03/10/2018 - 10:14

Apretad, el tributo de Torra a la violencia

El periodista teldense Gaumet Florido reflexiona sobre las palabras del Generalitat a los CDR

Apretad, el tributo de Torra a la violencia
Gaumet Florido (Foto TA)

GAUMET FLORIDO
Quim Torra parece empeñado en cruzar la delgada línea que le separa de la ilegalidad, del delito. El presidente de la Generalitat juega con fuego, y lo sabe, porque le renta, porque así mantiene viva la llama del engaño en el que vive instalado y al que ha logrado arrastrar a cientos de miles de catalanes.

 

Así se entiende que este 1 de octubre pronunciara una frase que, espero, no traiga malas consecuencias. «Apretad, hacéis bien en apretar». Se la dedicó a los llamados Comités de Defensa de la República, los CDR, los mismos que ese mismo día protagonizaron peligrosos actos de violencia callejera para recordar lo que se supone que fue una jornada para la exaltación democrática del independentismo, el día en que forzaron la máquina para votar su salida de España.

 

¿Qué quiso decir? ¿Que siguieran cortando líneas de tren? ¿Que continuaran impidiendo la circulación en las carreteras? ¿Quemando contenedores? ¿Alentando intentos de asaltar el Parlament? Es inadmisible e intolerable que la máxima autoridad de una institución como la Generalitat se dedique a alentar la violencia. Es su último alarde de irresponsabilidad.

 

Pero lo que no sé si sabe es que le puede salir caro. ¿Ha calculado acaso que de estas fiebres, de estas calenturas que él tanto anima, puede brotar algún episodio de violencia más grave de los que hasta ahora hemos vivido? ¿Y si a alguien se le va la mano? La tensión social es máxima en Cataluña. ¿Qué grado de responsabilidad cabría atribuirle a este aprendiz de dirigente? Estoy convencido de que en el independentismo hay activistas, pocos, pero los hay, dispuestos a dar un paso más.

 

Si eso sucede, ojalá no, habrá socavado los cimientos de su frágil, muy frágil, castillo de naipes. Quedaría definitivamente deslegitimado, ante muchos independentistas y ante el resto del mundo. ¿Por qué no aprovecha la oferta de diálogo de Madrid? ¿Por qué no busca espacios de encuentro? Porque no le interesa. Porque quiere tensar la cuerda, porque vive del conflicto, del enfrentamiento. Su parafernalia supremacista medra con las cargas policiales, con el 155 o con las iras del PP y de Ciudadanos. Pero, ojo, se le puede ir de las manos. Y entonces se les acabará el chiringuito.

 

Gaumet Florido es periodista y redactor del diario Canarias7 en Telde.

 

Enviar Comentario

X