Poesía bajo los pinos en Clavellinas

TA ofrece crónica y reportaje gráfico de la cuarta jornada del III Festival Poético Luis Natera 2018

Poesía bajo los pinos en Clavellinas
Una de las poetisas que recitó un poema en el acto del pasado jueves (Foto Jesús Ruiz Mesa)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La plaza de los Pinos, en el sector costero de Clavellinas, fue anfitriona el pasado jueves de la cuarta jornada del III Festival Poético Luis Natera 2018. TA ofrece crónica y reportaje gráfico.

 

Recital en Clavellinas

por Jesús Ruiz Mesa

Con arreglo al programa establecido en el III Festival Luis Natera de Poesía Telde 2018, la noche del jueves 20 de septiembre se celebró un recital poético en la Plaza de los Pinos en Clavellinas, en el paseo que bordea el litoral teldense entre la playa de Melenara y de Salinetas, en el que participaron 20 colaboradores que pusieron voz a una selección de poemas de las obras de Luis Natera, que fuera asiduo visitante y residente, así como lo expresó en sus versos y poemas del Cuadernos de Salinetas, de esta bella zona playera y costera de Salinetas.

 

Ante un hermosísimo escenario, a las puertas del atlántico verano que nos deja, en tiempo de calmas, de paz y de notas nuevas para retomar, asomados a estas terrazas con un paisaje ensoñador y evocador, dejarnos llevar ante un horizonte marino que a medida que el sol retornaba a sus escondidos lugares en la calma de la tarde desplegando sobre la lámina de mar tendido, sereno, la mágica esencia de su viaje cósmico.

 

compañera de tránsito planetario aparecía, bajo un suave y placentero alisio, luna que en su cuarto creciente nos saludaba en clara, resplandeciente y atractiva posición sureña, indicando en su haz luminoso sobre este mar y orillas a nuestro alcance, un río de luna conformando el perfecto cuadro para recitar, pronunciar, sentir y acoger los versos del poeta, como una de esas lunas, llenaría nuestros recuerdos de este encuentro poético como él mismo llenaría en su bellísimo poema, Llenaré de lunas tu equipaje, equipaje literario, que, igualmente, en otro tiempo, sintió y describió sobre la página en blanco, sus poemas dedicados a este encantador rincón de nuestra costa teldense, plasmados e inspirados por su creación y palabra, la del poeta Luis Natera.

 

Acto presentado por la colaboradora y animadora de este programa Mari Carmen Ramos que da la bienvenida al público asistente, cuadro de recitadores, agradeciendo la labor de la Concejalía de Cultura del M.I. Ayuntamiento de Telde y empresa municipal Gestel, estando presente la Concejala de Cultura doña Marta Hernández, e igualmente reconociendo el extraordinario trabajo llevado a cabo por el alma mater de este III Festival Luis Natera de poesía, así como en otras ocasiones elaborado por el escritor y poeta Adolfo García García.

 

Se inicia el recital con la intervención de Manuel Díaz García, que pone voz a la lectura del poema Triana, del libro Canario Cántico. Del poema del libro del recital poético en Guía, Isa Guerra García recita los versos de El aire del cautivo. En este orden se dedica un saludo a Susi Arencibia presentadora y coordinadora de las Veladas Poéticas en el Círculo Cultural de Telde, imposibilitada por su recuperación y presente en este recital. Del libro Memoria del Dolor, Ravonelle, recita En la bocana del abismo. De Canario Cántico, el poema, Sin auxilio de voz, recitado por Leocadia Suárez Almeida. Del libro únicamente el alba, Juana María Ruiz Suárez, en los versos de Amada Casa. Margarita Ojeda García, da lectura a los versos, La frescura tuya, del libro Llenaré de lunas tu equipaje. Mari Carmen Ramos recita del libro Náufrago, muerto, el poema, La última costa. De Puerto de Silencio, los versos de, Llegada, que lee, Inmaculada Betancor Álvarez. El cantautor que ha musicado poemas de Natera, Luis Fajardo, profesor de Yasmina Muñoz, sordomuda, que aprendió a leer poesía y expresarlo por el lenguaje de signos, recitan ambos el poema Del mar en la orilla, por este lenguaje de expresión para sordomudos.

