mi閞coles, 06 de julio de 2022Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Política
Política -02/05/2021 - Actualizada a las 13:27

Los empleados del Polideportivo Paco Artiles, sumidos en la desesperaci贸n e incertidumbre

Una extrabajadora de Lude expone en una carta remitida a TELDEACTUALIDAD la situaci贸n de angustia en la que viven desde el pasado 12 de abril, d铆a en que Lude cerr贸 la instalaci贸n
Los empleados del Polideportivo Paco Artiles, sumidos en la desesperaci贸n e incertidumbre
Concentraci贸n de trabajadores del Polideportivo Paco Artiles en la plaza de San Juan/TA.

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Los ex empleados de Lude que trabajaban en el Polideportivo Paco Artiles están desesperados porque no ven solución a su situación tras el cierre el pasado 12 de abril, hace ya más de 15 días, de la instalación municipal de San Juan.

 

María Cleo Liria Sánchez así lo patentiza en una carta remitida a TELDEACTUALIDAD para su publicación. Aunque lo hace a título personal, “me consta que es el sentir de la inmensa mayoría de sus compañeros que se han quedado sin trabajo”, apunta.

 

TELDEACTUALIDAD ofrece a continuación el contenido íntegro de la carta:

 

Desde el corazón de una ex empleada de Lude a la ciudadanía de Telde

Mi nombre es María, ex trabajadora de la Instalación Polideportivo Paco Artiles. Les quisiera transmitir como me siento junto con el resto de los compañeros y las compañeras desde el 12 de abril de este año, cuando el Ayuntamiento decidió llevar la gestión directa de dicho centro.

 

En primer lugar, siento una gran tristeza, porque desde ese día miles de usuarios se han quedado sin poder hacer su actividad física, tratándose en muchos casos de personas mayores, capacidades especiales y, en general, gente con un nivel de ingresos que no pueden permitirse acudir a otra instalación privada.

 

También siento una enorme decepción, porque desde noviembre de 2020 y tras sostener varias reuniones con todos los políticos del Ayuntamiento de Telde, compruebo que las llamadas a la calma recibidas y las promesas de que el Polideportivo continuaría abierto, se han quedado en simples palabras y la realidad es que el establecimiento está cerrado, los ciudadanos sin servicio y los empleados engrosando las listas del desempleo.

 

Además, siento angustia e incertidumbre, porque, aunque a partir del cierre continúan manteniéndose reuniones con todos los políticos y ahora nos vienen diciendo que en breve estará todo solucionado, pasan los días y aún las semanas y no se produce ningún avance; mientras los trabajadores estamos en la calle e incluso sin derecho a percibir prestación por desempleo, ya que según el SEPE técnicamente no hemos sido despedidos por lo que no procede ni tan siquiera que cobremos el paro.

 

Naturalmente por esto último siento desesperación, pues durante esta espera que se me antoja va a ser eterna y de incierto resultado, ¿cómo se supone que vamos a dar de comer a nuestros hijos?, ¿cómo van a mantenerse nuestras familias?, ¿del aire?

 

Todos los que nos prometieron, primero que no cerraría la instalación, y después que se reabriría en muy poco tiempo, cobran sus sueldos puntualmente, la vida sigue igual para ellos y esto no es más que otro problema que se suma a los muchos que viene padeciendo nuestra ciudad desde hace años, sin que este cúmulo de cuestiones irresueltas parezca afectar para nada a esos políticos.

 

Por último, siento vergüenza y pena como teldense, vergüenza de ver que en Telde nada funciona, todo son cierres, obras inacabadas, proyectos que nunca ven la luz. Pena al comprobar que nos estamos convirtiendo en una ciudad dormitorio de la capital de la isla en la que solo es posible la pernocta, ya que casi para cualquier otra cosa tenemos que salir de Telde a otras poblaciones en busca de los servicios de los que carecemos. Vamos camino de transformarnos en un pueblo fantasma y tengo la sensación de que a nadie nos importa ya, a tal extremo de apatía nos han hecho llegar los que durante tantos años y con tanto desacierto nos han gobernado, gracias al regalo de nuestros votos.

 

Pude ver hace poco que se realizó a través de este mismo medio una encuesta para determinar quiénes eran los “culpables” del cierre del Polideportivo Paco Artiles, ¿Realmente piensan que los trabajadores necesitamos encontrar culpables? Para nada, lo que precisamos son soluciones y que no tengamos que vivir engañados, viendo cómo pasa el tiempo y no se cumple con los compromisos adquiridos. Lo que queremos es volver a nuestros puestos de trabajo, que consideramos siguen siendo necesarios y útiles, prestando un servicio esencial a miles de ciudadanos.

 

Siento haberme dejado llevar por la emoción al escribir estas letras. Pido disculpas de antemano si alguien se ha podido sentir ofendido, pero mi única intención ha sido y es transmitirles mis sentimientos como trabajadora y como madre en esta situación tan delicada.

 

Muchas gracias.


María C. Liria Sánchez es ex empleada de Lude.