09/07/2019 - 18:37

Risco Caído tendrá una réplica que podrá visitarse

El próximo sábado se inaugurará el centro de interpretación

Risco Caído tendrá una réplica que podrá visitarse
La réplica exacta de la cueva será a escala 1:1 y estará lista en noviembre (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- La cueva de Risco Caído, declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, tendrá una réplica exacta de la original que se podrá visitar antes de final de año, con el fin de evitar el deterioro que sufriría el lugar si se abriera a todos quienes desean conocerla.

 

Así lo ha indicado este martes el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, quien ha destacado "la enorme responsabilidad" que supone esa declaración y la obligación de preservarlo para el futuro, además de que la Unesco obliga a rendir cuentas cada dos años sobre las medidas de protección que se establecen.

 

En la zona declarada patrimonio se están llevando a cabo estudios para analizar qué capacidad de carga tiene este yacimiento prehispánico para preservarlo.

 

El próximo sábado se inaugurará un centro de interpretación sobre el sitio y próximamente se abrirá un centro de visitantes, en fecha aún sin determinar.

 

Asimismo, a partir de la próxima semana se pondrá en marcha una Fundación de Risco Caído y las Montañas Sagradas, que velará por la conservación del lugar y será financiada por el Cabildo de Gran Canaria, aunque también se buscará la contribución de otras administraciones.

 

"Ya se están haciendo cosas y no vamos a parar", ha dicho el presidente del Cabildo, quien ha insistido en la gran responsabilidad que la declaración de la Unesco conlleva.

 

La réplica de Risco Caído "es una reproducción exacta de la cueva real" y en ella podrán observarse los equinoccios y los solsticios de manera simplificada, ha asegurado el director técnico del proyecto, José de León.

 

El paisaje cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas se extiende por 18.000 hectáreas de la Caldera de Tejeda, que incluyen yacimientos arqueológicos prehispánicos de asentamientos trogloditas con templos y marcadores de claras connotaciones astronómicas.

 

En la cueva original hay una pequeña claraboya en su bóveda, que permite la entrada de la luz del sol y de la luna y provoca un haz que se proyecta sobre sus paredes.

 

Solo en el solsticio de verano, las primeras luces del día recorren las paredes de lado a lado e iluminan una serie de grabados rupestres con forma de triángulos púbicos que los arqueólogos relacionan con símbolos de la fertilidad.

Lo mismo ocurre en el solsticio de invierno con la luz de la luna llena.

 

José de León ha destacado que el sitio cultural Paisaje de Risco Caído y los espacios sagrados de montaña de Gran Canaria no es solo la cueva, sino una zona de casi 18.000 hectáreas entre la zona nominada (9.425 hectáreas) y la zona de amortiguamiento (8.557 hectáreas), algo más del 11 % de toda la superficie de la isla.

 

Las denominadas montañas sagradas de Gran Canaria constituyen un conjunto de yacimientos arqueológicos de los antiguos canarios repartidos por los municipios de Artenara, Tejeda, Agaete y Gáldar. EFE

 

Enviar Comentario

X