13/01/2020 - 15:03

Diciembre fue un mes cálido y sus precipitaciones esperadas en Canarias

El pasado mes se registraron las máximas absolutas más altas de los últimos diez años en algunos municipios

Diciembre fue un mes cálido y sus precipitaciones esperadas en Canarias
Imagen de un atardecer en la costa de la capital grancanaria (Foto Antonio Rico)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- El pasado mes de diciembre tuvo un comportamiento cálido en Canarias, con leves anomalías positivas en las temperaturas medias, algo más acentuadas, de más de un grado, en las zonas altas y medianías, destaca este lunes un comunicado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Diciembre comenzó con temperaturas elevadas que enseguida descendieron hasta los niveles normales de la época del año, donde permanecieron hasta el día 24, cuando se inició un episodio cálido que perduró hasta el 29, durante el que se alcanzaron máximas de más de 29 grados en zonas de la vertiente sur como Arico (29,2 grados), Granadilla de Abona y Adeje.

También se registró una notable efemérides en el aeropuerto de La Palma: la máxima de 29 grados del día 29, fue la más alta registrada en un mes de diciembre desde 1970, superando en casi un grado el récord anterior, los 28,1 del 15 de diciembre de 2015.

Asimismo, durante este episodio se registraron las máximas absolutas más altas de los últimos diez años ―en un mes de diciembre― en localidades como La Aldea de San Nicolás, Arico, El Pinar, Puntagorda, Las Mercedes o Tijarafe.

En un sentido más amplio, Teguise registró el mes de diciembre más cálido desde 1993.

Ppr otra parte, los días 5 y 15 fueron los más fríos del mes con heladas fuertes en la cumbre del Teide, con seis heladas en Izaña, dos menos de lo esperado.

El escaso número de noches tropicales, que todavía se registra, quedó confinado principalmente en el sur de las islas más orientales.

La sensación térmica de fresco amplió sus dominios, pero el número de casos en que hace calor a mediodía aún es notable en Vallehermoso (siete), Granadilla de Abona (seis), Arucas y Tasarte (cinco), y Arico y Adeje (cuatro).

Las temperaturas medias del agua del mar, con anomalías pequeñas respecto a los valores esperados, aumentaron de este a oeste, desde 19,6 a 20,6 grados, aproximadamente.

En otro orden, las precipitaciones registradas en diciembre solo estuvieron en el entorno de los valores esperados, o ligeramente por encima de ellos, en zonas de las islas centrales y orientales, siendo seco o muy seco en el resto.

Las cantidades de precipitación más altas, por encima de 100 litros por metro cuadrado, se registraron en Aguamansa (289,3), Corral de los Juncos, Roque de los Muchachos y Alto de Igualero.

Estas precipitaciones se agrupan en dos episodios, el primero, de carácter general y comprendido entre los días 2 y 6, fue causado por una dana durante su aproximación y por el noreste.

Se observó nieve en por encima de los 2.500 metros, siendo la cantidad de nieve estimada durante el episodio en el Roque de los Muchachos (2.223 metros) fue de 1,2 litros por metro cuadrado y en Izaña, 72,6.

Entre las 18.00 y las 21.00 horas del día 5 se observaron algunas tormentas que dejaron chubascos de intensidad torrencial en Santa Cruz de Tenerife (63,6 litros por metro cuadrado a la hora) y en San Juan de la Rambla, así como 51 registros de rayos, la mayor parte de ellos en el mar.

Este año ha sido el que menos número de rayos ha dejado en el área de Canarias desde 2006, según la Aemet un claro indicador de la escasa actividad convectiva desarrollada a lo largo de 2019.

El segundo episodio lo generó un frente frío que, asociado a la borrasca Daniel, afectó a Canarias los días 15 y 16, dejando precipitaciones generales, de nieve por encima de los 2.200 metros, y de intensidad muy fuerte en el norte de Gran Canaria y Tenerife.

Dentro de la normalidad, pero con poca extensión espacial, se observaron dos días de calima, el 5 y el 25; y sin embargo, este fenómeno ha sido poco frecuente en 2019, siendo el tercer año con menos intrusiones desde 1981.

En cuanto a la insolación, diciembre fue más soleado de lo normal, con amplias zonas disfrutando de superávit de más del 20 por ciento.

Finalmente, el viento ha soplado con menos fuerza de la esperada en buena parte del territorio. EFE

 

Enviar Comentario

X