03/07/2019 - 17:17

Ramírez le dijo a su exsocio que su grabación de Alba era su "seguro de vida"

Héctor de Armas asegura que el presidente de la UD Las Palmas pretendía el archivo de las diligencias por un supuesto fraude fiscal

Ramírez le dijo a su exsocio que su grabación de Alba era su
El empresario Héctor Armas durante su declaración como testigo en la tercera sesión del juicio que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias sigue contra el juez Salvador Alba. EFE/Elvira Urquijo A.

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- El exsocio del Miguel Ángel Ramírez, Héctor de Armas, ha declarado este miércoles ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que el empresario le dijo que había encontrado "su seguro de vida" en una grabación que le había hecho al juez Salvador Alba, que instruía entonces contra él una causa penal por un delito fiscal.

 

De Armas ha manifestado que lo que pretendía Ramírez con esa grabación era el archivo de las diligencias que, por entonces, Alba instruía contra él por un supuesto fraude fiscal.

 

El actual administrador de Seguridad Integral Canaria ha explicado que su situación procesal en este juicio, donde inicialmente era testigo de las acusaciones, ha cambiado para pasar a ser testigo de la defensa de Alba por "un deber de conciencia", ya que la "libertad y la carrera" del magistrado "corre peligro" por los delitos de delitos de prevaricación, cohecho, falsedad y revelación de secretos que se le imputan.

 

"Una tarde, pasadas las cinco, cuando no quedaba mucho personal en la empresa, Ramírez entró como un niño el día de Reyes con un 'pendrive' en la mano diciéndome: mira lo que tengo aquí", ha relatado De Armas, quien ha proseguido diciendo que cuando el empresario puso el dispositivo en su ordenador pudo escuchar una grabación de más de una hora de duración en la que identificó las voces de Alba, Ramírez y su exabogado Sergio Armario.

 

De Armas ha dicho que en esa grabación escuchó cómo Ramírez le decía a Alba que con la fianza que le había puesto, de 35 millones de euros, "los bancos le iban a cerrar los créditos".

 

Asimismo, oyó cómo el magistrado le recomendaba que planteara un recurso y cómo el empresario le sugería que la cuantía fuera de 1,3 millones, cantidad que él creía que cubriría una póliza de seguros suscrita con Mapfre, si bien "al final esa fianza hubo que depositarla en dinero".

 

También ha afirmado que Ramírez le aseguró que había especialistas que podrían "limpiar" esa grabación de forma que "ni la Guardia Civil se diera cuenta", para que pudieran omitirse en ella las menciones a personas como el entonces ministro de Industria, José Manuel Soria; el presidente del TSJC, Antonio Doreste; o el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro.

 

El exsocio de Ramírez también ha asegurado al tribunal que el antiguo dueño de Seguridad Integral Canaria le contó que, en una escala que realizó en Madrid de vuelta de un viaje a Miami (EEUU), le facilitó al periodista Carlos Sosa, pareja de la juez Victoria Rosell, una copia del pendrive y una transcripción de su contenido que había realizado el letrado y amigo del presidente de la UD Las Palmas José María Aranda.

 

Eso fue, según recuerda, antes de que Ramírez proporcionara esa grabación y su transcripción al Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria, como le había aconsejado su letrado, José Antonio Choclán, lo que dio un giro a los acontecimientos del que se deriva el juicio que ahora se sigue contra Salvador Alba.

 

Héctor de Armas, al que Alba imputó como juez cuatro supuestos delitos en relación con Seguridad Integral Canaria, ha explicado al fiscal que estas revelaciones sobre Ramírez las hace ahora y no cuando tuvo lugar esa grabación, en 2016, porque entre ese año y el actual ha sufrido dos infartos, un cáncer de próstata, una parálisis y una depresión severa.

 

También ha dado ese paso, asegura, por el "miedo que sentía" por él mismo y por sus hijos debido al ambiente "feudal" que, según ha dicho, regía en Seguridad Integral Canaria cuando la dirigía Ramírez.

Héctor de Armas habla de todo ello en una carta que se ha incorporado al juicio contra Salvador Alba como prueba de la defensa el primer día de la vista oral, durante las cuestiones previas.

 

Preguntado por cuándo decidió escribir esa misiva, que está fechada el 16 de mayo de este año, De Armas ha dicho que su confección fue un proceso meditado hace seis o siete meses

 

Héctor de Armas también ha dicho que contactó con Salvador Alba hace meses a través de su amigo Juan Santana, exjefe de prensa de José Manuel Soria, en un encuentro en el que le avanzó su decisión de escribirla.

 

En la jornada de este miércoles, también ha declarado como testigo el periodista Carlos Sosa, que considera que la carta de Héctor de Armas aportada en el último momento es producto de "la situación dramática" del empresario, de la que considera que la defensa de Salvador Alba se está aprovechando. "Se intenta convertir al verdugo en víctima de una persecución en la que estamos mi pareja y yo", ha señalado en referencia a Alba y a la "teoría de la conspiración" que, a su juicio, sustenta.

 

Por su parte, el director de seguridad de la Ciudad de la Justicia, José Romero, ha testificado que le pareció "muy raro" que el 16 de marzo de 2016 le llamara un vigilante para decirle que el juez Alba le había pedido que dejara entrar por el garaje a Miguel Ángel Ramírez para que fuera a su despacho.

 

En esa fecha, tuvo lugar la reunión extraoficial entre Alba y Ramírez que el empresario grabó y en la que, supuestamente, el juez le decía al imputado lo que tenía que declarar días más tarde para perjudicar a Victoria Rosell, a cambio de beneficios para él.

 

También ha aportado información sobre esa reunión el presidente de la Audiencia de Las Palmas, Emilio Moya, que entró en el despacho de Alba sin saber que dentro estaba Miguel Ángel Ramírez.

 

Moya ha recalcado que Ramírez entró por "un circuito reservado", por lo que ningún funcionario de la Audiencia pudo percatarse de su presencia, por más que la defensa insista en que la reunión se celebró de día y en horas de trabajo.

 

El presidente de la Audiencia ha dicho que siempre mantuvo una relación correcta con Alba, compañero suyo en la sección sexta, hasta que este les "traicionó" a Carlos Vielba y a él grabándoles en una conversación. Desde ese día, solo hablaban para deliberar y, desde que la mujer de Alba le insultó, su relación fue nula. EFE

 

Enviar Comentario

X