lunes, 16 de diciembre de 2019Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Opinión
Opinión -28/07/2019 - Actualizada a las 10:08
Colaboración

100 primeros días de Gobierno, mito o leyenda

Isaac M. Hernández

El inicio de gobierno para cualquier político debería estar marcado principalmente por empezar a cumplir su programa electoral, es la mejor manera de comunicar que empieza una nueva etapa política y que hay un cambio de tendencia en la gestión, un nuevo camino por recorrer. El consultor político tiene un papel fundamental en estos inicios, aquí encontrarás 12 claves para los primeros 100 días de gobierno.

 

La sobreexposición de marcas políticas, saturación de información en redes sociales y medios de comunicación, comparecencias en todo tipo de espacios públicos, entrevistas en radio y televisión, han hecho que la opinión pública en estos momentos quiera descansar, necesita tranquilidad.

 

El político tiene que entender esa necesidad del ciudadano por encontrar momentos de silencio, por lo tanto, ahora toca comunicar aquello que realmente sea necesario y beneficioso para las audiencias, elimina el ruido de tu comunicación política.

 

Es una norma no establecida esto de los 100 primeros días de gobierno? Bueno, según se mire. Lo cierto es que estos primeros días que van transcurriendo al finalizar un proceso electoral vienen a ser un periodo de carencia o de gracia, una especie de “ahí tienes la oportunidad” de ganarte mi confianza.

 

Franklin D. Roosevelt fue quién, como presidente de los EE. UU., inventó esta definición de los primeros cien días de gobierno. El país pasaba un periodo importante de crisis económica y tuvo que tomar una serie de decisiones que pudieran realzar la economía y que a su vez el pueblo americano así lo viese.

 

Es verdad que en el primer trimestre desde que se toma posesión en cualquier gobierno ya bien sea local, municipal o con otra dimensión, el líder o partido político tienen una gran oportunidad de dejar marcado su estilo para la legislatura en curso, cuáles van a ser sus principales capítulos políticos donde se actuará, quién y cómo van a atenderse las demandas de la ciudadanía, cuál va a ser su comunicación política de gobierno y en que tono.

 

Es en este periodo de tiempo cuando el vecino va a estar más pendiente del político y lo más importante cuando realmente se va a construir una imagen sobre él.

 

Ahora los medios de comunicación, sobre todo los tradicionales, están en otra liga. Las elecciones y las informaciones relacionadas con la política ya no son tan importantes en estos primeros días de gobierno. En el mejor de los casos quizás queden flecos y contenidos puntuales sobre posibles pactos de gobierno, pero lo cierto es que el ciudadano ya no percibe tan directo el impacto de la noticia pura y exclusivamente política.

 

Pero si es cierta una cosa, si un mandatario público activa una medida cuando menos innovadora, algo que llame la atención, ejecuta alguna decisión que afecte a la vida cotidiana de un lugar, entonces si que será noticia y eso si interesa, más aún estando tan reciente la finalización de un periodo de conformación de gobierno.

 

Recuerda aquello de “Somos lo que comunicamos” así que en estos momentos iniciales de gobernabilidad o de estar en el bando de la oposición, es momento para comunicar como somos y que vamos a hacer, si, que vamos a hacer a partir de hoy.

 

La política no da tregua siempre está viva, sino no sería política.

 

Doce claves para los primeros 100 días de gobierno

En estos primeros días de asentamiento político es bueno tomar una serie de medidas, de llevar a cabo acciones que marcan tu impronta ante el ciudadano, estas son algunas de ellas, las 12 claves para los primeros 100 días de gobierno:

Dirígete a quienes te dieron la confianza en las urnas, pero también a quienes no lo hicieron. Es buen momento para agradecer y crear un mensaje global donde todas las personas se vean reflejadas y correspondidas.

 

Ofrece información que de verdad sea relevante, contenidos dirigidos al ciudadano y no al compañero político, ese ya te conoce y bastante bien.

 

De las promesas electorales que pudiste hacer en campaña electoral empieza a desarrollar y poner en marcha algunas de ellas.

 

Establece prioridades, pero recuerda que te dieron la confianza por cosas que escucharon, el pueblo pide coherencia y altura de miras empezando a cumplir lo prometido.

 

Dependiendo si renuevas tu participación o en el gobierno o a cambio, entras de nuevo en él, necesitarás impulsar medidas que seguramente sea con cierta dificultad. Aquí es importante contar con personas capaces de llevar a cabo una transición de gobierno efectiva y en el menor tiempo posible. En cualquier caso, no dejes de comunicarte con el ciudadano, infórmale, pero de manera sensata.

 

Evita la confrontación política. Si este apartado es importante en campaña electoral, más lo es en los primeros días de gobierno. El ciudadano prefiere escuchar que vas a hacer a partir de hoy que de escuchar lo mal que lo hacen los demás.

 

No es momento de ser el elefante que entra por la cacharrería, piensa bien que cosas puedes cambiar o mejorar, sin prisa, pero sin pausa. Toma medidas en aquello que afecte lo menos posible a la buena marcha de la actividad institucional, pero también es cierto que debes marcar tu estilo de gobierno y eso pasa en muchas ocasiones por decisiones que no son del todo populares.

 

Hagas lo que hagas, ¡comunícalo! Y piensa bien de que manera, en qué lugar, cómo hacerlo, a quién comunicas e informas de tu gestión. Estos primeros 100 días de gobierno son vitales para que puedan conocerte un poco más.

 

Si tienes que tomar una decisión impopular y tarde o temprano tienes que afrontarla, es mejor ahora. Piensa que estás en ese periodo de “gracia” el pueblo tiende a ser más compasivo en estos días, aunque también estará pendiente de lo que pueda ocurrir.

 

No obstante, la prioridad en la vida cotidiana de un ciudadano no suele ser la actividad política salvo que afecte directamente y en ese momento a su día a día.

 

La oposición en estos días iniciales de cambio de legislatura tampoco está en su mejor momento, probablemente esté más pendiente de analizar y asumir su lugar en el nuevo escenario político en el que le toca participar.

 

Piensa que como político no eres el centro del universo, un ciudadano de a pie que planea ir mañana a la playa no tiene en su pensamiento, al menos una gran parte de la población, si se celebra o no un pleno extraordinario de un gobierno o ayuntamiento o de si sale o no una nueva ordenanza municipal, la gente actúa o interactúa con aquello que le resulta interesante, innovador y divertido ¿Acaso la política no tiene que entretener?

 

Todo lo que hagas arguméntalo, dale sentido a lo que haces y explícalo bien. No se trata de mostrar autoridad porque si, se trata de hacer lo mejor para el pueblo, para todo aquel que ha confiado o no en ti.

 

No dejes de trabajar el marketing político, sigue analizando al votante, cuáles son sus gustos y preferencias, las tendencias y hábitos de consumo político, que esperan de sus dirigentes y mil medidas más que estarán, no lo olvides, dentro de cuatro años.

 

Me decía un alcalde, en su etapa de candidato, que para él estos primeros 100 días era el mejor momento de mostrar al público quien era realmente, cuál es su personalidad y que es capaz de hacer durante su trayectoria política, estoy totalmente de acuerdo con él.

Yo añadiría algo más, en los primeros 100 días de gobierno tienes una oportunidad única de enamorar con tu mensaje, ese que se lee a medida que vas haciendo cosas y las vas comunicando.

 

Isaac M. Hernández Álvarez es consultor de Comunicación y Marketing Político.