03/12/2019 - 17:09

El Instituto Laboral de Telde revive con el tradicional almuerzo navideño de sus exalumnos

La cita se celebró el pasado sábado en Salinetas

El Instituto Laboral de Telde revive con el tradicional almuerzo navideño de sus exalumnos
Foto de grupo de los asistentes a la comida (Imagen Jesús Ruiz Mesa)

TELDEACTUALIDAD
Telde.- El alumnado del antiguo Instituto Laboral de Telde se citó este pasado sábado en un restaurante de Salinetas para disfrutar de su ya tradicional almuerzo navideño de confraternización.

 

Para esta ocasión, la Asociación de Antiguos Alumnos y Alumnas, un colectivo que se fundó en 1998 y que desde entonces promueve anualmente este encuentro, se fijó en el Restaurante Marina´s, situado al final de la calle Américo Vespucio, en la última rotonda de la playa de Salinetas.

 

Crónica del acto

por Jesús Ruiz

 

Llegado el último sábado del mes de noviembre, la Asociación de Antiguos Alumnos y Alumnas del Instituto Laboral de Telde, hoy I.E.S. José Arencibia, se reúnen para celebrar su encuentro y comida anual en conmemoración de un siempre recordado tiempo como estudiantes de aquel centro docente, emblemático y visible desde el corazón urbano de la ciudad, que siempre queda en la memoria de los estudiantes que fuimos, hombres y mujeres, jóvenes de aquel entonces de los años cincuenta y sesenta, del pasado siglo, esto parece una barbaridad de tiempo, cuando en las mismas páginas de los libros y lecciones del inolvidable cuadro de profesores que recordamos con cariño, a quienes se les ha rendido el merecido tributo, los alumnos y alumnas que en cada encuentro anual alzamos la copa por esta y por muchas otras cosas, pues, los que hemos podido cruzar la línea secular entre un siglo y otro, nunca lo habríamos pensado en la base histórica de nuestras asignaturas que se nos hablaba de los desarrollos y avances del siglo XVII, XVIII, XIX, y el XX, que era el que nos correspondía por haber nacido y crecido en ese temporal período, y cómo no, cruzamos al XXI y celebramos con la fortuna de poder contarlo y revivirlo aquellos años, si, del siglo pasado.

 

La convocatoria de la cita y comida este año se diferenció al de otros por la elección de otro local gastronómico, esta vez cambiamos el campo, las medianías, los valles fértiles del ascenso a Valsequillo, por el del bello litoral teldense, nos encaminamos al núcleo costero de playa de Salinetas, que tampoco está nada mal: Entre el campo y el mar comparto mis amores/ la montaña y el valle me elevan la mirada,/ el sonoro mar comparte mi morada,/ las olas y mareas alejan mis desamores./

 

Escapando de esta licencia poética la Asociación nos convocó el sábado 30 de noviembre, por primera vez en el Restaurante Marina’s, ubicado a la entrada de la zona industrial de Cinsa Salinetas, donde fuimos atendidos de manera satisfactoria por su personal, todos los asistentes este año en número de 70, después de las últimas celebraciones una media buena. Finalizado el servicio de comida y a los postres se guardó en pie un minuto de silencio In Memoriam por los fallecidos, así como el agradecimiento y saludo a los compañeros y compañeras presentes y ausentes, en el mejor de los propósitos para la continuidad de nuestros encuentros anuales. En la colaboración y participación del acento personal y agradecido por su improvisación artística, a capela, siempre gratísima al oído y al alma, de la voz de Juan Manuel López que nos deleitó con dos boleros que cantó con el estilo y buen hacer vocal que le ha caracterizado siempre.

 

El escritor, novelista, Antonio Melián Hernández, Diplomado en Estudios Eclesiásticos, Licenciado en Ciencias de la religión, Profesor de Instituto, Postgraduado especialista en Mediación Familiar, nos dio a conocer su último trabajo literario, su novela, “El veneno del miedo”, de ediciones Canarias eBook, que presentó recientemente en el Club La Provincia de Las Palmas de Gran Canaria.

 

Él mismo hizo la reseña argumental basándose en la dedicatoria a los admirables maestros y maestras, padres de la docencia, que saben llegar, a través de su respetuosa valoración, al interior profundo de sus discentes e inocular en su espíritu el estímulo de su aprendizaje. A los padres y madres, diestros en la entrañable educación que estimulan a sus hijos y a las queridas alumnas y alumnos que buscan comprensión y acicate necesarios para enfrentarse a la vida. A los adquirentes de este libro novela, su autor Antonio Melián, dedicó su firma en el recuerdo de esta oportunidad de conocer y contar con una obra suya.

 

Finalizada la comida y las intervenciones de los compañeros se procedió a la foto de familia del grupo captada delante del jardín de dragos que aguantan y mantienen su dignidad arbórea de icónico árbol canario, y, a su sombra, ya en el declinar de la tarde, perpetuamos esta jornada de encuentro de la Asociación de Antiguos Alumnos y Alumnas del Instituto Laboral de Telde. Una vez más celebramos desde este bello litoral de la playa de Salinetas el recuerdo y buen nombre de nuestro paso por la institución que hoy honra el nombre de aquel artista, don José Arencibia Gil, de quien hemos tenido la suerte de ampliar y conocer más la importancia de su persona y obra, con actos y libros presentados, recopilatorios de su  biografía y la diversidad de su creación en las diferentes obras, pinturas, murales, frescos, esculturas, que son reflejo de su pensamiento en los retablos de templos, óleos sobre lienzo adosados a la pared,  como el de San Matías en Artenara y el de San Francisco en Las Palmas de Gran Canaria.

