El Centro de Interpretación de Risco Caído, preparado para recibir a visitantes

Guía al público por la historia aborigen desde que pisó Gran Canaria, hasta que decidió quedarse y vivió su devenir hasta la conquista

El Centro de Interpretación de Risco Caído, preparado para recibir a visitantes
El acto de inauguración tuvo lugar este sábado (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- El Centro de Interpretación de las Montañas Sagradas de Gran Canaria ha quedado hoy oficialmente inaugurado para recibir a los cientos de visitantes que querrán conocer los secretos del mundo de los aborígenes de Gran Canaria, así como la neocueva de Risco Caído, una réplica exacta del extraordinario templo lunisolar olvidado durante 500 años y cuyo descubrimiento propició la declaración de la caldera de Tejeda como Patrimonio Mundial de la Unesco el pasado 7 de julio en Azerbaiyán.

Aún extasiados por el acontecimiento, el viaje y el entusiasmo con el que Gran Canaria ha acogido la gran noticia, el presidente del Cabildo, Antonio Morales, el director general de Patrimonio Histórico del Gobierno canario, Miguel Ángel Clavijo, y el alcalde de Artenara, Jesús Díaz, inauguraron las instalación junto a decenas de vecinos que no quisieron perderse la ocasión y de personas que, de un modo u otro, han colaborado para lograr encumbrar el legado aborigen a lo más alto del planeta, toda una responsabilidad para conservarlo y legarlo a la humanidad por cientos de años más que el Cabildo acoge con entusiasmo.

Guiados por el coordinador del proyecto, José de León, los congregados recorrieron las salas del Centro de Interpretación, que supone recorrer bajo tierra cuevas hasta llegar al lugar en el que quedará instalada la réplica de Risco Caído, una enorme oquedad que ya muestra la silueta de la original y que será idéntica cuando la instale Fastum Arte, una de las mejores empresas del mundo en el sector y que ha trabajado en la réplica de tumbas egipcias, entre otras reproducciones de valiosos vestigios.

Conducidos por cortometrajes, el visitante revivirá el momento en el que los primeros pobladores llegaron a la isla y, tras pasar un tiempo en la costa, decidieron adentrarse y descubrir la imponente cuenta de Tejeda, observará sus caras ante su grandiosidad, unos rostros que no han dejado de mostrar hasta la actualidad toda aquellas personas que se asoman por primera vez al espectáculo de acantilados, protuberancias y riscos de esta fascinante orografía que dejó la colosal actividad volcánica que formó Gran Canaria.

Las recreaciones mostrarán la vida cotidiana de los aborígenes, su paso por las selvas de laurisilva, textos líbico-bereberes, y el momento en el que el pueblo decidió instalarse en Gran Canaria, y lo hacen mostrando a los isleños actuales cómo eran sus cuevas y su vida, en la que fue fundamental el papel de lo sagrado.

Los triángulos públicos juegan un papel clave en la sacralidad de esta sociedad matrilineal, tanto que Gran Canaria presenta la mayor concentración del planeta, los hay en decenas de cuevas, incluso fuera del ámbito declarado Patrimonio Mundial, donde también hay templos, si bien es la cumbre, como lugar de nexo entre la tierra y el cielo, la que concentra los vestigios más sagrados.

El momento sublime se produce con los rituales que tienen lugar en el Bentayga, una mujer vertiendo leche en las cazuelas horadadas en la roca a la espera de que el sol fertilice la tierra, un hecho que se produce en el exterior, y ahí justamente radica la grandiosidad de Risco Caído porque, gracias a unos sombrosos conocimientos de geometría, matemáticas y arquitectura, logran introducir el fenómeno en el interior de esta fascinante cueva.

Esencial fue para ello el control de los astros, por eso el visitante contemplará a un padre enseñar a su hijo las estrellas y sus movimientos, pues de ese legado dependía el futuro de aquella antigua sociedad, tanto para calcular los momentos de la siembra, como para ejecutar sus ritos propiciatorios para lograr lluvias y buenas cosechas, todo un firmamento que es de los tres cielos más limpios del mudo para la observación y eso le ha valido también el título de Destino Startlight.

Y así hasta 1460 y el entorno de Risco Caído, la sagrada Artevigua y sus acantilados, un entorno y una época que, junto al conjunto del ámbito, sigue en estudio a través de documentos del siglo XVI y XVII, algunos de ellos de la Inquisición referidos a mujeres que “machacaban hechizos en la roca” de la cueva de Juan el de Artevigua, prosiguió relatando José de León, encargado de hacer sonar las ancestrales lapas en el plenario del Comité de Patrimonio Mundial en Bakú.

La última sala es un homenaje a las personas que han heredado y mantenido todo un legado oral y cultural directamente procedente de los aborígenes para acabar el recorrido, ya completamente inundados por el espíritu de los antepasados de Gran Canaria, en la mágica neocueva de Risco Caído, donde el fenómeno del haz de luz del Sol al fecundar la tierra y recorrer sus triángulos públicos podrá ser disfrutado sin dañar la original.

El público también se podrá admirar la entrada de la luna, y es que controlar los astros hasta lograr introducir ambos astros es lo que convierte a este templo en un lugar tan excepcional que no ha dejado de maravillar a expertos nacionales e internacionales y que estará disponible antes de final de año.

Este centro “nos da una imagen de este espacio extraordinario, los hombres y mujeres de cualquier lugar del mundo podrán conocer la realidad de este paisaje cultural”, apuntó Morales, quien volvió a resaltar la elogiar la colaboración interadministrativa y detalló que la inversión ha ascendido a 750.000 euros.

Este instrumento pedagógico es “maravilloso e importante para que la población sepa lo que es un paisaje cultural y por qué nos han premiado, y además va a tener la posibilidad de proteger el tesoro original”, apuntó Miguel Ángel Clavijo, quien resaltó la necesidad de lograr transmitir que las Montañas Sagradas de Gran Canaria son “una auténtica excepcionalidad en el planeta”.

La reproducción de Risco Caído es una gran idea porque “las huellas que nos dejaron nuestros aborígenes, seguro que con las huellas nuestras lo íbamos a destrozar”, apuntó el alcalde de Artenara, quien no pudo ocultar su orgullo porque el legado que escondía su municipio ahora sea Patrimonio Mundial junto a los enclaves de Tejeda, Agaete y Gáldar.
 

 

Comentarios

  • Carmen Santana
    14/07/2019 - 17:15

    Precio de la entrada a dicho recinto?Me encantaría visitarlo junto ala familia. Gracias y feliz tarde

    0
    0

Enviar Comentario

X