Cuatro gariteñas de pro

La Garita rinde reconocimiento público a Toñi Morales, Carmen Ojeda, Emérita Robaina y Sara Hatchuell

Cuatro gariteñas de pro
Momento del acto de anoche en La Garita (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La Garita reconoció anoche la labor silenciosa de cuatro de sus mujeres que han contribuido con su quehacer a la cohesión social y la convivencia ciudadana.

 

El homenaje fue acto sencillo, alejado de boatos y protocolos. El marco, la plaza pública, y las protagonistas, Toñi Morales Egea (asistió su hija en su nombre), Carmen Ojeda Suárez, Emérita Robaina Padrón y Sara Hatchuell, recibieron el cariño de sus convecinos en un acto organizado por el Patronato La Sal en el marco de las fiestas populares en honor del Sagrado Corazón de Jesús.

 

Bajo la música popular interpretada por la Parranda La Sal, a las cuatro homenajeadas se les entregó una placa y unos ramos de flores. Muchos familiares de ellas asistieron al emotivo acto, al que también acudió la concejala de Participación Ciudadana, Saro Sosa (CC)

 

Las homenajeadas

►Toñi Morales Egea

Madrileña de nacimiento, pero muchos años residiendo en La Garita, donde ha formado una familia compuesta de 2 hijas. Profesora de Inglés y Francés, ha dedicado muchas horas en ayudar a muchos niños como apoyo escolar. Su trabajo ha estado siempre dedicado a los estudiantes y familias que por su poder adquisitivo no les permitía acudir a un profesorado. Un trabajo altruista que ha dado un balance muy positivo en sus alumnos.

 

►Carmen Ojeda Suárez

Carmencita Ojeda, como se le conoce, es una mujer con una sensibilidad extraordinaria y solidaria, dispuesta siempre a dar la mano a quien lo necesita. Su sonrisa franca y presta siempre a la conversación amable hace de su persona todo un ejemplo de alegría, estabilidad y convivencia a pesar de sus años. Por eso se ha ganado todo el cariño de sus vecinos.

 

►Emérita Robaina Padrón

Forma parte de la familia Robaina, conocida por los Parrandas. Residente de La Garita, ha vivido el Inglaterra un tiempo donde, dice, añoró su tierra y su música. Es integrante de la Parranda La Sal y en cada actuación del grupo se le ve repartiendo con su cesta productos de degustación entre los asistentes. Afirma que lleva “su Garita” en el corazón y que es muy feliz siempre que comparte con otros.

 

►Sara Hatchuell

Vecina y madre de una familia implicada en el crecimiento de este barrio. Ella fue la encargada de la elaboración de la comida que luego sería servida para recaudar fondos para que se hiciera la iglesia del barrio. Hizo de canguro de muchos niños para ayudar a otras madres a trabajar por los objetivos que se habían propuesto en un barrio sin apenas infraestructura. Una gran cocinera al servicio de todos con fines de disfrute público.

 

Enviar Comentario

X