 

Arencibia Gil, hombre de compromiso con el tiempo que le tocó vivir, nace en Las Palmas de Gran Canaria en 1914, y desde niño reside en Telde con su familia que se traslada al barrio de San Francisco. Testimonio de su biografía y obras, se reflejan en los libros del historiador, investigador y escritor teldense, profesor, don Germán Jiménez Martel, “José Arencibia Gil 1914-1968” y “La Guerra Civil José Arencibia Gil y Otros Artistas Canarios”, éste, presentado el pasado diciembre 2018, destacando el autor que José Arencibia fue mucho más que un pintor. Lo constatan sus dibujos, esculturas, proyectos urbanísticos, fotografías, ilustraciones, diseños de edificios, mobiliario y realizaciones efímeras, así como numerosos textos literarios y poemas.

 

En su obra, sobre la diversidad expresiva de Arencibia, el historiador Germán Jiménez, resalta otra actividad ésta más desconocida, su participación en la Guerra Civil Española y la realización de ilustraciones vinculadas al ideario del bando republicano. El pasado 21 de noviembre, se impartió una conferencia en la Casa Museo León y Castillo de Telde, sobre Arencibia y los dibujos, creación artística como dibujante y redactor la revista boletín Avance durante la Guerra Civil Española. Y en el recorrido histórico artístico de San Gregorio, con motivo de las fiestas patronales de San Gregorio Taumaturgo, de Los Llanos, se descubrió una placa conmemorativa sobre la fachada de la vivienda que habitó don José Arencibia Gil y familia, actualmente zona peatonal principal de San Gregorio.

 

El Antiguo Instituto Laboral de nuestra grata memoria, en tiempos de nuestra adolescencia y juventud, cumplió su proyecto y cometido docente marcándonos los caminos por los que más tarde decidimos recorrer, hoy como Instituto de Bachillerato. I.E.S José Arencibia Gil, tras el edificio y el nombre que le honra, hay mucha historia y vivencias que atesora, las de nuestra propia juventud, y las de los que hoy, chicos y chicas, alumnos y alumnas del siglo XXI, se desenvuelven con otros métodos de enseñanza, avances tecnológicos y nuevas técnicas de estudio.

 

Los mismos ecos, las mismas ilusiones, sueños y esperanzas de progresar y preparase para el futuro, a las puertas del viejo Instituto Laboral, hoy, sus caracteres arquitectónicos y artísticos, permanecen sobre su fachada, relieves escultóricos de la conjunción de la ciencia, la industria y la agricultura canaria, y a la entrada, recepción de la sala principal,  un friso con un bellísimo relato pictórico, trabajo en óleo sobre enlucido de las actividades agrícolas e industriales de Telde, nos muestran los símbolos identificativos del esfuerzo, trabajo y actividades laborales que la sociedad de entonces cumplía, traducida en valores del desarrollo y preparación personal, que nos fueron inculcados en aquellas aulas y talleres de especialidades técnicas, mensaje de creación artística y estilo personal de Arencibia, que, como legados, sirvieron para escoger qué caminos tomar en los siguientes años de estudios superiores, universidad, empresa, turismo, comercio, educación, magisterio, etc. y afrontar el futuro con la suficiente formación para alcanzar una mejor posición laboral.

 

Mi agradecimiento a la organización de la Asociación de Antiguos Alumnos y Alumnas del Instituto Laboral de Telde, en las personas de su presidenta Pepa Betancort, colaboradores, Ángel Torres, Agustín Naranjo y Carmen del Pino, así como a todos los y las asistentes a este encuentro del 2019, a las puertas del diciembre festivo, que ya nos atisba como cada año, el advenimiento de la Navidad, con los mejores deseos y la esperanza puesta en otro encuentro el próximo 2020. Enhorabuena, salud y mucha buena suerte y hasta el año próximo. Muchas gracias.

 

"Los ecos del vacío de las aulas y el griterío del recuerdo me llegaban por las cristaleras entreabiertas desde el patio, desde aquellos años, niñez, juventud y mocedades, el recuerdo sigue ahí, las ausencias no han sido borradas por el silencio, el verdor de sus pasillos, sobre la pizarra que aún huele a tiza y borrador, descifro alguna fórmula ya envejecida por el tiempo. Suben por la escalera los pasos y el trotar de las huellas que nuestros infantiles pies dejaban en busca de la clase, el profe, serio, circunspecto detrás de su mesa nos aguardaba en silencio castrense para empezar cualquier disciplina ... y ahí está mi Instituto Laboral, erguido, orgulloso, dejando el pabellón de su legado a las nuevas generaciones con ilusión y las mejores esperanzas puestas en el futuro de una mejor ciudadanía, por Telde, Gran Canaria y Canarias".

 

Jesús Ruiz Mesa es colaborador cultural de TELDEACTUALIDAD.

 

Comentarios

  • Antonio María J.S.
    04/12/2019 - 13:34

    Gracias D.Jesus Ruiz Mesa . Usted siempre informando de la buena cultura . Qué El Señor le dé mux salud para q sigas dando buenas noticias y sembrando cultura .

    10
    0
  • Antonio S. Rivero
    04/12/2019 - 11:04

    !Cuantas vivencias, sueños e ilusiones!. Aquel Instituto que nació en el Parque, paso al Grupo E. del Marcado, antes de llegar al Emblemático edificio que es hoy, marcó, un antes y un después, para Telde y para cuantos tuvimos la fortuna de formarnos en su aulas. Recuerdo, Imborrable, para Profesores y Alumnos que compartimos Aula y Pupitre y que atendiendo a la llamada de su Dios, ya no están.

    0
    0

Enviar Comentario

X