domingo, 09 de mayo de 2021Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Opinión
Opinión -24/01/2011 - Actualizada a las 14:32
Colaboración

Carta apócrifa de Paco Santana sobre los Judas del PP de Telde

Manuel Ramón Santana
Cuentan los evangelios que Jesús de Nazaret fue traicionado por uno de los suyos, Judas, a cambio de un puñado de monedas. Cuentan también las Sagradas Escrituras que cuando los centuriones del Emperador romano y los mercenarios del Templo comenzaron a identificar a los cristianos, al menos un apóstol fue capaz de renegar de El señor para salvar su pellejo.
 
Sería un atrevimiento por mi parte compararme con Jesús, aunque mis orígenes son humildes como los de él y me considero un buen cristiano. Sería un absurdo provocar paralelismos entre aquellos hechos y los ocurridos en mi partido y con mi persona estos últimos meses, pero sí pienso que las actitudes de algunos de los que me eligieron en su día su presidente local, que me defendían como candidato a la alcaldía hasta hace unas semanas, es igual que la de Judas o que la del apóstol renegado.
 
Y todavía se mosquean porque no les acompañé a Sevilla, y si bien es verdad que me revelo a alimentar a mis enemigos, y promocionarlos, ir a Sevilla me da mal rollo, porque fue en la capital hispalense donde se coció el pacto del anterior gobierno, el de “los bolsillos de cristal” Tengo que reconocer que me puse de los nervios cuando vi la foto de los expedicionarios en TeldeActualidad. De hecho, la tengo impresa en el salón de mi casa, con dos velas negras.
 
A mi también me han vendido por un puñado de monedas, porque sólo así es posible entender que nadie haya salido en mi defensa ante el atropello que Soria le ha hecho a este comité local de Telde, eligiendo a dedo y por la cara a quiénes están llamados a relevarme. Muchos de los que me daban palmaditas de ánimo y compartían sonrisas conmigo en la fiesta de los militantes que celebramos en la Casa de la Condesa, muchos de esos que me llamaban presidente y me manteaban como tal en el local del partido cuando el PP ganó las europeas, se han mostrado ahora como lo que son, personas que no son de fiar, verdaderos Judas.
 
Mientras creyeron que yo podría ser el próximo alcalde de la ciudad si ganábamos las elecciones, todo fueron halagos, abrazos, saludos, invitaciones, ánimos, fotos, colaboraciones que, ahora sé, eran puro interés, puro teatro. Ahora andan arrastrándose ante las “nuevos hombres y mujeres” de Soria en Telde. Reptan por recolocarse sin sentido alguno de la dignidad, el decoro o la ética.
 
Gente a la que acepté para ocupar secretarías dentro de un partido en Telde que yo me eché a las espaldas cuando peor estaban las cosas, ahora corren para todos lados y me critican que mantenga mi dignidad de no aceptar limosnas ni puestitos en otros lados a cambio de hacerme a un lado en la candidatura a la alcaldía. Me quieren utilizar de lazarillo de Mari Carmen, de segundón, a cambio de mi jubilación en el cabildo. ¡Que injusticia!
 
Gente que no ha pegado golpe en tres años y medio, que se olvidaron de Telde o que sólo la “paseaban”, mientras yo me peleaba por los intereses del PP, ahora son colocados como favoritos en la lista. Ahora descubro que gentes que creía fieles colaboradores /as eran simples recaderos, correveidiles, coprófagos que traían y llevaban chismes y mentiras, que tejían argucias y buscaban prebendas.
 
Ahora me doy cuenta de los intereses espurios de quiénes me obligaron a deshacerme de Alberto García, el único hombre leal que tuve durante mis dos primeros años (y únicos) de gloria. La de García fue sin duda una contribución desinteresada al partido completamente decisiva para mi relanzamiento, (también dio rostro a quienes hasta su llegada eran desconocidos en la opinión pública) no solo dejando constancia gráfica en los medios escritos y digitales, de todos los eventos y lugares que participábamos, sino erigiéndose en defensor de este degradado presidente y portavoz, desde una lealtad inquebrantable en los medios escritos y hablados, a quién por cierto le debemos abrirnos las puertas, me refiero a medios de comunicación tan importantes, como este diario, hasta entonces relegado a un segundo plano, o el programa radiofónico, líder en audiencia, Antena Abierta.
 
¿Qué gané eliminando a Alberto García del comité elegido en la VI Asamblea Local? ¿Cuál es el balance de trabajo de mi equipo de chapa, compuesto por 53 personas? Cosas de la vida o la providencia, ahora yo estoy probando mi propia medicina, y lo mismo que yo le hice a García me hacen a mí en el partido. Pensé que trabajaba con gente con principios y ganas de hacer otra política, pero me he dado cuenta tarde de que sólo buscaban colocarse bajo el sol que mas calienta para echarse y vivir del cuento.
 
