mi閞coles, 16 de octubre de 2019Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Gran Canaria
Gran Canaria -20/02/2019 - Actualizada a las 16:34

La nueva iluminaci贸n de la Cueva Pintada concilia contemplaci贸n y evocaci贸n

El dise帽ador de la iluminaci贸n de Altamira dirigi贸 el proyecto
La nueva iluminaci贸n de la Cueva Pintada concilia contemplaci贸n y evocaci贸n
El nuevo sistema ofrece una experiencia espectacular (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, inauguró anoche el nuevo sistema de iluminación de la Cueva Pintada, que ahora ofrece una espectacular dimensión visual y un mayor disfrute del enclave arqueológico al ofrecer una experiencia que concilia contemplación y evocación.

Para que el público la pueda disfrutar, el Cabildo ha organizado visitas nocturnas a este yacimiento situado en Gáldar los días 15 y 29 de marzo, el 12 y 26 de abril, el 10 y 18 de mayo (Día Internacional de los Museos y Noche Europea de los Museos) y el 21 de junio con recorridos que aunarán patrimonio con otras manifestaciones artística como la música, el teatro o la danza. 

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, manifestó que la sustitución del sistema convencional de iluminación con el que se inauguró el museo hace más de una década responde a la política del Cabildo de introducir en todos sus equipamientos sistemas innovadores de ahorro energético y de mantenimiento que sean eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

A ello se suma la instalación realizada hace unos años de una planta fotovoltaica que abarata considerablemente los costos de electricidad. Con todo, “esta nueva iluminación logra que veamos desde otra dimensión nuestro patrimonio arqueológico”, apostilló. 

Por su parte, Miguel Ángel Clavijo, director regional de Patrimonio Cultural, confesó sentirse “gratamente sorprendido por el nuevo sistema de iluminación, porque si ya por sí misma la Cueva Pintada tiene un valor extraordinario, los efectos de la luz añaden valor a la experiencia del público”. Clavijo se congratuló de que el Cabildo grancanario siga destacándose como “avanzadilla de la protección del patrimonio cultural en Canarias”.

“Seguiremos colaborando en su política patrimonial de difusión y conservación. Ningún ciudadano quedará defraudado de su visita a este enclave con la nueva iluminación que se ha dotado a  la Cueva Pintada”.

El consejero de Cultura del Cabildo, Carlos Ruiz, explicó que las obras para instalar el complejo sistema lumínico se efectuaron sin cerrar el centro ni ocasionar molestia alguna a los visitantes del enclave. “Es un gran día porque se culmina una obra importante en la que llevamos trabajando más de un año”.

El sistema se ha implantado tanto en sus espacios públicos -área de acogida de visitantes y salas de exposiciones-, como en el propio parque arqueológico en toda su extensión -poblado, cámara policromada, pasarelas que recorren el enclave patrimonial y cerramiento textil perimetral. En total, la potencia instalada del nuevo sistema es de 13.14 KW

Mejora la conservación preventiva
La nueva iluminación marca un antes y un después en el programa de visitas y los itinerarios guiados establecidos por el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, convirtiendo la luz que baña sus detalles en aliada de una experiencia que pretende ser única y que permite conciliar la contemplación y la evocación, propiciando en el público una aproximación al conjunto patrimonial desde la emoción, así como una mejor comprensión de su realidad arqueológica. 

El proyecto diseñado por la empresa Intervento de cuya dirección facultativa se responsabilizó Miguel Ángel Rodríguez (en los año 80 diseñó el sistema de iluminación de la Cueva de Altamira), mejora sustancialmente las medidas de conservación preventiva del yacimiento arqueológico y de sus valiosas colecciones de bienes muebles, evitando las reacciones químicas que generaba la luz tradicional en los soportes materiales exhibidos. 

Además, el nuevo sistema implantado garantiza la eficiencia tecnológica y la sostenibilidad con el uso de la tecnología Led, repercutiendo la misma en un notable ahorro de energía y en la reducción de la contaminación por residuos. De las lámparas antiguas de 100 vatios se ha pasado al uso de las de 6 vatios. En la zona de acceso, el público podrá comprobar en una pantalla frontal el consumo real de energía que en cada momento se produce en el equipamiento.

Desde el punto de vista museográfico, la nueva iluminación permite eliminar las distorsiones en la imagen cromática global del poblado galdense con la utilización de diversas ópticas cuya luz se adapta a la morfología de los restos arqueológicos. Todos los equipos cuentan con un índice de reproducción cromática superior a 90, lo que garantiza la visualización real de los colores por parte de los visitantes.  Se ha elegido fuentes de luz que, aparte de contar con un buen IRC (Índice de Reproducción Cromática), permiten destacar materialidades reales con la finalidad de que el espectador tenga una percepción lo más cercana posible a lo que cada pieza arqueológica propone.

Un museo sostenible
La incorporación de la programación en el nuevo sistema lumínico permite igualmente crear diferentes escenarios bajo flujos luminosos dinámicos de cara a la organización de eventos específicos, que habitualmente se desarrollan durante la noche el centro museístico, generando atmósferas muy plásticas. El personal del programa de las visitas guiadas podrá ahora controlar en sus recorridos la secuencia lumínica que irá ligada a su discurso durante dichas visitas. En las pasarelas se ha instalado una iluminación de circulación que ha supuesto uno de los procesos técnicos más complicados y trabajosos de este proyecto.  

En 2011 el Cabildo encargó una auditoría energética para determinar qué mejoras podían llevarse a cabo para ahorrar energía en la Cueva Pintada. Se instalaron entonces elementos de monitorización y control que ofrecen en tiempo real datos sobre el consumo, lo que hace posible un control del funcionamiento adecuado de la instalación y de la cantidad de energía producida y consumida. El grado de autosuficiencia representa el porcentaje de las necesidades energéticas totales satisfechas por el generador fotovoltaico y, en el caso de la Cueva, oscila entre un 45 y un 85 por ciento, dependiendo de la hora del día, mientras que la cuota de autoconsumo, esto es,  porcentaje de la energía fotovoltaica total producida consumida por el edificio, es del 92 por ciento.