miércoles, 26 de junio de 2019Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Gran Canaria
Gran Canaria -28/02/2019 - Actualizada a las 19:09

Intersindical se encierra en Sanidad para demandar 35 horas y más personal

El sindicato sostiene que se podrían generar unos 2.000 empleos para cubrir las necesidades
Intersindical se encierra en Sanidad para demandar 35 horas y más personal
Imagen de uno de los representantes de Intersindical (Foto RTVC)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- Representantes de Intersindical han iniciado este jueves un encierro en la sede de la Consejería de Sanidad de Las Palmas de Gran Canaria que pretenden que sea "indefinido" para que demandar que la jornada laboral de los trabajadores de la sanidad pública se reduzca a 35 horas y que se contrate más personal.

En un comunicado, Intersindical explica que objetivo de esta protesta consiste en presionar para "recuperar los derechos laborales hurtados a los trabajadores durante los sucesivos años de recortes".

Además, exige que se ponga fin "la precarización de las condiciones laborales y a la escasez de plantilla", dos elementos que considera que "forman parte de la estrategia de desmantelamiento de la sanidad pública canaria que viene aplicando este Gobierno".

Intersindical sostiene que, si en la sanidad pública se aplicase la jornada semanal de 35 horas, se podrían generar unos 2.000 empleos para cubrir las necesidades del servicio..

"Ello, sin estar condicionado a acuerdos ficticios dependientes del Estado español", añade.

Este colectivo demanda además que se doten adecuadamente las plantillas de todas las categorías profesionales, cumpliendo con los ratios legales de personal por población asistida; que se recuperen todos los servicios privatizados y que se reduzca "al mínimo imprescindible" la concertación con clínicas privadas.

También demanda un concurso de méritos, "especial atención a la vulnerabilidad socioeconómica de Canarias" y la recuperación de la acción social y del poder adquisitivo de los trabajadores de la sanidad pública. EFE