Quiero que ustedes sepan que me voy a ir con la cabeza alta porque no he estado predicando durante cuatro años contra Santiago para que ahora, ustedes, los recién llegados, los Judas, lleguen a un acuerdo con él.
 
Quiero que sepan que podré mirar siempre a la cara a todos los vecinos, afiliados, militantes a los que he transmitido las consignas y mensajes que me dijeron eran del partido, mientras que ustedes tendrán que callar, bajar la cabeza, quedarse colorados y hasta ser escupidos, por esta traición que sólo persigue contentar a Soria y sus excentricidades.
 
Ahora seré yo el que les diré a ustedes que son un equipo de chapa, de nepotismo y enchufismo, mas de lo mismo, hermanos y primos, padre e hija, novios y novias, en busca de un echadero, lo mismo da, da lo mismo, solo quieren aprovecharse de la cuota y trepar a un puesto de trabajo. Aunque ustedes no lo creen todavía tengo adeptos y seguidores que me consideran un mártir, y a ellos apelo para hacerle reflexionar su voto de castigo en las elecciones de mayo. Yo mismo no votaré al PP de Telde, y lo haré al Cabildo si al final me decido aceptar el destierro con el que me quiere jubilar el emperador Soria.
 
Que sepan, que hoy, el que se cree un Dios menor, el Emperador del PP canario, me come a mi y a las ilusiones de muchos militantes del PP de Telde, pero que mañana serán ustedes los traicionados, los vendidos, los marginados, los apartados, porque ya no es la primera vez que vemos ésto en el partido y no será la última. Soria no me perdona que criticara e hiciera público el sms que Soria le envió a Maria San Gil diciendole: “Viva España”, tras ser catapultada como yo. Ella por Rajoy, yo por Soria, que no perdona que me haya abstenido en la votación en la elección en el comité ejecutivo insular, apostando por Paulino, olvidando Soria, que no fui yo solo los que nos demarcamos de Australia, que los que nos decantamos por Montesdeoca y contra Maria Australia Navarro, fuimos los 9 compromisarios de Telde.
  
Que sepan quienes han actuado como Judas que, como a aquel apóstol que traicionó a Jesús, a ustedes les quedará el estigma de haber traicionado a los electores del PP de Telde; el estigma de ser gente en que no se puede confiar, el estigma de que se pueden vender por cualquier cosa, el estigma de ser unos lacayos que se hacen los ciegos, sordos y mudos si Soria se los pide.
 
Creí que lo que pasó en 2006 nos había servido de experiencia, pero veo que no. Todo esto que está ocurriendo es como una película que ya hubiera visto, porque lleva anunciándolo y retransmitiéndolo en PCL Radio, Manuel Ramón hace varios años, en una conspiración judeomasónica con Uche, otro que me abandonó a mi suerte, llegando a pedir la baja del partido, y que ahora quiere volver desesperadamente con Castellano. A mi me avisaron, no hice caso, sin duda me dejé abducir. Ahora yo aviso. Y el avisa es avisador. Y recuerden, que si un traidor pueden más que unos cuantos, que esos cuantos no lo olviden fácilmente.
 
Aviso a los electores del PP de Telde que se quedan en el partido personas cuyo fuerte no es trabajar y sí vivir del cuento, y no solo me refiero a mi grupo de concejales, (excepción de Maria Calderín), que parece mentira que hemos sido siete concejales y solo hemos dado la batalla dos, Maria y yo. Aviso que hay personajes que ya me alertaron que no eran trigo limpio, (el primero, Alberto García, mi primera víctima) y que sólo se vienen a servir del partido y de la ciudad. Aviso a quienes quieran escuchar, que hay quienes ya están saliendo en la foto y serán cartel electoral sólo por ser el hijo de, la amiga de o peor, que se presentarán por Telde y después se mandarán a mudar a puestos más altos, renegando, otra vez, de la ciudad.
 
Por increíble que parezca el tiempo ha venido a darle la razón a Uche y Manuel Ramón a quién estoy arrepentido de haberle llamado “el loco de la Península” porque al final el tiempo le ha dado la razón, me lo advirtió por activa y por pasiva, en directo y en diferido, en la radio y en la prensa, y le subestimé. Me equivoqué.
 
Y vengo a pedirle perdón desde estas líneas que también son suyas, y a quedar a su entera disposición y del director del este diario al que reconozco que he intentado hacer un daño que no merecía. De hecho, Carmelo fue generoso conmigo hasta en la infancia, nunca podré olvidar que gracias al gran corazón y humanidad de su familia pude calzar zapatos nuevos para ir al colegio. A ti también, Carmelo, te pido perdón.
 
A quienes no quieran comulgar, como yo, con ruedas de molino, con amiguismos, con traiciones a nuestras ideas, sólo nos queda una salida, que es la que, salvo un milagro, pienso comunicar en los próximos días. Sin más.
  
Atentamente, Francisco Miguel Santana Melián
  
Manuel Ramón Santana es natural de Telde.