27/06/2018 - 08:54

El IES El Calero conquista el Astropi Challenge 2017-2018 de la Agencia Espacial Europea

Un grupo de alumnos de 2º y 4º de la ESO del centro gana un concurso internacional

El IES El Calero conquista el Astropi Challenge 2017-2018 de la Agencia Espacial Europea
Grupo de alumno ganador del concurso internacional de la Agencia Espacial Europea (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La Agencia Espacial Europea, desde hace unos años, organiza el concurso internacional Astropi Challenge con el fin de fomentar las vocaciones científicas, también conocidas como STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics), entre el alumnado de Educación no universitaria.

 

En esta edición, un grupo de alumnos de 2º y 4º ESO del IES El Calero decidió embarcarse en dicha aventura. Lo que no sabían es que iban a tener que enfrentarse a más de 200 equipos de Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, España, Suecia, Suiza, Gran Bretaña, Canadá y Eslovenia. Pese a esta fuerte competencia, el equipo teldense ganó.

 

Según explica Carlos Socorro, profesor dinamizador del proyecto, "la competición consistía en el diseño y realización, por parte del alumnado, de al menos un experimento científico con datos capturados por Ed e Izzy, dos Raspberry Pi (pequeños ordenadores con GNU/Linux) durante dos órbitas de la Estación Espacial Internacional (ISS)".

 

Con el apoyo de La Agrupación Astronómica de Gran Canaria (AAGC), el grupo del IES El Caldero realizó una tormenta de ideas para decidir qué experimentos realizar y, tras varios días de debate, tres grandes líneas de trabajo se alzaron como núcleo del proyecto:

1. Análisis de la temperatura a bordo de la ISS: ¿Influye el hecho de que la ISS esté eclipsada o no por la Tierra en la temperatura interior de la nave?

2. ¿Influye la latitud, longitud o altitud de la ISS en las variaciones de la magnitud de la aceleración, |A|, en el interior de la nave?

3. ¿Podremos construir un mapa de la Intensidad del Campo Magnético, MFI, de la Tierra a partir de los datos del magnetómetro de la Raspberry?

 

"El primer punto fue el más sencillo y sirvió para avanzar de forma considerable en la competición al sorprender a la ESA con un Pecha Kucha donde no solo se respondía con elegancia a la pregunta planteada sino que incluso se llegó a estimar la velocidad de la nave en 7.8km/s, a partir de la temperatura", precisa Socorro.

 

Indica el docente que "pronto le llegó el turno al módulo de la aceleración, registrado por nuestras Rpi. Sin duda, el punto más complicado del proyecto y que requirió de un durísimo trabajo por parte de los alumnos de 4º de la ESO. La investigación terminó desvelando que los pequeños cambios de temperatura registrados por Izzy, la Raspberry que se encontraba en la ventana del módulo norteamericano de la Estación Espacial Internacional, estaba en realidad condicionando las lecturas del sensor de aceleración de dicha placa, hecho que terminó siendo reconocido y valorado con un diploma por el Centro Glenn de Investigación de la NASA".

 

Finalmente, y con el estrés del tercer trimestre, "le tocó el turno al análisis de la Intensidad del Campo Magnético. Y también llegó el momento de la Regresión Lineal, herramienta matemática que, unida al análisis de funciones y al tratamiento masivo de datos con hojas de cálculo y scripts Python les llevó a encontrar algo maravilloso y sin precedentes en esta competición según la ESA: El campo magnético terrestre estimado a lo largo de dos órbitas a partir de los datos de la Raspberry Pi Ed, a pesar de estar éstos condicionados por la influencia del Sol", comenta.

 

Sintetiza Socorro que ha sido "todo un logro que ha requerido de Informática, Matemáticas y Física para ser resuelto, precisamente la base del Concurso: STEM.

 

Fomento de las vocaciones científicas desde el aula

La calidad del trabajo realizado por estos alumnos, calificado como espectacular por parte de los miembros de la Agrupación Astronómica de Gran Canaria, Francisco Jiménez Alvarado y Carlos Morales Socorro (profesor coordinador del Proyecto), "es una muestra de lo mucho que se hace en las aulas y una demostración de que no solo es posible fomentar las vocaciones científicas entre el alumnado, sino que se puede ayudarles a hacer Ciencia en el aula; un objetivo absolutamente necesario, ahora más cerca que nunca de los estudiantes canarios gracias al apoyo del Programa STEAM del Servicio de Innovación de la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, al Instituto Astrofísico de Canarias, quien proporciona acceso a Telescopios Robóticos y Solares o a organizaciones sin ánimo de lucro de corte científico, como la AAGC", explica finalmente el profesor del citado centro teldense.

 

Aquí la nave, llamando a El Calero

El Calero...tenemos un problema. La mítica frase (dirigida a Houston) que pronunció un astronauta del Apolo 13, o al menos así reza la leyenda, pudieron haberla escuchado durante este último curso los alumnos de 2º y 4º de la ESO del IES El Calero. Estos valientes, como los llama su profesor de Matemáticas, Carlos Morales, tuvieron a sus órdenes (es un decir) ni más ni menos que a la Estación Espacial Internacional, la conocida como ISS, un centro de investigación tripulado por astronautas de hasta cinco agencias del espacio, incluida la NASA, que se pasa los años dándole vueltas a la Tierra. Durante dos de esas vueltas a su órbita completa, la ISS trabajó para el proyecto científico que presentaron estos intrépidos estudiantes de El Calero.

