Sanidad prohíbe las visitas en las plantas de maternidad de los hospitales canarios

Como norma generalizada, durante el parto sólo podrá haber un acompañante,

Sanidad prohíbe las visitas en las plantas de maternidad de los hospitales canarios
Hospital Materno-Infantil de Gran Canaria (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- El Servicio Canario de la Salud (SCS) prohíbe de forma general las visitas familiares en las plantas de maternidad de los hospitales canarios durante la crisis del coronavirus y durante el proceso de parto sólo permitirá un acompañante.

 

Aunque cada centro hospitalario determinará las acciones oportunas en cada caso, como norma generalizada, durante el parto sólo podrá haber un acompañante, según explica en un documento la Dirección General de Programas Asistenciales del Servicio Canario de la Salud, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno canario.

 

En los hospitales públicos canarios, debido a la emergencia sanitaria, están restringidas las visitas a la habitación y se reducen a un sólo acompañante, que se aconseja que sea siempre la misma persona y que no presente alguna enfermedad respiratoria aguda.

 

Asimismo, agrega que en caso de que la madre tenga COVID-19, el acompañante debe permanecer en aislamiento domiciliario durante al menos 14 días.

 

El Servicio Canario de la Salud insiste en que las familias protejan a los recién nacidos de posibles infecciones tras el nacimiento, por lo que pide que se eviten las visitas familiares también a los domicilios, una vez madre e hijo hayan salido del hospital.

 

En el estado de alarma no se permiten los desplazamientos ni las visitas, recuerda el documento firmado por el organismo público, que alerta a las familias de que estén atentas a posibles síntomas respiratorios de las personas que conviven en el mismo domicilio con el bebé, ya que el riesgo de contagio existe.

 

Además, destaca que si a la madre le diagnostican con posterioridad al parto COVID-19, podrá continuar con la lactancia materna utilizando mascarilla y teniendo especial atención a la higiene de manos.

 

El Servicio Canario de la Salud recomienda el mantenimiento de la lactancia materna desde el nacimiento siempre que las condiciones clínicas del recién nacido y su madre así lo permitan, pues no se ha encontrado la presencia de virus en la leche materna.

 

En general, las madres asintomáticas o con muy pocos síntomas, pueden dar el pecho directamente a sus bebés con el uso de mascarilla y una correcta higiene de manos, y solo las progenitoras con enfermedad grave o síntomas respiratorios y fiebre, de forma general, tendrán que separarse y hacer uso de lactancia diferida.

 

Las únicas salidas permitidas para los recién nacidos son las visitas a pediatría, de tal forma que la familia deberá solicitar visita con su pediatra y enfermera de pediatría antes de que cumpla la primera semana de vida.

 

Respecto a si puede el coronavirus producir efectos en el bebé, el Servicio Canario de la Salud admite que aún no se dispone de suficiente información acerca del modo en que afecta a los recién nacidos.

 

No obstante, precisa que hasta el momento las complicaciones que pueden surgir derivan del agravamiento de los síntomas en la madre, lo que puede aumentar los riesgos de prematuridad, entre otros.

 

Según este organismo autónomo competente en materia de sanidad, no existe evidencia científica en la actualidad que las mujeres embarazadas tengan mayor riesgo que el resto de la población de padecer síntomas graves o de tener mayor riesgo de transmisión al feto de la enfermedad.

 

En caso de que una embarazada crea que pueda tener COVID-19, el Servicio Canario de la Salud aconseja mantener la calma, ya que la gran mayoría de las personas padecen esta enfermedad de forma asintomática o con síntomas leves.

 

Resalta que es importante no acudir a ningún centro sanitario ni servicio de urgencias hospitalario, si no es preciso, para evitar más posibilidad de contagios.

 

Si la mujer embarazada presenta síntomas leves, el SCS recomienda reposo durante 14 días con aislamiento domiciliario, notificando su estado tanto a su matrona como a su médico de cabecera.

 

En caso de que la embarazada presente síntomas más graves, como fiebre, tos, sensación de falta de aire o malestar general aconsejan llamar al teléfono de atención por el coronavirus de Canarias 900 112 061.

 

Si todo transcurre con normalidad, el Servicio Canario de la Salud propone que se realice un control detallado de la gestación pese al aislamiento, por lo que recomienda a las embarazadas que contacten de forma telefónica con su matrona en el centro de salud para que les indique las visitas que pueden realizarse por teléfono y las que se deben hacerse de forma presencial.

 

Además, resalta la importancia de mantener al máximo la premisa de sólo salir a las citas de control obstétrico, y en caso de otras patologías, acudir a las citas con los otros especialistas que no puedan hacerse por vía telefónica.

 

Por motivos de seguridad, a las mujeres embarazadas y sus bebés se les recomienda no acudir a las urgencias hospitalarias o salas de maternidad, si bien en caso de que sea necesario acudir al centro sanitario el Servicio Canario de la Salud aconseja que se avise de la llegada al servicio de admisión de maternidad. EFE.

 

Enviar Comentario

X