domingo, 09 de mayo de 2021Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Política
Política -13/10/2010 - Actualizada a las 08:32

Avance: La Audiencia obliga a la jueza Zabala a admitir una querella del letrado La-Chica contra una radio de Telde por injurias y calumnias

Le insta a iniciar las diligencias solicitadas por el querellante contra los propietarios y locutores de RAV Siglo 21
Avance: La Audiencia obliga a la jueza Zabala a admitir una querella del letrado La-Chica contra una radio de Telde por injurias y calumnias
En imagen de archivo, dos de los querellados por el letrado de Telde (Foto RAV)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- La magistrada del Juzgado de Instrucción número 6 de Telde, María de los Ángeles Zabala, tendrá que admitir a trámite la querella formalizada por el letrado Carlos Javier La Chica-Pareja por injurias y calumnias contra Carmelo Martín Rodríguez, Francisco Pahino Plaza y la entidad Radio Aventura Siglo 21, al revocar la Audiencia Provincial de Las Palmas el auto de sobreseimiento que dictó esta jueza el pasado 15 de junio de 2009, según ha podido saber TELDEACTUALIDAD.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas, por auto de fecha 8 de octubre de 2010, ha estimado plenamente el recurso de apelación presentado por el abogado Carlos Javier La-Chica Pareja contra el auto que dictó el Juzgado de Instrucción nº 6 de Telde, el 15 de junio de 2009, por el que se archivaba y sobreseía una querella presentada por injurias y calumnias contra Carmelo Martín Rodríguez, Francisco Pahino Plaza y la entidad RAV Siglo S21 SL

Esta nueva resolución de la Audiencia Provincial revoca la decisión de la magistrada María de los Ángeles Zabala y se le ordena que se proceda a admitir la querella criminal interpuesta en su día, practicándose las diligencias solicitadas en su día por el conocido abogado La-Chica.

En el auto de la Audiencia Provincial, la Sala reseña, entre otras cuestiones, el hecho de que “sorprende a esta Sala el auto recurrido, puesto que en el mismo se niega la existencia de calificativos peyorativos de la persona o individuo, cuando son más que evidentes, llegando incluso a opinar sobre los motivos del fallecimiento de un familiar".