09/03/2018 - 08:07

Mesa redonda sobre igualdad y homenaje a la maestra María Morales en Jinámar

Esta tarde, a partir de las 19.30 horas, en la se del Patronato de Fiestas La Concepción y la Caña Dulce

Mesa redonda sobre igualdad y homenaje a la maestra María Morales en Jinámar
Sede del Patronato de Jinámar (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La sede del Patronato de Fiestas, Cultura y Deportes La Concepción y la Caña Dulce de Jinámar acoge este viernes una mesa redonda sobre la igualdad y un homenaje a María Morales, quien fuera maestra del Colegio Público José Tejera.

 

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el colectivo de Jinámar ha organizado para este viernes, a partir de las 19.30 horas, una mesa-redonda sobre la igualdad que tendrá como ponente a Dolores Amador Demetrio, médica y excoordinadora del Centro de la Mujer Isadora Duncan de Telde.

 

En el mismo acto se debatirá sobre la maestra y la escuela en el siglo XX, con homenaje póstumo a María Morales Santana, quien fuera maestra del CP Fernando del Castillo y del Castillo, rebautizado como CP José Tejera.

 

Dolores Amador

Loli Amador Demetrio es una mujer de Telde que nació, creció y continúa viviendo en esta ciudad. Realizó sus estudios de medicina y ejerció sus primeros años tras la carrera hasta que fue nombrada en 1989 como coordinadora del centro de la mujer Isadora Duncan, cargo que desempeñó durante diez años.

 

A lo largo de estos años, junto al equipo de profesionales que lo conformaba, se realizó una amplia labor por la promoción de la mujer en nuestro municipio y por la lucha contra la violencia de género.

 

Entre los logros se encuentra la elaboración y puesta en marcha del I Plan de Igualdad de Oportunidades y psicológica de Telde, el consolidar la asesoría jurídica y psicológica de atención a las mujeres e impulsar la participación de las mujeres en el tejido asociativo y vecinal por todo el municipio.

 

Posteriormente desde 1998 volvió al ámbito de la salud, trabajando de la Dirección General de Programas Asistenciales del Servicio Canario de Salud, lugar donde trabaja en la actualidad.

 

Posee una diplomatura en salud y género y en su trabajo tiene la responsabilidad , entre otras , de desarrollar programas de protocolo sanitarios de variada índole tanto para la Atención Primaria como para la Atención Hospitalaria de nuestra Comunidad Autónoma.

 

Participó en la elaboración del primer protocolo sanitario de actuación sobre la violencia de género que sirvió de base para que al Ministerio de Sanidad para elaborar posteriormente un protocolo estatal, en el cual colaboró.

 

Ha participado más recientemente en la elaboración del protocolo sanitario de atención a las mujeres víctimas de agresiones sexuales en el Área de Salud de Gran Canaria que ha recibido la distinción de Buena Práctica Sanitaria por el Ministerio de Sanidad , Asuntos Sociales e Igualdad. Ha participado en numerosos foros y jornadas autonómicas y nacionales en materia de salud y de género.

 

Es madre de dos hijos y pertenece a la Comunidad Internacional Baha´i con la que participa , junto a muchas otras personas, por la paz y la unidad y, como no, por un mundo donde la igualdad social y de género sea una realidad.

 

María Morales Santana

Nacida el 8 de Junio de 1912 en Las Palmas de Gran Canaria en una familia humilde, fue, desde pequeña, una gran estudiante que mostró interés por el mundo que la rodeaba.

 

En 1930, a los 18 años, terminó sus estudios de Magisterio, siendo destinada como maestra, primero en San Mateo y después La Angostura de Santa Brígida.

En 1946 la destinan a Isla de La Palma, concretamente al pago de La Laguna” (Los Llanos de Aridane), donde permaneció durante 7 años.

 

En aquel lugar destacó por su labor, no solo como maestra, sino por su participación en la vida cultural del barrio, ya que se encargó de la organización de las fiestas vecinales, creó un grupo de teatro y realizó diversas actividades con niños y niñas. Aún hoy en día, más de 60 años después, los vecinos de mayor edad la siguen recordando.

 

En 1951 llega como maestra al barrio de Jinámar, donde continuará su labor hasta su jubilación y donde permanecerá, como una vecina más, hasta su fallecimiento en 1987.

 

En Jinamar dedicó todos sus esfuerzos a apoyar a sus alumnas, animando a las más brillantes a continuar esforzándose y estudiando y apoyando a las que tenían más dificultades para que no decayeran en sus estudios. Allí dejó una profunda huella en todos los que estudiaron con ella y en todo el barrio que, años después le demostraron su cariño dando su nombre a una calle y a la biblioteca.

 

María, una mujer enérgica y determinada que dedicó más de 50 años de su vida a la labor de maestra y destacó, no sólo por ser una mujer implicada en su profesión, sino por la labor social que desempeñó, preocupándose tanto por sus alumnas como las familias de éstas y sus vecinos, haciendo siempre lo posible por ayudar a mejorar la vida de aquellos que la rodeaban.

 

Le preocupó, de forma particular, la formación de las niñas animando siempre a sus padres para que les permitieran continuar su formación después de la escuela ya que creía que esa era la clave para lograr futuro mejor para la mujer.

 

Hoy, la biblioteca pública de Jinámar, por la labor realizada, lleva su nombre María Morales Santana.

 

Enviar Comentario

X