domingo, 23 de enero de 2022Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Política
Política -26/11/2010 - Actualizada a las 07:59

El TSJC le da la razón a Reyes y anula el presupuesto de Telde de 2008, ya liquidado

El concejal de AFV-Ciuca piensa exigir responsabilidades a los que votaron a favor del documento
El TSJC le da la razón a Reyes y anula el presupuesto de Telde de 2008, ya liquidado
Reyes charla con el interventor accidental en la sesión plenaria en la que se aprobó el presupuesto de 2008 (Foto Tito Pulido)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- El presupuesto municipal de 2008, ya ejecutado y liquidado, ha sido anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias al detectar tres anomalías ya advertidas por el Tribunal de Cuentas en un informe. El concejal Guillermo Reyes, de AFV-Ciuca, autor del contencioso-administrativo, anuncia que exigirá responsabilidades a los ediles que votaron en el pleno a favor de este documento económico, el primero que aprobó el actual Gobierno tripartito de Telde.

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC, mediante sentencia dictada el pasado 1 de octubre, ha anulado los presupuestos del Ayuntamiento para el ejercicio 2008 tras estimar un recurso que presentó el concejal de AFV-Ciuca, Guillermo Reyes.

El magistrado ponente de la sentencia, Javier Varona, recalca que de su nulidad «pueden derivarse el nacimiento o extinción de efectos jurídicos o acciones de responsabilidad y vinculaciones para los siguientes presupuestos», según cita textual.

El TSJC tumba las cuentas municipales de 2008 acogiéndose casi punto por punto a las objeciones que le puso al documento ahora anulado el Tribunal de Cuentas. De la lectura de la sentencia se detectan tres anomalías graves, que son en las que coinciden esas dos altas instituciones.

La primera tiene que ver con la liquidación del presupuesto anterior. Dado que se aprobó con un remanente de tesorería negativo, la ley obliga a la reducción de los gastos previstos en el nuevo presupuesto, que sería el de 2009, por una cuantía igual al déficit existente, que en este caso era de 31 millones de euros. No se hizo así.

La segunda guarda relación con la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Telde, antes Urvitel y ahora denominado Fomentas. La normativa dispone que en los presupuestos generales de las Corporaciones locales deben integrarse los de las sociedades mercantiles íntegramente municipales, como Urvitel, pero el tripartito no sólo no lo adjuntó, sino que «encubrió el importante déficit» de la empresa, que «ni se menciona ni se incorpora».

Y la tercera es que, también por ley, la enajenación de terrenos del Patrimonio Municipal de Suelo (PMS) debe destinarse siempre a ampliar y conservar ese mismo patrimonio, y no como se hizo en esas cuentas de 2008, que preveían usar los 8 millones de euros que se esperaban sacar de la venta de suelo a inversiones como compra de vehículos o esculturas.

Pero la sentencia del TSJC también citó otras causas de nulidad, como que no se le incorporara la liquidación del presupuesto anterior, la de 2007, sino la de 2006, que no tuviera un anexo de inversiones, o que no incluyese un informe económico-financiero hecho por el interventor habilitado, sino uno del interventor accidental, que es un auxiliar.

El edil Guillermo Reyes deja claro, en declaraciones que hoy publica Canarias7, que tras esta sentencia piensa exigir responsabilidades a los que votaron a favor de este presupuesto. Advierte con reclamar no sólo una responsabilidad política, sino incluso civil o penal, en función de lo que le asesoren sus abogados.