domingo, 28 de noviembre de 2021Director: Carmelo J. OjedaISSN 1885-5636
teldeactualidad
PORTADA > Política
Política -26/10/2017 - Actualizada a las 18:22

La alcaldesa dibuja un nuevo horizonte para Telde al recuperar las parcelas de La Mareta

La alcaldesa critica las presiones recibidas y alaba el papel de los grupos de la oposición que se alinearon con el Gobierno
La alcaldesa dibuja un nuevo horizonte para Telde al recuperar las parcelas de La Mareta
Archivo. La alcaldesa de Telde, Carmen Hernández (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD
Telde.- Catorce años después y tras “una batalla legal sin precedentes”, el Ayuntamiento de Telde ya dispone con “absoluta libertad” y “sin ningún tipo de ataduras” de las parcelas P-1 y P-2 de La Mareta. La alcaldesa Carmen Hernández considera que con el auto judicial que da por inejecutable la escrituración de las parcelas a nombre de la empresa de Julián Gómez del Castillo se alcanza el epílogo de una “tragicomedia” que ha marcado buena parte de la historia reciente de la ciudad.

 

Jueves 22 de mayo de 2003, esa es la fecha en la que el Ayuntamiento de Telde adjudica a la empresa del promotor Julián Gómez del Castillo el derecho de suelo sobre una valiosa pieza de suelo municipal de 141.000 metros cuadrados ubicada en la zona comercial de La Mareta, junto a donde hoy se han levantado los establecimientos de Alcampo e Ikea, para construir y explotar durante 60 años un equipamiento recreativo, de ocio, comercial y hotelero a cambio de 16,8 millones de euros. Un proyecto urbanístico que nunca se llegó a materializar.

 

Desde entonces, ese jugosa y codiciada propiedad municipal –luego segregada en las conocidas como parcelas P-1 y P-2 de La Mareta–, se ha visto inmersa en un calvario judicial que ahora, 14 años, 5 meses y 4 días después, el Gobierno de Telde ve “absolutamente zanjado”.  Todo ello tras el auto que en la jornada de ayer miércoles llegaba a manos de la alcaldesa Carmen Hernández

 

Una resolución de la titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 3 de Las Palmas, la magistrada María Olimpia del Rosario, que da la razón al Consistorio al considerar materialmente imposible ejecutar la sentencia que obligaba al Ayuntamiento a escriturar el suelo a nombre de la Parque Comercial y de Ocio La Mareta S.L. dado que el Pleno municipal acordó el pasado 26 de junio resolver el contrato entre ambas partes al no haber satisfecho la empresa de Gómez del Castillo el canon acordado.

 

Minutos después de explicar el contenido y las consecuencias del auto a los grupos políticos, en una Junta de Portavoces convocada expresamente este mediodía para tal fin, la primera regidora de Telde comparecía ante los medios de comunicación para ofrecer una valoración sobre el pronunciamiento judicial.

 

Cierra las puertas a posibles indemnizaciones al empresario
En primer lugar, la alcaldesa precisaba que el dictamen todavía no es firme. Cualquier sentencia que se declare inejecutable, ahondaba, es inherente a que la otra parte reclame una indemnización. Sin embargo, esta es una hipótesis que el Gobierno local ve con muy pocas probabilidades de prosperar por la propia naturaleza del caso.

 

Y es que existe una máxima en derecho, Allegans propiam turpitudine non audiatur, que viene a decir que nadie puede beneficiarse de su propia torpeza: El Ayuntamiento no ha escriturado porque Gómez del Castillo no ha pagado y, por tanto, el contrato se ha resuelto sin derecho a indemnización.

 

Además, desde el Ejecutivo local recuerdan que los tribunales han venido rechazando los daños y perjuicios esgrimidos por el promotor. “Si Gómez del Castillo hubiera pagado su parte, hoy estaríamos en otro escenario. Tendría las parcelas y estaría desarrollando el proyecto empresarial”, enfatizaba Carmen Hernández.

 

Diferente es la compensación “millonaria” que el Ayuntamiento de Telde pueda exigir al promotor por no haber desarrollado el proyecto urbanístico y privar a la ciudadanía de Telde del disfrute de este suelo durante más de 14 años y de los ingresos que podría haber obtenido en concepto de impuestos y tasas (IBI, licencias, etc.)

