martes, 31 de enero de 2023Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Opinión
Opinión -02/05/2011 - Actualizada a las 21:17
Colaboración

Conversación apócrifa entre la candidata y el secretario por jubilar

Manuel Ramón Santana
Bajó las escaleras del improvisado escenario de Los Llanos sin perder ese glamur prefabricado que hay que usar para ocasiones así. Besos a diestra y a siniestra, risas de medio labio aquí y allá, palmaditas en la espalda y preocupación intranscendente convertida en comentario sobre cómo está tu madre, tu nieto y lo repuesta que te encuentro lanza por aquí y allá. Hemos cubierto el expediente, piensa para sus adentros mientras de puertas afuera le echa la culpa al tiempo de que no hubiera estado repleto el difuso aforo. Gracias por venir, le espeta a una conocida, llamando su atención de lejos. La aludida se sincerará más tarde y le dirá que se encontró el tinglado montado y que si era un acto del ayuntamiento.
 
 
Al resto se le acerca presto, servicial, con esa actitud que tanto le caracteriza, mitad chulesca mitad grotesco, el gerente de campaña. ¿Qué tal?, le susurra casi al oído, pareciendo querer que nadie se entere de la respuesta. Flojo, muy flojo. El Jefe no está contento, le dice mientras mira al frente y escenifica otro profident de anuncio. ¡¡Búscame a Alvarito!!, le dice y pregúntale qué carajo es eso de unas fotocopias. “El perito” se queda con el semblante algo más serio, asoma un color rojo a su mesetaria tez y le pida algún dato más. ¡¡¡Búscame al Alvaro!!! le insiste, cuyo puesto siempre ha querido heredar, acosándolo, vejándolo y humillándolo hasta la extenuación como suelen hacer los que vienen a esta isla a colonizarla, con la gente de aquí, hasta hacerle llorar a lágrima viva.
 
Era la etapa del equipo de chapa, en aquel entonces se odiaba a Carmelo Ojeda, a TeldeActualidad y se adoraba a la radiobasura y al director delincuente, y era vox populi, así me lo refiere el propio García, que vivió esa etapa del PP en primera persona.
 
El ruido de las sillas que están siendo recogidas y los meneos de la gente del servicio de eventos contratado ya están terminando de desnudar una plaza que ahora tal vez alguien esté pensando que no ha sido el emplazamiento perfecto. Alvarito, aparece. Respiración agitada y semblante serio. ¿Qué es eso de unas fotocopias que están meneando éstos?. Alvarito, traga saliva, hace un guiño y levanta los hombros, pero no pasa del segundo asalto. ¿Te acuerdas de que carta hemos estado repartiendo por los barrios?, le dice entrecortado. Pues...
 
 
El genio y figura de la candidata se ha apoderado de la conversa. Allí se acerca el presi venido a menos y el “segundón”. ¡¡Nos van a saltar pal aire!!, afirma desencajada. A estos no se les ocurre otra cosa que sacar más de 9 mil copias de esto en la fotocopiadora del ayuntamiento. Paco calla, Alvarito baja la cabeza, la profe de inglés le quita importancia y el mesetario que vuelve a ganar color después de quedarse más blanco. La candidata pregunta si pueden adornarlo, qué cómo se las ingeniaron, que en qué coño..estaban pensando y después de una pausa, encima, se acuerda de la polémica de La Vega. Más genio, más figura, ....¿hasta la sepultura? Política, claro.
 
 
Ya más serena en el Buenaventura (no confundir con la radiobasura, la emisora del clan político familiar, amiga del PP, hasta una semana antes de las elecciones) se consuela pensando que tal vez esto pase desapercibido. Que no habrá cojones .para montar un cirio de aquí te espero. Le dice al segundón que llame a Paco, al otro Paco. Le sugiere que hay que reconducir este embrollo, que por favor acepte pulpo como cochino, como animal que se puede llevar de colgante en el pecho. Alvarito dice que todos tranquis, que yo estoy hasta el cuello, que me han cogido con el carrito de los helados, que en las dos mil copias del primer reparto el puso que eran expedientes, que para el de las 3000 copias de la carta también....aunque alguien le advierte de que haber quien se traga que los expedientes se fotocopian a dos caras como la carta si sólo tienen una. Rojo, amarillo y ......verde.
 
Puñetazo en la mesa y la candidata saca el árbol genealógico más cutre del personal. Paco pregunta que si hay forma de saber si alguien puede probar algo y le dicen que se puede llamar a Andrés. Y Andrés les repasa el motor, hasta salírseles el agua y las entrañas por el carburador. Le dice que tienen una copia de una carta que se quedó trabada en la fotocopiadora, que han pedido la plantilla de uso de la fotocopiadora municipal en los últimos meses y el cante es tan “jondo” que él mismo se está agarrando los machos. A Luis Miguel se le ocurre una idea, “tenemos que inventar algo contra el jefe del Gabinete de la Alcaldía, como cortina de humo”. El “perito” espeta que el se lo cuela a su abducida; Mari Carmen (que supo de la existencia de la Urbanización La Vega hace quince días, porque como es sabido, Mari Carmen estaba desaparecida en combate hasta su rocambolesca y milagrosa aparición, como la Virgen de Lourdes, de hecho, cuando fue la semana pasada a la Vega todos les preguntaban que quién era, ya que nunca la habían visto por los alrededores, ni en los medios de comunicación).
 
 
Nadie quiere hacer la pregunta clave, pero el segundón la hace finalmente. ¿Y quien tiene esa plantilla?. Al otro lado del teléfono suena, ......el Jefe del Gabinete de Alcaldía.
 
 
A correr.
 
 
 
Manuel Ramón Santana es natural de Telde.