06/03/2019 - 19:19

Drag Chuchi: "Quiero creer que algún día ganará una mujer"

Drag Chuchi:
Pedro Bethencourt (Foto Juan Carlos Alonso)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- Drag Chuchi, Pedro Bethencourt, se alzó este lunes con el título de Drag Queen del carnaval de Una noche en Río, un triunfo con el que cree que alcanza el «objetivo principal» que se marcó cuando decidió participar en una cita que cree se supera cada año y en la que confía algún día se pueda coronar una mujer pese algunas voces «retrógradas».

 

— ¿Ya ha asimilado que es el drag del carnaval de Una noche en Río?

— Aún no me lo creo, estoy muy feliz. Creo que al final ha merecido la pena tanto esfuerzo. La recompensa a tantos meses de trabajo es esta, el reconocimiento a la imaginación que ha tenido mi diseñador y mi novio, Kilian Betancor, y a todo el equipo que me acompaña, porque muchas veces la gente cree que está el drag queen únicamente detrás de esos tres minutos y 15 segundos, pero el drag expone un trabajo, lo defiende lo mejor posible pero no es el único protagonista.

 

— ¿Cuántas veces se había presentado a la gala?

— Esta es la tercera vez y la segunda que paso a la final porque en 2017 no pasé y en 2018 sí estuve. El año pasado no conseguí premio pero sí gané en Agüimes, Ingenio y Moya, y en Telde y Santa Lucía de Tirajana quedé primera dama.

 

— ¿Qué le pareció el nivel?

— Creo que hubo mucho nivel, pero todos los años hay un grandísimo nivel. Es impresionante la creatividad que tienen todos los compañeros y nunca dejan de sorprendernos. Esta año, al estar en la glitter room puede ver a los compañeros siguientes y estaba soprendidísimo.

 

— Las actuaciones resultan cada vez más complejas.

— Cada vez que hablo con algún amigo o compañero que me pregunta por la experiencia le digo que genial pero que no son conscientes del nivel al que está llegando esto. Cada año vamos a más con los atrezos, queremos innovar en movimientos durante el espectáculo, en coreografías, en ideas, y resulta bastante complicado. No es imposible porque estamos aquí y lo único que hemos hecho es trabajar.

 

— ¿Y cuál es la clave del éxito de un espectáculo?

— Que muchos pequeños detalles hagan que el espectáculo parezca más grande de lo que tú te habías imaginado. El montaje musical es un trabajo importantísimo y nos preocupamos mucho en intentar contar una historia: que la introducción esté bien desarrollada, que el nudo tenga sentido y el desenlace no pierda la esencia del principio.

 

— ¿Qué cambiaría de la gala?

— Estoy ahora tan feliz que no cambiaría nada. Creo que esto se está profesionalizando a un nivel que llegará el momento en que no sé cómo el carnaval va a poder recompensar los espectáculos, porque llevamos un espectáculo de mas de 7.000 euros invertidos para un premio de 2.000.

 

— ¿Y de la preselección? Por cierto, ¿qué pasó en ella?

— No sé de qué otra manera podría organizarse porque todo el mundo tiene derecho a presentarse. Yo no me enteré de lo que pasó porque estaba con los finalistas pero cuando uno firma las bases de un concurso acepta que puedes pasar o no.

 

— Drag Noa anunció que la del lunes fue su última final. ¿Cree que algún día ganará una mujer?

— Quiero creer que sí, que algún día ganará una mujer, pero soy consciente de que a pesar de que vendamos que somos personas que defendemos la libertad hay algunas limitaciones que aún existen y estoy convecino de que hay muchas personas retrógradas que no aceptan la figura de una mujer como drag queen del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Creo que Noa habría sido una merecidísma ganadora.

 

— ¿Qué le parece las críticas y reivindicaciones en los shows?

— Maravilloso, la gala es carnaval y el carnaval es una fiesta pagana.

 

— ¿Le hace ilusión la cabalgata?

— Lo que más, tenías ganas de ganar o ser dama porque quería participar en la cabalgata. Yo soy súper carnavalero. Mi madre me llevó a la primera gala drag queen a los 7 o 8 años y yo no tengo sangre, tengo purpurina.


Fuente: Texto de Rebeca Díaz/C7.

 

Enviar Comentario

X