20/06/2019 - 08:19

En la Caravana del Cambio que recibirá el papa

El colegio Enrique de Ossó viajará hasta Roma junto a otros 24 centros de España para contar al pontífice el proyecto que idearon los alumnos de 6º de primaria para tomar conciencia de la diversidad que les rodea

En la Caravana del Cambio que recibirá el papa
Distintas fotos del proyecto (Foto Canarias7)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Alumnos del colegio Enrique de Ossó, en Las Medianías, serán recibidos por primera vez por el papa Francisco en Roma después de haber sido seleccionados junto a compañeros de otros 24 centros educativos de toda España para participar en noviembre de este año en la llamada Caravana del Cambio, una iniciativa de la delegación española de Design For Change. Esta ong lucha por demostrar que el cambio del mundo es posible y lo hace, entre otros métodos, incentivando proyectos escolares en los que se trabaje por mejorar el entorno que les rodea. Entre los colegios que irán hasta Italia figuran otros dos de Canarias, el Santa Teresa de Jesús de Las Palmas de Gran Canaria y el Nazaret Los Realejos, en Tenerife

 

María Victoria Duque, profesora del centro y coordinadora de la propuesta que se fraguó en el Enrique de Ossó, explica, en una información del periodista Gaumet Florido que publica este jueves el diario Canarias7, que la clase que lo llevó a cabo fue la de 6º de primaria, pero que en su desarrollo se implicó a toda la comunidad educativa. Se inspiraron en la película Campeones, de Javier Fesser. «Hizo que nos planteáramos hasta qué punto nos consideramos iguales o diferentes unos de otros, teniendo en cuenta que todos, absolutamente todos, somos diferentes en algún aspecto de nuestra vida», razonan en una memoria que los alumnos hicieron del proyecto. Decidieron entonces mirar a su alrededor «con otros ojos» y se pusieron a la tarea para desarrollar dos de los llamados Objetivos del Desarrollo Sostenible fijados por Naciones Unidas, la reducción de las desigualdades y la educación de calidad.

 

Primero se dedicaron a observar, en las aulas y en el recreo, e identificaron posibles focos de acción. Al final eligieron visibilizar las diferencias: «en el colegio hay muchos niños y niñas que tienen dificultades, pero la mayoría no lo sabe, ni los conoce, y por lo tanto no puede ayudarles». Niños que a veces acaban excluidos o que, incluso, no son bien tratados por otros. Para resolverlo, hicieron una encuesta por las clases y eligieron en cada una de ellas a un ojeador de problemas (OP), un ojeador de problemas del recreo (OPR) y un alumno afectivo (AA).

 

Y regaron el colegio de carteles recordando que todos son iguales y diferentes. Así lograron visibilizar a las personas con problemas, aunque sin idenfiticarlas con nombres y apellidos. Se trataba de tomar conciencia de la diversidad que les rodea, de hacer visibles a personas invisibles, con dificultades, «y de mirar a los demás con el corazón».

 

Este proyecto se llevó premio y consistirá en participar en la Caravana del Cambio, que, con otros 24 colegios y 100 jóvenes, saldrá de Barcelona el 25 de noviembre y recorrerá 2.000 kilómetros hasta llegar a Roma, donde tendrán una audiencia con el papa. Del Enrique de Ossó solo podrán viajar 4 niños.

 

Enviar Comentario

X