 

“El solomillo” de Gran Canaria
Para la alcaldesa, con este dictamen se pone fin a una “batalla legal sin precedentes” en la historia de Telde, y que incluso ha trascendido al ámbito insular y regional. Una gran noticia para una administración que ya puede hacer y deshacer sobre una de las parcelas más importantes ya no del municipio, sino de la Isla, apuntaba Carmen Hernández. 

 

Enclavada en uno de los parques comerciales más pujantes del territorio insular, en la denominada milla de oro, junto al corredor norte/sur de la GC-1, tal es su valor potencial que la alcaldesa se refería a ella como “el gran solomillo” de Gran Canaria.  Ahora se abre un nuevo escenario. El Gobierno local estudiará la recién aprobada Ley del Suelo de Canarias y en base a esta norma sopesará los diferentes proyectos que puedan tener cabida.

 

Reconocimiento al trabajo de los funcionarios
Entiende Carmen Hernández que el auto de la magistrada María Olimpia del Rosario “refrenda el buen trabajo jurídico” que la administración municipal ha venido desarrollando en estos poco más de dos años de mandato, además de reforzar su imagen y credibilidad, aspectos tan denostados en otros tiempos.

 

Por ello, la primera autoridad de la ciudad ha querido felicitar públicamente a los empleados municipales adscritos a la Asesoría Jurídica, Urbanismo y Contratación, así como a los asesores externos que han tutelado al Gobierno local en la etapa más reciente del proceso judicial. Pero además de poner en valor el trabajo técnico de estos departamentos, también ha aprovechado para subrayar la dirección política, “el impulso del Gobierno para que esto hoy sea una realidad”.

 

Sorteando la quiebra técnica del Ayuntamiento
Para Carmen Hernández, el de La Mareta era junto a las expropiaciones urbanísticas uno de los asuntos claves del mandato. Dos “grandes losas” que podrían haber supuesto indemnizaciones millonarias, y con ello llevar a Telde a la “quiebra técnica”, y que sin embargo han quedado resueltos a mitad del mandato.

 

A La Mareta “le hemos dedicado muchas, muchas horas. Y ahora podremos dedicar todo nuestro tiempo y esfuerzo a otros aspectos. A seguir trabajando en sentar las bases de la recuperación económica y social de nuestra ciudad. En definitiva, a despejar nuestro presente y avanzar mas rápido hacia un futuro mejor”, incidía la regidora.

 

El apoyo de la oposición, el papel de los medios de comunicación y las presiones del lobby
Buena parte de la intervención de la primera autoridad local giró en torno a las presiones a las que su Gobierno, asegura, ha tenido que hacer frente. “Durante estos dos años no nos hemos achantados ante las variadas y fuertes presiones que hemos recibido por parte de una especie de lobby que se valía de algunos medios de comunicación para intentar colocar ante la opinión publica que este empresario había actuado de manera correcta y que era el Ayuntamiento de Telde el que no obraba bien”, reprochó.

 

En el polo opuesto, la mandataria situó a los grupos de la oposición que se alinearon con el Gobierno votando a favor de anular el contrato. “Desgraciadamente no todas las fuerzas políticas estuvieron allí, algunos se pusieron de perfil, pero hoy me quiero acordar de las que si estuvieron y que con su voto permitieron que la recuperación de las parcelas sea hoy una realidad”, destacó.

 

Al mismo tiempo, Hernández lanzó un mensaje de unidad política en defensa del bien común. “Es legitimo, lógico y razonable que todos los grupos tengan sus estrategias de cara a los comicios de 2019. Pero mientras tanto, muchos apelamos a la responsabilidad y a ser capaces de trabajar por el interés general”.

 

Las motivaciones económicas de Gómez del Castillo
Por último, defendió que “desde el minuto uno ha quedado claro y cristalino que este señor -Julián Gómez del Castillo–  nunca ha querido desarrollar el proyecto. Siempre ha pretendido quedarse con las parcelas sin pagar el canon y venderlas a un tercero o recibir una indemnización. Estas han sido sus dos únicas motivaciones”. 

 

Tal es así que, según desveló Carmen Hernández, la única condición que puso el promotor durante el proceso de mediación fue la de renunciar al derecho de superficie a cambio de una compensación económica.

 

Hitos de los procesos judiciales sobre la parcela de La Mareta