 

Del poemario Memoria del dolor, Inmaculada Díaz pone voz a los versos de Como una paradoja. Octavio Carlos Macías, recita el poema Ojos de mujer, del poemario Náufrago, muerto, del Cuaderno El lugar del Náufrago. De la Memoria del dolor, Mari Carmen Ramos lee Invocación. Esther Navarro López, recita Oscura soledad, incluida en Puerto de Silencio. De Canario Cántico, Maite Lacave recita Insulas extrañas. Con referencia a La ciudad en el mar, de Edgar Alan Poe, escribe Natera en Agrimensores de la Bruma, No quiero cegar, que lee Juan Santos. De Conversaciones con mi hijo, Tana García Romero, los versos de Dice el padre. Marta de Souza, da lectura a Náufrago adentro, del libro Náufrago, muerto. El poema místico, Si la oración pudiera, del libro Puerto de Silencio a cargo de Marioly Carretero. Los versos de Obstinación del canto, en la voz de Isabel Padilla. Jesús Ruiz, quien les reporta este recital le cabe el honor de recitar los versos de Los ríos, Las calles. Finalizando las intervenciones de recitadores, Mari Carmen Ramos cierra este acto con la lectura del poema Límite y espera, del libro Las horas del Ángel.

 

Un memorial que en el tiempo va dando testimonio de la obra literaria de Luis Natera a quién no lejos de este marco de las playas de Telde, en una de las calles que desembocan en la misma playa de Salinetas se dedicó una placa conmemorativa que lleva el lema: “Playa de Salinetas… En este lugar veraneó y escribió sus más sentidos versos el poeta Luis Natera Mayor (1950-2013)”, recuerdo de sus estancias en este rincón costero que inspirara tantas veces los sueños, motivaciones, sentimientos, sensibilidades, y miradas más allá de arenas, olas, acantilados, soles y lunas de estíos, sombras y luces, que se deslizaban por los cuerpos, espíritus y almas de quienes como Natera, nos legaron lo mejor del pensamiento literario convertidos en poemarios, próximo a nosotros, para continuar, en cierto modo, el mensaje de su paso por este frágil mundo, como los que peregrinamos aún por su piel, la del verso, la naturaleza y la propia vida ante nuestro futuro, existencia y última estación.

 

Miradores, uno sobre Salinetas dedicado a doña Dolores Álvarez Jiménez, dama benefactora, y el mirador de D Juan F. Franco Betancor, autor de la Guía de Callejeros de Telde, y las terrazas de Taliarte, que, como vigías del devenir del tiempo sobre este arco limpio de luz, mar, cielo, arenas, acantilados e historia, los poemas del poeta proyectan su versos sobre los silencios y ecos de este precioso rincón marino de Telde. El poeta en los versos recitados como una paleta cromática de sensaciones literarias impresionó en su diversidad reflexiva, completaron la memoria de los que en otros encuentros, entre otros, fueron dedicados a Telde y la Playa de Salinetas, en un afecto especial de su obra en los versos a Telde, del recopilatorio Sin que concluya el agua, del Cuaderno de Salinetas, en los bellísimos versos de, Salinetas, Playa de isla, Sé mi concha, Otro mensaje, Gota, etc. Enhorabuena a la organización, coordinación y colaboración prestada para este recital del III Festival Luis Natera de Poesía Telde 2018, que finalizará la noche del viernes 21 de septiembre con el programa que se presenta en el Teatro Municipal Juan Ramón Jiménez de Telde. Muchas gracias.

 

Tu luna/ que está llena de sombras/ y cenizas/ viene a lavarse, a veces,/ los ojos en las olas …/ Pero el color rojizo/ que delata insomnios,/ noches de timple y sueños/ y algún que otro dolor/ mal encajado,/ no decrece./ Tu luna/ aspira sólo/ a completar la estampa/ que pintaron los niños/ en sus folios de juguete. (Poema Luna de Salinetas, Cuaderno de Salinetas del poemario Canario cántico de Luis Natera Mayor)

 

Lo mismo que los ojos y las manos/ forman parte del cuerpo y van con él,/ lo mismo que el pintor usa pincel/ y proyectan sus sombras los humanos/ en el largo camino del temblor,/ lo mismo –digo- que la noche es fría,/ es oscura esta arena y es tan mía/ como los arrebatos del amor./ Esta playa posee mi propia luna,/ cada ola es mi vida y cada tarde/ cobijo de mi piel y mi fortuna./ Y así ha de ser, sin que haga de ello alarde,/ porque es para el bebé siempre la cuna/ y para el hombre entero el mar que arde./ (Poema Salinetas, Cuaderno de Salinetas del Poemario Canario cántico de Luis Natera)

 

Jesús Ruiz Mesa es colaborador cultural de TELDEACTUALIDAD.

 

Enviar Comentario

X