miércoles, 06 de julio de 2022Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Opinión
Opinión -16/04/2010 - Actualizada a las 07:06
Colaboración

Circo Barrios, S.L. ¿Y ahora, qué…?

Manuel Ramón Santana
El caso Barrios, como el de Yrichen, Trapada, o el de los Alisios, por citar solo algunos casos prefabricados son tramas orquestadas desde las alcantarillas del anterior gobierno que obedecen solo y exclusivamente a desprestigiar al alcalde de Telde, Francisco Santiago y a Nueva Canarias al objeto de hacer creer a través de los medios que manipulan aquellos con suculentas subvenciones del gobierno de Canarias, que ellos no solo son los malos, como ha quedado demostrado sentencia tras sentencia, sino que también lo son, los que vinieron a quitar aquellos para regenerar la ciudad de tantas guarrerías políticas y urbanísticas del anterior gobierno, (PP-Ciuca) de Telde.
 
Y de aquellos barros, estos lodos.

Los medios afines al anterior gobierno, que en Telde son mayoría, al menos en número de medios, que no en lectores o oyentes, al igual que hiciera en las otras farsas conspiraciones judiciales mediáticas hace tiempo que emitieron sentencia condenatoria contra el gobierno de Telde a propósito del Circo Barrios, S.L.

Solo hay que hacer un recorridos por los diarios digitales subvencionados por el PP en Telde, otros fundados por el clan familiar, también premiados con publicidad institucional de entre otras consejerías de los populares Fran o Rita, para que te produzca rubor y estupor la mezquindad y el tratamiento informativo sesgado y torticero que vomitan contra quienes han sido imputados no se sabe todavía porqué, en una instrucción judicial contaminada, inconclusa y viciada, un sumario que parte desde supuestos falsos, incapaz de asumir el error judicial que fue llevar a un empleado, al que casi se le martiriza para que asumiera que era el jefe del Negociado, sin serlo, que en todo caso era aquel, (el jefe de Servicios) quién debía ocupar su puesto.

Por citar otra incongruencia de esta farsa, es significativo su corporativismo que deja libre de cargos al máximo responsable administrativo de pago y aumenta la petición fiscal, casi al rango de la operación Malaya a quiénes demostraron sin género de dudas que eran víctimas de una conspiración, no solo con sus testimonios, sino con el de los testigos y las pruebas empíricas aportadas, entre otras las del propio interventor, que fueron mas que suficiente para que el Ministerio Público solicitara el archivo de la trama.

Si lo que lo que realmente se trata es de defender el interés general ¿no le basta al Señor Fiscal que haya quedado demostrado que el trámite administrativo para liquidar la factura fue el correcto, como quedó acreditado? ¿Por qué no se interesa el testimonio del concejal hizo desaparecer las pruebas de cargo? ¿Por qué no se recoge declaración del ex concejal de Hacienda, Carmelo Oliva para que explique porque no abrió una investigación interna y depuró responsabilidades ante la denuncia de una de las víctimas inocentes que chupa banquillo de los acusados, como si fuera el propio Roca de Marbella, en una trama en la que no tiene ni arte ni parte? ¿Cómo explica el Fiscal que pueda quedar libre de cargo el interventor, que de haber delito seria uno de los máximos responsables, y sin embargo se enzarza contra los subordinados de aquél? ¿Porqué no se asume el error en la citación al empleado municipal, cuando su puesto en todo caso debió ocuparlo su jefe de Servicio, que para eso tiene la responsabilidad asumida, y el plus mensual de 1000 euros, por el mismo concepto, o sea, por las responsabilidades innata al cargo?

Los partidos instigadores de las tramas y sus colaboradores necesarios subestiman la inteligencia de los ciudadanos, nos dan por tontos a todos, todo el tiempo, cuando si tuvieran un poco de sentido común, de alturas de miras, de cultura sociológica-política debían haber calculado que estas conspiraciones judeos masónicas, estas tramas mediáticas judiciales, (o sea, la judicialización de la justicia y la criminalización a los ciudadanos) estos juegos sucios, siempre causan efecto boomerang, ayer los Alisios, hoy el caso Barrios.

Pongamos por caso, que se emite sentencia de sobreseimiento en el Circo Barrios, S.L, que es a mi juicio lo que va a ocurrir, porque en verdad no hay ni caso, ¿Cómo se resarcirá tanto daño al alcalde, Francisco Santiago, a los funcionarios Antonio y Suso, en lo personal, en lo familiar, (la madre de Jesús Santana ha sido que tener ingresada, tras sufrir una grave depresión, y el propio Suso lleva varios días sin concebir sueño, sin tener arte, ni parte en esta trama de la tropa del clan familiar mafioso) en lo profesional? ¿Qué apostamos que los mismos medios que llevan tres años crucificándolos a todo en un juicio paralelo, y que ya lo han sentenciado, ni se harán eco de ninguna información cuando se archive o quede sobreseído el Circos Barrios, S.L, ni muchísimo menos pedirán perdón por el grave daño causado, el desgaste y el gasto económico ocasionado…?

O sea, los mismos que silenciaron el archivo de la trama contra el querido amigo Pepe Prado, al que lincharon durante casi cinco años, cebándose inhumanamente contra el con graves daños en lo personal y profesional, por otra petición sin tino, de 500 años de cárcel que le pedían, archivándose su causa, como también ya adelanté, lo que me cosechó todo tipo de improperios de los medios afines al PP y Ciuca, recibiendo el sufrido y maltratado funcionario ejemplar, (al igual que Suso, que tras cinco horas de interrogatorio salvaje se incorporó al trabajo, en la Casa de la Condesa, lugar que por cierto, ningún funcionario quiere ir a trabajar) solo el apoyo, del alcalde, Francisco Santiago y del concejal centrista, Juan Francisco Martel, que siempre confiaron en su inocencia, contra la campaña mediática de los medios enemigos de Telde, subvencionados por el PP que ni siquiera se hicieron eco del sobreseimiento de la causa, prefabricada, como las anteriores, y las que vienen…

Insisto: el Circo Barrios, S.L. quedará sobreseído.

¿Y ahora, qué…?

Manuel Ramón Santana ha sido director y fundador de medios de comunicación en Gran Canaria y en la actualidad es especialista en Seguridad, habilitado por el Ministerio del Interior.