25/02/2019 - 15:33

El Cabildo reduce a una cuarta parte el número de cabras en Guguy

El censo de enero recoge 77 cabras sueltas donde hace 12 meses había más de 300 ejemplares

El Cabildo reduce a una cuarta parte el número de cabras en Guguy
Desde octubre de 2017 se han retirado 181 cabras en 64 apañadas llevadas a cabo por la población local (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- Tras un año de acciones conjuntas y participadas entre la población local y el Cabildo mediante el Plan de Control de Cabras Asilvestradas, la población de cabras asilvestradas en Guguy es casi una cuarta parte de la que había hace un año, ya que ha pasado de cerca de 300 ejemplares en enero de 2018 a 77 en enero de 2019, todo ello sin emplear el método de abatidas con armas de fuego. 

Así, desde octubre de 2017 se han retirado de este espacio natural un total de 181 cabras asilvestradas en 64 apañadas llevadas cabo por diversos colectivos integrados por la población local.

Se trata de los datos del último censo realizado por una empresa externa contratada por el Cabildo para hacer un seguimiento exhaustivo de la población de cabras asilvestradas, unos censos que no se habían realizado nunca antes en todas estas décadas de presencia de cabras asilvestradas en la Reserva Natural Especial de Guguy y que ahora se hacen cada 3 meses acompañados con la instalación de collares con dispositivos GPS.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, se mostró convencido de que, con estos resultados, la Unidad LIFE de la Comisión Europea “va a evaluar positivamente” el trabajo de control de las cabras asilvestradas pese a que finalmente el Cabildo no haya empleado el método de las abatidas con armas de fuego recogido en el proyecto LIFE Guguy de recuperación de los bosques endémicos de cedros, sino que decidiera contar con la participación de la población local para retirar las cabras abandonadas que deambulan por los barrancos de la zona en lo que el Cabildo denomina “la gambuesa social”.  

Además, se va a sumar la puesta en marcha de un espacio para cuarentena de modo que los animales recogidos tras multitud de mejoras y estrategias, incluidas sacarlas por mar, puedan ser destinados a consumo humano o a su integración en un ganado, algo que los propios ganaderos apuntan como posible y lo que supondrá una de las grandes novedades.

El seguimiento de la población de cabras asilvestradas ha contribuido a mejorar el conocimiento científico sobre el comportamiento de estos animales en Guguy y que los técnicos estimen que el control definitivo de la población de cabras en este paraje sea efectivo durante este año 2019, tal y como anunció la Corporación en septiembre pasado.

De hecho, los excelentes resultados han hecho que la Unidad LIFE de la Comisión Europea haya vuelto a aplazar la decisión sobre la aprobación final del Proyecto LIFE Guguy hasta el mes de junio de 2019, una vez se realice el próximo censo en mayo de 2019. Los aplazamientos sucesivos de estas características no suelen darse por parte de la Unidad LIFE de la Comisión Europea, lo que indica que los datos objetivos “son más que contundentes”, señaló el presidente insular. 

Como ejemplo de la efectividad del Plan de Control auspiciado por el Cabildo, Morales informó de que se han llegado a retirar hasta 43 animales de Guguy en un solo mes, con un éxito que continúa a día de hoy ya que en estas últimas cuatro semanas se han capturado hasta 27 ejemplares más, apuntó el técnico responsable, Didac Díaz, quien aseguró que el sistema ya está preparado para extenderlo a otras zonas protegidas, las siguientes serán Inagua y Tamadaba. Para todo ello el presupuesto hasta 2022 es de 1,3 millones de euros.

Morales apuntó que los apañadores voluntarios han aumentado desde 2016 de 20 a más de 80 y se mostró convencido de que el camino iniciado, que incluye la participación y el compromiso de la población local rural en la resolución de sus propios problemas ambientales en colaboración directa con el Cabildo, “da resultados solventes y sostenibles a medio plazo, ya que la implicación social cada vez es más amplia y apoya decididamente las medidas puestas en marcha por la institución insular”. 

Para el consejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez, se trata de un “caso de éxito de gestión participada”, un ejemplo claro de que “la implicación de la ciudadanía es imprescindible para resolver o gestionar los problemas medioambientales, tanto los de Gran Canaria como los de todo el mundo”, dijo. 

Custodia del Territorio
La figura de la Custodia del Territorio, el acuerdo alcanzado con los pastores de la isla, la figura de Reserva de la Biosfera o el Plan de Voluntariado ambiental “son ejemplos claros en los que se demuestra que con la implicación de todos, instituciones y ciudadanía, es como se alcanzan resultados eficaces, estables y sostenibles”, señaló.  

Rodríguez explicó que estas acciones van en consonancia  con las recomendaciones de diversas instancias europeas como la red Europarc, ya que el Plan de Acción para los Espacios Naturales Protegidos del Estado Español de la red EUROPARC España recoge expresamente el fomento de la participación del público en la planificación y gestión de los espacios naturales, además de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, que habla de potenciar la participación ciudadana. 

El consejero señaló que el Cabildo no está en contra de las cabras, “sino del efecto desastroso que provocan las cabras asilvestradas, que son cabras descontroladas, residuales, que terminan abandonadas por malas prácticas ganaderas al escaparse de los corrales, perderse o bien cuando un ganadero se jubila y las suelta”, y que luego procrean y se multiplican en los barrancos de Gran Canaria. “En ningún caso son cabras salvajes ni se trata de las cabras de nuestros antepasados aborígenes que continúan libres desde entonces”, explicó. 

Esas cabras afectan negativamente al patrimonio natural de Gran Canaria, a las repoblaciones y hasta a los cultivos agrícolas, “hasta el punto de que de poco sirven las hectáreas repobladas con voluntariado ambiental o los presupuestos destinados a repoblaciones para tener una isla verde si luego las cabras abandonadas arrasan con todo”, indicó.  

El Cabildo “está claramente a favor del pastoreo controlado”, insistió el presidente Morales, “como ha quedado demostrado reiteradas veces en el último año con el acuerdo de pastores firmado en Osorio, la creación de la Escuela de Ganadería y Pastoreo, el corto documental del cineasta Rafael Marrero sobre Pastores del Siglo XXI en Gran Canaria o la publicación del libro de Javier Gil Pastores de Volcanes y Alisios, entre otras acciones.

 

Comentarios

  • Mariachi de s. Juan
    25/02/2019 - 21:49

    Porque los grupos anImalitas se pone a protestar en el cabildo mismo o es que hay intereses por medio. Estoy con el padre baez .

    2
    0

Enviar Comentario

X