablemente no estará en funcionamiento hasta la primera semana de enero.

 

Enviar Comentario

X