09/09/2019 - 08:13

La cantina más democrática de Telde

La asociación de vecinos Los Melones, de Marpequeña, elige por 89 votos a Heriberto Sosa para que les lleve el bar del local social. Optaron tres candidatos, todos socios

La cantina más democrática de Telde
Heriberto Sosa, los tres candidatos y el proceso electoral para elegir al cantinero (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- No solo los partidos políticos celebran primarias. También recurren a esta fórmula colectivos vecinales como el de Los Melones, en Marpequeña, que este verano abrió un proceso electoral entre sus socios para elegir al cantinero, figura clave en la asociación y en el local social.

 

Fue esta última semana. Optaron tres candidatos y ganó Heriberto Sosa por 89 votos de los 139 emitidos. Hubo cuatro en blanco. Entre sus promesas, dejar a los mismos dos trabajadores que estaban con el cantinero anterior e instalarles un proyector para ver en la pared, bien grandes, los partidos de fútbol. Puede que esta fuera la clave, según detalla Canarias7 en un reportaje de Gaumet Florido.

 

Fue su golpe de efecto. Y Heriberto cumplió. Algunos políticos deberían seguir su ejemplo. Lo prometió por la tarde y a la mañana siguiente estaba colocado el proyector.

 

Mecanismos democráticos

Paloma Monzón, presidenta de este colectivo desde 2016, ve con normalidad este proceso. «Es que es lo que hay que hacer; aquí los socios no solo tienen que pagar la cuota, también tienen voz y voto, y derechos y obligaciones, así que aquí elegimos entre todos al que lleva el bar».

 

El local se quedó sin cantina el 5 de agosto y enseguida se puso la maquinaria en marcha para reabrirla. «Como en casi todas las asociaciones, si tienes la cantina cerrada, se muere», explica Monzón. ¿Por qué? Porque es lo que mantiene el local abierto. El de Marpequeña abre de 10 de la mañana a 11 o 12 de la noche. Así las cosas, se dieron prisa con la tarea. El 16 de agosto se publicaron las bases para participar y el 2 de septiembre fue la asamblea en la que se eligió.

 

Solo pueden optar socios, de ahí que sean más una especie de primarias que de elecciones. «Solo si los socios no se interesan, entonces la directiva puede elegir a alguien de fuera». No hizo falta. Se animaron tres. Eso sí, tuvieron que presentar su candidatura por escrito. Y luego, el día de la asamblea, como si fueran políticos, tuvieron que exponer ante los socios su propuesta.

 

Para facilitar el voto, pues hay mucha gente mayor a la que le cuesta escribir, a cada candidato se le asignó por sorteo un número del 1 al 3 y se votó en urna, con carné en mano y un listado de los socios que podían votar, los que están al corriente de las cuotas. Así fue como salió Heriberto. Esta semana abre sus puertas.

 

Ahora el nuevo cantinero tiene dos años de contrato por delante, que se renovarán otros dos de forma automática si cumple y no comete infracciones. Y a los cuatro años, explica Paloma, se convoca otra asamblea. Si los socios están de acuerdo porque funciona y el cantinero quiere seguir, no se organizan elecciones. Podrá continuar. Así las cosas, tiene tiempo para demostrarles que eligieron bien.

 

Heriberto Sosa: "No me asusta el riesgo ni el trabajo" 

Heriberto Sosa es del Cruce de Melenara, pero vive en Marpequeña hace 15 años. Regenta como autónomo un taller de chapa y pintura en Las Rubiesas, desde hace 9 años, y aunque nunca ha hecho hostelería, no le tiene miedo a la aventura en la que se ha metido.

 

«No me asusta el riesgo ni el trabajo, he tenido otros negocios, a mí lo que me preocupa son los empleados que no quieran trabajar», dice. Se presentó porque quiso implicarse con la asociación. ¿Y qué aportará como cantinero? «No puedo ofrecer más de lo que ofrecía el que estaba porque no lo estaba haciendo mal, quiero mantener el listón y subirlo lo que pueda».

 

Por lo pronto colocó el proyector, quiere montar un karaoke y preparar la mesa de billar. Y además, tiene otra tarea por delante: cumplir con una tradición de los cantineros en Marpequeña, la de seguir ofreciendo su afamado caldo (consomé de pollo). «Viene gente de Las Palmas, se sirve hasta los domingos desde las siete de la mañana», apunta Monzón.

 

Comentarios

  • Antonio Ramos
    10/09/2019 - 07:23

    Típico comentario de los llamados "empresarios" (los hay de primera, segunda, tercera, regional, amateur, etc. y éste no parece que sea de tercera para arriba), sobre el único riesgo es que los "empleados no quieran trabajar", el trabajador es malo siempre, quiere cobrar. ¿Quién hizo el pliego de adjudicación de esa cantina, exigió experiencia o personal experto en hostelería a la empresa?.

    2
    2
  • Domingo Hdez
    09/09/2019 - 12:52

    Sr Mensa, si se está "al corriente" de todo, se está en "LEY".

    6
    2
  • Mensa Santana
    09/09/2019 - 09:37

    ¿Pero no hay una ley que prohíbe las cantinas en las AA. VV? Como siempre, no entiendo nada. Fomentando el consumo de alcohol y todo lo que ello conlleva y con el beneplácito de los políticos de turno. Ahora, tomarán ejemplo las diferentes asociaciones y ya las veremos todas con cantina en la que servirá bebidas alcohólicas, claro. ¿Nadie se puede divertir si no bebe? Mensa Santana

    215
    167

Enviar Comentario

X