 

Esta aventura fue posible porque el instituto decidió participar este año en el concurso internacional que anualmente convoca la Agencia Espacial Europea con el fin de fomentar las vocaciones científicas entre el alumnado de la enseñanza no universitaria. Los estudiantes se tuvieron que enfrentar a más de 200 equipos de hasta 24 países y lo mejor ha sido que ganaron, que conquistaron la edición 2017-2018 del Astropi Challenge, que es como se llama el concurso. Figuraron entre los 10 vencedores de la competición, y lo lograron compartiendo podio con otro equipo de Finlandia, otro de Grecia, de Luxemburgo, Bélgica, Francia, Canadá y tres de Italia. El IES El Calero fue el único de España que se hizo con el triunfo.

 

A Clara Ortiz le tocó dar la noticia a sus compañeros por encargo del profesor. «Me dijo: lee la carta, exploté y empecé a llorar». Era el colofón a un trabajo arduo, pero también apasionante y divertido en el que estos alumnos se acercaron, como nunca pensaron, a un mundo que hasta ahora solo veían en las películas. El premio por estar entre los 10 ganadores consistió en una videoconferencia colectiva, con los demás centros vencedores, con un astronauta de la Agencia Espacial Europa (AEE), el británico Tim Peake. Le preguntaron a qué rincón del espacio le gustaría viajar si pudiese. «Nos dijo que a Marte y a Europa, una de las lunas de Júpiter, una que tiene agua», se explica Clara.

 

 

Este equipo se hizo llamar Canarias 1, pero en la agencia europea lo conocían como la 101 Aerotransportada, la división de asalto aéreo del Ejército de los Estados Unidos que en la Segunda Guerra Mundial tanto amargó a los alemanes. El sobrenombre les vino porque durante la competición el Canarias 1 no hizo sino derribar equipos alemanes.

 

El trabajo científico consistió en hallar una respuesta a tres preguntas: ¿influye el hecho de que la ISS esté eclipsada o no por la Tierra en la temperatura interior de la nave? ¿influye la latitud, longitud o altitud de la ISS en las variaciones de la magnitud de aceleración /A/, en el interior de la nave? y ¿se puede construir un mapa de la intensidad del campo magnético MFI de la Tierra a partir de los datos del magnetómetro de la Raspberry?

 

Los alumnos pidieron estos datos que se encargaron de capturar dos ordenadores en la nave, Ed e Izzy, durante dos órbitas de la ISS. Los descargaron y se los pasaron para que experimentaran con ellos. «Hemos descubierto que en la vida real los problemas tienen muchos decimales, 25 o más, y no los 2 o 3 de clase», ironizó Daniel Pérez. «No era matemáticas tradicional, sino aplicada», apostilla Victoria Torres. Trabajaron mucho Matemáticas, Física e Informática. También inglés. Todas las comunicaciones con la AEE eran en ese idioma, incluido el pecha kucha con el que presentaron sus resultados y que jugó su papel, así como el asesoramiento de la Agrupación Astronómica de Gran Canaria.

 

Morales, el profe, también se llevó otra satisfacción. «Me superaron siempre». Todos. Abraham, Victoria, Naomi, Joel. Daniel, Joel del Rosario, Aday,, Erika, Paola, Carlota, Daniel Viera, Clara, Alba... Han hecho historia.


Fuente: Texto de Gaumet Florido/Canarias7. 

 

Comentarios

  • Alumno
    29/06/2018 - 13:57

    Buenas, soy uno de los alumnos de los participantes de este proyecto, me parece injusto que Teldeactualidad no haya investigado un poco más sobre lo que hemos hecho, ya que somos 20 alumnos lo que hemos trabajado en ello, deberían poner una foto en la que aparezcamos todos, deberían corregir esta falta y pedir al instituto IES El Calero imágenes de todos, que nos han sacado fotos al grupo entero, en Canarias 7 se ha publicado la imagen de todos nosotros y también se nos ha nombrado. Muchas gracias por leerlo.

    3
    0
  • Marie López
    28/06/2018 - 10:03

    ¡Enhorabuena!, ¡qué maravilla leer este tipo de noticias!

    2
    0
  • María
    27/06/2018 - 14:26

    Felicitar al instituto El Calero por este gran logro, y a su profesor Carlos Morales por haberlo encaminado en este proyecto, corregir a telde actualidad, la foto es de los representantes, no de los ganadores ya que ha sido un trabajo en equipo donde han trabajo muchos chicos y chicas con mucho entusiasmo y ganas, muchisimas felicidades seguir así.

    3
    1
  • Fernando Ojeda
    27/06/2018 - 08:59

    Enhorabuena y ánimos para continuar !

    2
    0

Enviar Comentario

X