lunes, 04 de julio de 2022Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Opinión
Opinión -12/04/2010 - Actualizada a las 21:16
Colaboración

Circo Barrios SL

Manuel Ramón Santana
El caso de grúas Barrios ha convertido un caso judicial en un espectáculo de circo. Me explico.
En el caso de grúas Barrios no están todos los que son, ni son todos los que están, (el que cobró el servicio está fallecido y también el que se llevó los expedientes que justifican que aquél realizó el servicio), imputan a un funcionario que no tiene vela en ese entierro, a un ex concejal que se limitó a dar trámite a una factura y dejan libre de cargos al interventor municipal que es por ley el que tramita y firma la orden de pago, tras los informes del Jefe de Servicio, el gran ausente del Circo Barrios, S.L.

Por hablar con el lenguaje del campesino se trata de demostrar si se realizó por parte de Grúas Barrios el servicio que justifica la factura que se emitió desde Servicios Municipales, (con todas las bendiciones del jefe de Servicios y el interventor) en concepto de pago por retirada de vehículos abandonados en Jinamar, cuyo importe no llegó apenas al millón de las antiguas pesetas.

El circo Barrios, S.L. se ha montado desde el supuesto falso de que el servicio no se realizó, pero sin embargo, esta versión queda desmontada al retirarse la imputación al interventor municipal, porque de haber indicios de credibilidad en la teoría de la conspiración de los hermanos Reyes no se pudo emitir ni consumar el pago a la empresa sin la colaboración necesaria del interventor de fondos, ahora libre de cargos, en el caso Grúas Barrios.

La trama orquestadas desde las cloacas del clan familiar, ahora también conocida como la tropa, se ha disuelto como un azucarillo cuando ha quedado demostrado que la empresa realizó el servicio y que se tramitó el pago de sus honorarios con todos los informes técnicos favorables, y el hecho de que no aparezcan los expedientes de los vehículos obedece a que fueron sacados del ayuntamiento a instancia de un asesor de Guillermo Reyes, como quedó acreditado en la sala con el testimonio del funcionario que le facilitó los expedientes al asesor de Reyes, por aquella etapa concejal de Urbanismo, expedientes que no fueron devueltos, a mi juicio con premeditación y alevosía, pese a que el propio Jesús Santana, hoy imputado en el caso Grúas Barrios, ya lo denunciara en su momento al concejal de Hacienda y Persona, Carmelo Oliva, (PP-Ciuca), que se pasó la denuncia de Suso por el arco del triunfo, sin tan siquiera abrir una investigación interna.

Quienes representaron la vergüenza y el choteo en el anterior gobierno tendrán que responder en los Tribunales como cientos de vehículos del depósito municipal volaron hacia Marruecas, o como los ciudadanos quedaban perplejos y denunciaban que cuando iban a recoger sus coches al “potrero” le faltaban piezas u objetos personales que se guardaban en su interior. Otro episodio negro del anterior gobierno que en breve saldrá a la luz pública.

El circo Barrios, S. L. es el modus operandi del clan familiar y su tropa que quieren distraer la atención de sus corruptelas en tramas y conspiraciones orquestadas para degastar al gobierno municipal, que a diferencia de quiénes judicializan y criminalizan conciencias y utilizan el aparato judicial y mediático en sus mezquinos propósitos, han llegado a Telde justo para desterrar de la ciudad a quienes a punto estuvieron en convertirla en un solar, con permutas y recalificaciones sospechosas, como ha dicho la Justicia, que solo beneficiaba a los poderosos del ladrillo y la especulación, frente como digo, al actual gobierno que ha venido a Telde a devolverle la credibilidad que aquellos le arrebataron devolviendo a los ciudadanos el orgullo de ser teldense.
Up supra…

Manuel Ramón Santana ha sido director y fundador de medios de comunicación en Gran Canaria y en la actualidad es especialista en Seguridad, habilitado por el Ministerio del Interior.