miércoles, 06 de julio de 2022Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Cultura
Cultura -05/11/2014 - Actualizada a las 17:14

En vez de adiós, ¡hasta siempre!

TA ofrece una reflexión del poeta y escritor teldense Julio Pérez Tejera sobre el fallecimiento del profesor Manuel Mayor Alonso
En vez de adiós, ¡hasta siempre!
El poeta teldense Julio Pérez en un acto (Foto Jesús Ruiz Mesa)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- TELDEACTUALIDAD ofrece a sus lectores una reflexión del poeta y escritor teldense Julio Pérez Tejera sobre el profesor Manuel Mayor Alonso, quien fallecía este martes a los 80 años de edad.
 
En homenaje a Manuel Mayor
por Julio Pérez Tejera
 
Querido don Manuel Mayor:
Después de haberme despedido de mis padres, de mis suegros, de mis tíos, de Sábato -al que conocí gracias a sus clases de Literatura-, de García Márquez y, como Ud. sabe pronto hará año y medio, de Teresa, me toca ahora despedirme de Usted. Y de tanto decir adiós me voy quedando con la sensación de que el que se marcha soy yo. Es más, creo entrever que verdaderamente es así. Soy yo el que se va de a pocos, a trozos, pero éstos son de tal magnitud que lo que va quedando de este lado de la muerte resulta bastante menos que lo que se ha ido. Y, pese a todo, como Jorge Manrique diría de su padre, yo podría decir ahora de Usted que aunque la vida perdió / dejónos harto consuelo / su memoria.
 
Sus clases de Literatura no eran meras listas de autores y obras sino descubrimiento del valor de la lectura. La constatación de que la experiencia estética es, también y sobre todo, una experiencia ética. A usted le escuché por primera vez esta frase. Antes hay que ser persona para luego ser poeta. En su compromiso por acercarnos a la lectura, puso en marcha la biblioteca del Instituto Técnico de Telde (actual José Arencibia), con un sistema normalizado de préstamos, que durante los recreos hacía desfilar por ella a gran cantidad de alumnos y alumnas. Además, el salón de actos del Instituto vio representarse, bajo su dirección, obras de Molière, Lope de Rueda, Moratín, Calvo Sotelo y otros autores.
 
En lo que a mí respecta, quiero dejar constancia de que, con sólo escucharlo recitar el soneto al Puerto de Gran Canaria, de Tomás Morales, pude aprenderme los dos cuartetos y, con un pequeño repaso, los dos tercetos. Después de cuarenta años, aún puedo recitarlo de memoria. Esto no pasaría de ser una anécdota de chiquillo memorión si no fuera porque muchos de mis compañeros de entonces tienen historias parecidas. Usted ponía tanto énfasis en lo que nos decía que no era necesario dedicarle mucho tiempo más a estudiarlo.
 
Así que, a pesar del dolor por tanta despedida, el amor que me han dado los que se fueron, incluido Ud., los hace estar tan presentes a este lado de la vida que, quizás debiera decir, en vez de adiós, ¡hasta siempre!
 
Estoy seguro de que en estas líneas apresuradas se me habrá deslizado alguna coma inoportuna y el hilo del discurso se verá enturbiado por una emoción a la que es preciso sobreponerse; no me lo tenga en cuenta.
 
Ahora que Usted está en todos los secretos, seguramente mirará condescendiente mis torpezas y pensará. Este Julio no acaba de escribir del todo bien pero no es mal muchacho. Al menos, eso espero. Lo dicho: ¡Hasta siempre, don Manuel!
 
Julio Pérez Tejera es poeta, escritor y vecino de Telde.