02/07/2019 - 16:57

La fiscal dice que Alba quería buscar hechos que perjudicaran a Rosell

Evangelina Ríos niega que el magistrado le informara sobre su encuentro con Miguel Ángel Ramírez

La fiscal dice que Alba quería buscar hechos que perjudicaran a Rosell
Evangelina Ríos, durante su declaración este martes en el juicio al juez Salvador Alba (Foto Canarias7 / Arcadio Suárez)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- El juez Salvador Alba dio prioridad a buscar hechos que perjudicaran a la magistrada Victoria Rosell aunque no tuvieran que ver con la instrucción del caso de fraude a la Seguridad Social de Miguel Ángel Ramírez, ha dicho este martes la fiscal de Delitos Económicos Evangelina Ríos.

 

Según el testimonio de Ríos en la segunda sesión del juicio que se sigue contra el magistrado, Alba insistió en las declaraciones de Miguel Ángel Ramírez en sus negocios con el periodista Carlos Sosa, pareja de Rosell, cuando el asunto "no tenía que ver".

 

"A mí no me quedó nada claro qué tipo de relación había" entre Ramírez y Sosa, ya que, si bien ambos habían hecho negocios tiempo atrás, "la relación había cesado en abril de 2009", una fecha anterior a la de los presuntos delitos que debía investigar Alba en el marco del proceso, encaminado a esclarecer si el primero defraudó millones de euros a las arcas públicas al falsear horas extras de sus empleados pagándolas como otros gastos no sujetos a retenciones.

 

La fiscal ha rememorado cómo el magistrado, que se hizo cargo del caso de Seguridad Integral a partir de que se le designó sustituto de Victoria Rosell, en una ocasión hizo citar a Ramírez con el pretexto de que quería complementar una declaración suya anterior pero en realidad le interrogó sobre otros asuntos.

 

Se trataba de "una serie de cuestiones que no tenían nada que ver con lo que se pedía" aclarar cuando se planteó la idea de la nueva citación, en la que, "sin embargo, se obviaron cuestiones que sí se pedían", ha asegurado Ríos.

 

La fiscal ha dejado patente su desacuerdo con varias de las actuaciones desarrolladas por Alba en este proceso, además de la citada insistencia en investigar presuntas irregularidades en los negocios de Sosa y Ramírez que el magistrado trataba de utilizar, presuntamente, para dañar la carrera de Rosell dando a entender que esta había favorecido a Ramírez por los intereses de su pareja.

 

Como ejemplos de ello, ha aludido a la propuesta del magistrado de dictar una orden de entrada y registro a las oficinas de Seguridad Integral Canaria a principios de 2015, "dos años después" de que se denunciara su supuesto fraude, subrayando: "Me pareció una mala idea desde el primer momento".

 

Más contundente aún ha sido la fiscal al rememorar las circunstancias que rodearon a una reunión particular que Alba mantuvo con Ramírez en la época en que instruía las diligencias en su contra y que el empresario grabó sin decírselo.

 

Una cita que Alba trató de legitimar, una vez que trascendió públicamente que había tenido lugar, al afirmar que previamente había anunciado que iba a tener lugar a la propia Evangelina Ríos, cuando verdaderamente, según ha sostenido esta, "nunca" se lo comunicó.

 

"No sé por qué lo dice, lo que sí sé es que falta a la verdad" al hacerlo, ha dicho al respecto. Y ha apostillado: "Es absolutamente falso que él me dijera nunca nada de esa reunión".

 

Rosell: "He perdido tres años de mi vida"

La declaración de Evangelina Ríos ha tenido lugar en una jornada en la que también compareció la diputada de Podemos y jueza en excedencia Victoria Rosell, citada en calidad de testigo de la acusación en el juicio.

 

Rosell hizo responsable al juez Salvador Alba de los daños psicológicos, profesionales y económicos que le supuso dimitir en 2016 de su cargo en el Congreso tras haber sido acusada de corrupción por los informes sobre ella que remitió al Supremo. "He perdido tres años de mi vida", ha manifestado la juez en excedencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias cuando la Fiscalía le ha preguntado qué consecuencias han tenido para ella los cuatro delitos por los que ahora Salvador Alba se enfrenta a una solicitud de condena de diez años de cárcel y 29 de inhabilitación.

 

Rosell ha relatado que su vuelta a un edificio judicial donde también trabajaba el procesado (magistrado de la Audiencia de Las Palmas) "fue durísima": pasó por tal "angustia", "estrés" y "amargura", ha enfatizado, que se vio a sí misma en su Juzgado pasando por episodios de "pérdida de memoria" y "ausencias" que le obligaron a solicitar la baja médica en repetidas ocasiones. EFE

 

Enviar Comentario

X