23/03/2020 - 13:13

A por todas

TA ofrece una reflexión de la maestra teldense Ana María Florido

A por todas
Ana María Florido (Foto TA)

ANA MARÍA FLORIDO

Casualidades de la vida. Confinados en casa, los primeros días, mis hijas no paraban de decir ¿Qué hacemos?, ¿Cómo vamos a pasar estos días en casa? Yo me acordaba de mi heroína en mi adolescencia: “Ana Frank” o del protagonista de “El niño con el pijamas a rayas”. Aún mis hijas no habían recibido las actividades a realizar en este período de aislamiento. Mira por donde, al abrir mi hija pequeña, las actividades de las asignaturas, en el área de Religión una de ellas hacía referencia a mi heroína.

 

Y aquí estoy escribiendo sobre ellos, porque si a mí me tocaron el corazón cuando leí sus historias, en estos momentos difíciles, pero esperanzadores, hoy por hoy, ellos serían referentes de muchos niños, niñas, jóvenes, que se encuentran en situaciones parecidas, pero impensables.

 

La única relación de esa niña o niño con los de ahora, es el período de aislamiento que ellos vivieron. Sus vidas nada que ver con la de hoy.

 

Y siendo maestra, me acuerdo de mi alumnado, del alumnado en general. Me retrotraigo a mi niñez y aquellos días de “aburrimiento”, esa palabra no existía en nuestro vocabulario, en los días de asueto, nos buscábamos la vida, leyendo todo aquello que nos viniera o nos ofreciera nuestros vecinos.

 

Por ello traigo hasta aquí otros protagonistas que tanto nos entretuvieron y ellos son “Matilda”, “Faicán”, ”Platero y yo”, “Los cinco”, ”Manolito Gafotas”, ”Geronimo Stilton”…tebeos o cómic como “Mortadelo y Filemón”, “Zipi y Zape”…

 

Y qué mejor que nuestros “héroes y heroínas” que después de tantos días así lo están demostrando, hagan de la lectura un placer y rebusquen en casa esos viejos libros empolvados. Verán que de su vocabulario desaparecerán las palabras aburrimiento, pereza, tan en boga hoy en día.

 

Pasado unos días, mis hijas con las tareas encomendadas, ya no han vuelto a quejarse. Y ¿saben una cosa?, la mayor que es tenaz, enseguida se puso a la tarea, valga la redundancia, y con la asignatura de Dibujo Artístico, y mano a la obra ya que tenía que dibujar su habitación. Y la imaginación se echó a volar, hizo retratos de todos nosotros, caricaturas, marcapáginas, con la paciencia y tranquilidad que ella sabe que el dibujo le proporciona.

 

Enseguida la pequeña se puso con la asignatura de Música a hacer las actividades sugeridas y tuvo que pedir ayuda. Esa ayuda fue proporcionada por mi marido que tiene conocimiento de ella y se pasaron una tarde muy entretenida y al acabar oigo decir a mi marido _ por una vez me he sentido útil.

 

Llegado el atardecer después de salir a aplaudir a tantos héroes, heroínas anónimos, se nos ocurre ponernos a bailar; cuando estamos exhaustas, nos sentamos juntos y jugamos al Parchis, La oca, Quien es quien…o hacemos manualidades y para acabar el día lo completamos con la lectura.

 

Si casualidades de la vida, las asignaturas denominadas “Marías” son las que fomentan en el alumnado la imaginación, la creatividad y las que nos permiten mantener un equilibrio y salud mental y físico en estos momentos.

 

Qué este sacrificio, nos sirva para valorar lo que hasta ahora no hayamos querido ver en la sociedad actual:

 

La investigación y los investigadores tan denostados en España, son los que nos van a sacar de este meollo, así como el conjunto de Sanidad, los militares, y las fuerzas de Seguridad.

 

Las asignaturas “Marías son las que nos están proporcionando la calma y relax a nuestros hijos/as

 

El sector primario, la agricultura, ganadería es el que nos proporciona nuestro sustento diario y el comercio, el transporte el que nos lo hace llegar a nuestras casas.

 

A por todas y como dice un viejo refrán ”no hay mal que por bien no venga” cambiemos malos hábitos, vicios por aquellos que antaño tanto les proporcionó a nuestros abuelos, padres y que son ahora los que están siendo perjudicados y hacinados en Residencias, o solos en casas .

 

Si casualidades de la vida nuestros abuelos, padres que podrían haber vivido otro hacinamiento por las guerras del siglo pasado, y salieron de ellas con tesón, voluntad y esfuerzo son ahora los que peor parados están saliendo de esta pandemia; nuestra ayuda héroes y heroínas, es que sepamos que la unión hace la fuerza y que mejor que unirnos en casita por el bien de todos.

 

Paradojas de la vida tanto hablar del cambio climático y que sea una pandemia la que consiga erradicar la contaminación del aire, acústica, marina…no desperdiciemos esto y no veamos desperdicio en pararnos porque al final se recogerán los frutos.

 

A mis héroes, heroínas de ayer, de hoy (alumnado) gracias por el ejemplo que nos están dando.

 

Ana María Florido Ramos es ciudadana de Telde y maestra.

 

Comentarios

  • Pilar Salgado
    25/03/2020 - 14:51

    Te conozco y conozco a tus niñas. Y se que son muy curiosas, intrépidas y activas. Y como también sabes he trabajado con muchos de nuestros niños, preparando varios actos para las fiestas en nuestro barrio y lo he dicho y lo seguiré diciendo: “Hay mucho talento entre todos ellos”. Son niños mágicos con un carisma y una Positividad increíbles. Cada día, aprendemos muchas cosas con ellos.

    1
    0
  • Pablo Cruz
    24/03/2020 - 11:33

    Felicidades Ana y gracias por compartir tu experiencia con los demás. si de A ver si de ésta, la sociedad reflexiona y es capaz de comprender que lo importante es compartir y vivir el día a día con los nuestros, sin la necesidad de aislarse cada uno en su móvil.

    2
    0
  • jose a jimenez
    23/03/2020 - 23:33

    ana maria es muy buena persona se parece toda a su madre con sus buenos acciones lo que estamos pasando y ahi dando aliento y animo a todos muchas gracia

    1
    0
  • Pino Monzón
    23/03/2020 - 17:55

    Muy buena reflexión, Ana, Me ha encantado.

    19
    0

Enviar Comentario

X