12/06/2019 - 12:43

Los donantes de sangre de más de 30 años doblan a los jóvenes

El ICHH lanza una campaña para el verano bajo el lema 'Recarga vidas, dona sangre'

Los donantes de sangre de más de 30 años doblan a los jóvenes
Begoña Reyero, presidenta del ICHH, durante la presentación de la campaña (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- Los donantes de sangre de más de 30 años son más del doble en Canarias que los que no superan esa edad, que, pese a tener normalmente mejor salud y más tiempo que los mayores, apenas llegan al 30 % del total, cuando representan al sector de población con mayor potencial para serlo.

 

Esa realidad se ha constatado a través de estudios desarrollados por el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH), que ha decidido, por ello, "centrar sus esfuerzos en esa población", dirigiendo la última de las campañas que periódicamente impulsa llamando a dar sangre a la ciudadanía, que ha presentado este miércoles, a las personas de 18 a 30 años.

 

Un segmento de la sociedad isleña conformado por jóvenes que, en general, se consideran solidarios, pero que no toman parte como se desearía en los procesos de hemodonación, en buena medida, porque "no tienen conciencia de que es necesario" al no disponer de información suficiente, muchas veces porque los mensajes que se lanzan al respecto no les llegan, al entender del ICHH.

 

Por esa razón, su la campaña se ha diseñado pensando en captar específicamente a esas personas, analizando cuáles son los canales por los que suelen recibir información y qué contenidos son los que más llaman su atención, y se ha decidido centrarla en las redes sociales y en el afán permanente de estar conectados con el móvil que, por norma, les caracteriza, ha destacado su directora, Begoña Reyero.

 

"Recarga vida" es el lema de la iniciativa, que, según ha expuesto, alude a la preocupación común entre los jóvenes de no quedarse sin batería en el teléfono, a la que se hace referencia estableciendo paralelismos entre cómo esa carencia conduce a quedarse desconectado y la falta de sangre puede conllevar la muerte.

 

Y, en especial, hasta qué punto cualquier ciudadano puede salvar una vida gracias a un gesto que lleva menos tiempo que el que se tarda, de media, en reponer la batería del móvil, pues donar sangre es algo que no tiene por qué durar más de 20 minutos o media hora.

 

Jóvenes que confiesan su dependencia del teléfono protagonizan, en consecuencia, los anuncios grabados para esta campaña, en la que aparecen de uno en uno mientras les preguntan sobre las horas que suelen estar conectados al día y hasta qué punto lo pasan mal si se les agota la batería, algo que más de uno admite que puede ser "un drama".

 

Drama que admiten que puede ser exagerado y que relatan que pueden tardar en resolver entre media hora y una hora y media, según las prestaciones del aparato que posean permitan les recargarlo en más o menos tiempo, circunstancia ante la cual se les plantea que ellos tienen el poder de dar la vida a gente en riesgo de perderla dejándole parte de su sangre y en un plazo más corto aún.

 

A esa exposición le sigue el mensaje central de la campaña, "Recarga vida", un llamamiento que desde este miércoles mismo ha comenzado a hacer desde las redes sociales, el principal vehículo de información para los jóvenes, el ICHH, que lo llevará también a las calles mediante cartelería que se insertará en paradas de guaguas y otros soportes.

 

El Instituto busca, de ese modo, mejorar las cifras de donantes del archipiélago y, sobre todo, garantizar su relevo generacional, puesto que la cantidad de personas que dan su sangre en las islas no ha dejado de crecer en los últimos años y, de hecho, en 2018 subió un 3 % respecto a 2017, llegando a 68.831, ha explicado su directora.

 

Begoña Reyero ha aclarado que campañas como esa se hacen porque, si bien, "de momento, se cubren las necesidades" de donación de sangre que hay en Canarias habitualmente y solo se dan problemas en "algunos momentos del año que son más críticos", se considera preciso "no bajar la guardia", tanto para instar a quienes ya suelen dar sangre a que no dejen de hacerlo como para que otros les releven ante su envejecimiento. EFE

 

Comentarios

  • 0-
    12/06/2019 - 22:46

    Era donante habitual, me llamaron que estaban en la playa de Melenara. Me di un bañito en la playa y fui a donar sangre y se me ponen flamencos por la humedad de mi bañador y por supuesta arena en mis pies. La próxima vez que me llamen iré al hospital a donar.

    0
    0

Enviar Comentario

El envío de comentarios está deshabilitado temporalmente por superarse en estos momentos el cupo de mensajes pendientes para su verificación. Inténtelo más tarde
X