13/05/2022 - 07:59

Anticorrupción investiga a RR7 por estafa y a Sanidad por prevaricación y malversación en el caso de las mascarillas

El Gobierno espera recuperar hasta el último céntimo en el caso de las mascarillas no entregadas

Anticorrupción investiga a RR7 por estafa y a Sanidad por prevaricación y malversación en el caso de las mascarillas
El fiscal Javier Ródenas/TA.
TELDEACTUALIDAD/Telde

La Delegación de Las Palmas de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada investiga desde el pasado 8 de abril a la empresa RR7 United SL por comisión de una presunta estafa de cuatro millones de euros al Servicio Canario de Salud (SCS), que les abonó esa cantidad por adelantado para la adquisición de un millón de mascarillas FFP4 que nunca recibieron.

 

Además, también investiga al propio SCS por la supuesta comisión de los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos.

 

El fiscal Javier Ródenas ha ido ordenando las gestiones correspondientes a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Judicial para que recaben información que sirva para dirimir si la empres aRR7 United SL –adjudicataria del contrato de emergencia– cometió un presunto delito de estafa al no traer las mascarillas FFP3 negociadas.

 

También trata de esclarecer si la Administración no verificó si la sociedad limitada cumplía con los más elementales requisitos de solvencia, si investigaron el objeto de la misma ya que no estaba vinculado al sector sanitario –se dedicaban a la compra-venta de coches– y por qué no pusieron estos presuntos hechos punibles en conocimiento del Ministerio Público.

 

Anticorrupción –junto con la UDEF– h a solicitado numerosa documentación a la Consejería de Sanidad para su posterior análisis como son los contratos entre ambas partes, resoluciones, informes jurídicos y demás información en el marco de estas diligencias de investigación.

 

También ha hecho importantes avances al recibir declaración a varios funcionarios de la Administración pública que participaron de una forma u otra en este contrato de emergencia suscrito entre el SCSy RR7 United SL el 25 de mayo de 2020. También declaró la persona que interpuso la denuncia.

 

La investigación contra la empresa adjudicataria y el Servicio Canario de Salud y en la que participa la UDEFcomenzó el 8 de abril

Tras casi dos años de litigio, el SCS resolvió el contrato por incumplimiento y ahora la Agencia Tributaria pretende recuperar los cuatro millones de euros embargando el patrimonio del responsable de esta empresa.

 

Sanidad regional abonó este montante económico el 28 de octubre del mismo año en dos pagos, por adelantado, y sin exigir a la sociedad limitada una garantía definitiva, como así disponía el Real Decreto de medidas urgentes vigente por la Covid, aunque en este caso la mercancía jamás fue entregada.

 

Solo llegó una partida desde Etiopía de un millón de mascarillas de la marca 3M, modelo 1860 N95, que fue destruida por Aduanas al descubrirse que eran falsas y después de un mes retenidas mientras los agentes realizaban las correspondientes averiguaciones.

Posteriormente y a pesar de los reiterados incumplimientos, el SCS volvió a negociar con RR7 United SL el 29 de junio de 2021 la compra de las mascarillas FFP3 que ya había pagado, pero esta vez a otro proveedor. Por ese motivo, los intermediarios –presuntamente– contactaron con representantes la marca Honeywell que comercializaba el modelo FFP3 NRD e incluso trajeron a la isla varias muestras para que los técnicos de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Sanidad determinase si cumplían o no los requisitos de legalidad y calidad.

 

Los especialistas dieron el visto bueno a la transacción y la dirección del SCSadvirtió a RR7 United SL que seguirían adelante con el acuerdo, pero con la condición de que en vez de un millón de mascarillas, fuesen 200.000 más ya que, además, esa nueva marca Honeywell era más barata que 3M. Fuentes cercanas al caso detallaron a este periódico que el principal intermediario en esta operación pretendió que el SCS le abonara 300.000 euros más en un supuesto concepto de impuesto que la Administración no aceptó.

 

Denuncia de un particular

Hay que destacar que esta investigación adelantada este miércoles por Canarias7, nació a raíz de una denuncia interpuesta por el empresario grancanario Juan Manuel Pérez León ante la Fiscalía General del Estado, la UDEF y el Tribunal de Cuentas.

 

En la misma daba cuenta de supuestas irregularidades detectadas en un total de 59 resoluciones emitidas a través de la Dirección General de Recursos Económicos (DGRE) del SCS entre 2020 y 2021, para la adquisición de material sanitario para la lucha contra el Covid-19 por valor total de 32 millones de euros.

 

En este sentido, la Fiscalía Europea remitió a la Fiscalía General del Estado una denuncia que alertaba de que el Gobierno de Canarias aprobó por la vía de urgencia la compra de 48.000 test PCR SARS-CoV-2 por el triple del precio estipulado por la empresa Bioxamina.

También el presidente del Senado, Ander Gil, citó a Ángel Víctor Torres después de que los senadores Emilio Argüeso y Ruth Goñi, interesaran su comparecencia para dar explicaciones por estos presuntos contratos fraudulentos.

 

El Gobierno espera recuperar hasta el último céntimo en el caso de las mascarillas no entregadas

El Gobierno de Canarias ha indicado que inició en febrero del pasado año 2021 los trámites para recuperar los 4 millones de euros que se pagaron a una empresa por unas mascarillas que nunca se llegaron a recibir.

 

Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz del Ejecutivo regional, Julio Pérez, durante la rueda de prensa para informar de los asuntos tratos en el Consejo de Gobierno de este jueves, donde agregó que se está reclamando la devolución de "hasta el último céntimo" pagado.

 

De esta manera, explicó que fue en febrero del pasado año cuando comenzaron los trámites para resolver el contrato, ya que no fue cumplido de acuerdo a lo establecido, y obtener el reembolso del dinero.

 

Pérez comentó que si este proceso no permitiera recuperar los 4 millones abonados se iniciarían otro tipo de procedimientos como los judiciales contra la empresa o sus administradores.

 

"La fecha en la que se inició el expediente fue el 1 de febrero de 2021 y en el mes de noviembre la administración inició el procedimiento de apremio para que se produzca el pago o el embargo. Y si esto no concluye con el reembolso seguiremos en los juzgados reclamando esta cantidad", concluyó.

 

Comentarios

  • Hector Benitez
    13/05/2022 - 22:56

    Es la punta del iceberg en este país....Plus ultra hizo vuelos quebrada......España es corrupta

    41
    0
  • Arturo Castillo
    13/05/2022 - 12:32

    A Etiopía encargaron los bozales, ya se sabe, pais africano puntero en estos menesteres sanitarios... Contentos están-mos los chóferes y usuarios de guaguas con los gorrinos bozales; pero más contentos estaremos cuando Sánchez, la compinche Carolina, y todos sus secuaces, empiecen a rendir cuentas por la "fiesta" con la salud ciudadana. Sinvergonzonería nivel titán...

    57
    1

Enviar Comentario

X