02/10/2019 - 16:23

El Gobierno no aclara sus planes fiscales y la oposición pide que baje impuestos

Hacienda asegura que tiene preparada una "revisión selectiva" de la fiscalidad

El Gobierno no aclara sus planes fiscales y la oposición pide que baje impuestos
El consejero de Hacienda, Román Rodríguez (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Santa Cruz de Tenerife.- El consejero canario de Hacienda, Román Rodríguez, ha dicho este miércoles en el Parlamento que tiene preparada una "revisión selectiva" de la fiscalidad, cuyo contenido no quiere adelantar de momento, y la oposición le ha advertido contra subidas impositivas cuando son necesarias más rebajas.

 

"Tendrán que esperar unos días" para conocer los detalles sobre la revisión de la fiscalidad, hasta que la apruebe el Gobierno, dijo Rodríguez a los diputados en una comparecencia en comisión parlamentaria, pero adelantó que "los que hicieron la irresponsable" rebaja de impuestos en el último presupuesto "seguramente no la apoyarán".

 

Rodríguez sí confirmó que se aplazarán las liquidaciones del IGIC a las empresas afectadas por la quiebra del turoperador Thomas Cook que han facturado sin cobrar los servicios, así como que se coordinará con la Tesorería General de la Seguridad Social para el aplazamiento de los pagos de las cotizaciones patronales.

 

El vicepresidente y consejero de Hacienda no ha hecho mención al aplazamiento de los planes para una tasa turística anunciados por el presidente regional, Ángel Víctor Torres.

 

Pero sí se ha comprometido, a pregunta del PP, a mantener el régimen especial del IGIC de los pequeños empresarios y profesionales.

 

También dijo que se preservará el diferencial fiscal con el resto de España y que en la persecución del fraude van a ser "implacables".

 

Además, la comisión parlamentaria, a instancias de Ciudadanos, ha instado por unanimidad al Gobierno a mantener la vigente deducción de 100 euros a las familias en el IRPF por gastos de estudios de sus hijos, así como a estudiar su posible ampliación en función del número de ellos.

 

Román Rodríguez ha ratificado en la comisión que el Gobierno no renunciará a los objetivos sociales del programa de investidura ni a una "fiscalidad justa", de manera que los ciudadanos paguen en función de su capacidad económica y reciban prestaciones en función de sus necesidades.

 

"Revisaremos impuestos sin impactar en las rentas bajas, en los consumos básicos ni en la gente de a pie, sino en los que más tienen", y la recaudación irá destinada "a los que menos tienen", afirmó.

 

El objetivo es garantizar derechos sociales y servicios públicos en la medida en que lo permita "el contexto", porque avanzar en las políticas públicas y en la lucha contra la pobreza es "una prioridad absoluta".

 

Sobre las rebajas fiscales vigentes dijo que algunas se mantendrán y otras se revisarán, y criticó los descuentos realizados por motivos electorales que han mermado ingresos para los servicios públicos en un momento de ralentización en la economía.

 

Al respecto, indicó que la previsión es que se recauden 290 millones de euros menos de impuestos propios de los presupuestados, de los que 193 millones corresponden al IGIC, que se bajó del 7% al 6,5%.

 

Otro de sus compromisos fue que el Gobierno de Canarias no va a renunciar "ni a un solo euro" que debe el Estado y a captar "cada euro de Europa que se pueda".

 

El diputado del PP Fernando Enseñat aseguró que las rebajas fiscales del anterior Gobierno propiciadas por su partido "han beneficiado a la sociedad porque dejan más dinero en los bolsillos de los canarios sin poner en peligro el estado de bienestar".

"No es el momento de subir los impuestos", es preciso mantener el IGIC y que las rebajas fiscales beneficien a los más desfavorecidos, pero también "a las clases medias que sustentan la economía y el empleo".

 

Enseñat interpretó que a las puertas de unas elecciones el Gobierno de Canarias "no se atreve a decirle a las familias los impuestos que les van a subir" y vaticinó que ese incremento empeorará la economía en un momento delicado.

 

En su opinión, el Gobierno debe centrarse en exigir al Estado los 1.200 millones de euros que adeuda a la Comunidad Autónoma, porque eso es lo que de verdad desestabiliza el presupuesto regional, y no los 200 millones de rebajas fiscales.

"No es el momento de subir los impuestos sino de activar el consumo y la inversión", subrayó, y dijo que el presidente regional, Ángel Víctor Torres, ha dejado solo a Román Rodríguez al rectificar sus planes para introducir una tasa turística.

 

La diputada de CC-PNC Rosa Dávila instó al Gobierno a buscar "margen fiscal para una bajada de impuestos", con la finalidad de incentivar la economía en un momento de debilitamiento.

 

Vidina Espino, de Ciudadanos, señaló que su partido defiende una política fiscal justa y progresiva y por eso la bajada de impuestos del anterior Gobierno debería haberse centrado en el IRPF y no en el IGIC, aunque también puso en duda que se pueda justificar ahora una subida de ese impuesto indirecto. EFE

 

Enviar Comentario

X