28/12/2015 - 21:31

La sociedad teldense arropa al ingeniero Fernando Ojeda como premio Inocente del año 2015

La Orden celebra esta noche su tradicional encuentro en el restaurante La Culata II con una amplia presencia de mujeres

La sociedad teldense arropa al ingeniero Fernando Ojeda como premio Inocente del año 2015
De izquierda a derecha, José Báez, Carmen Hernández, Fernando Ojeda, Puri Calero e Ildefonso Jiménez, en la cena de esta noche (Foto TA)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- El ingeniero teldense Fernando Andrés Ojeda Pérez recibió esta noche el premio Inocente 2015 en el tradicional encuentro que desde hace 21 años celebra este orden cada 28 de diciembre. Un acto afectuoso y alegre que se inició al filo de las 21.00 horas en el restaurante La Culata II de Valsequillo con el arrope de una nutrida representación del mundo cultural, empresarial, educativo, político y social de Telde, destacando una significativa presencia de mujeres.
 
El señoras y señores sonó hoy más fuerza que nunca en la cena anual de la Orden de los Inocentes de Telde. La presencia de mujeres se hizo notar por primera vez, después de que el pasado año Elisa Rodríguez, distinguida también en el acto de este lunes, abriera la veda y se aventura a convertirse en la primera fémina en pasar a la historia de este colectivo solidario, plural y, como se pudo comprobar este lunes, igualitario, que en la noche de este lunes, en su vigésimo primer encuentro, premió al ingeniero teldense Fernando Ojeda como Inocente del Año.
 
Tras una primera parte de confraternización y camaradería, y después de la actuación del músico y compositor Heriberto Zerpa -quien interpretó dos villancicos canarios de cosecha propia- tomó la palabra José Báez Naranjo, alma mater de este grupo de amigos y habitual maestro de ceremonias, para presentar de forma magistral al homenajeado y repasar su trayectoria vital. Una conocida y reconocida persona de Telde, enamorada de su ciudad, generoso y sencillo, dijo, y hacia el que no escatimó elogios.
 
De manos de Ildefonso Jiménez, premio Inocente del año 2014, Fernando Ojeda recibió la escultura Palmeras con olor a mujer -obra del prestigioso artista Máximo Riol Cimas y con la que se testimonia el reconocimiento público del colectivo-, mientras que la alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, que asistió a la cena junto a varios ediles del grupo Gobierno, le impuso la insignia de plata de la orden. Símbolo que diseñara el fundador Fernando Bernal.
 
Ingeniero de profesión y especialista en temas de agua, energía y desalación, Fernando Ojeda dirigió unas palabras a los allí presentes para, con su particular toque de humor y haciendo uso de sus conocidos juegos de palabras, agradecerles la distinción y glosarles un pequeña enseñanza de la tribu africana de los Masai sobre la arrogancia y la fe.
 
Una parábola que versó sobre los recursos naturales y la explotación de los más débiles e inocentes por parte de los más poderosos, y que escondía un claro mensaje: dejar la arrogancia a un lado y compartir las riquezas con los más necesitados.
 
Como viene siendo costumbre, la velada transcurrió en un ambiente de amistad pero también de solidaridad, y es que entre todos los presentes se recaudaron más de 400 euros que ya han sido donados a Cáritas del arciprestazgo de Telde. En la cena se encontraban entre los asistentes los sacerdotes Eugenio Peñate y Jorge Hernández, que fueron en años atrás nominados Inocentes del Año.
 
El humor también estuvo presente en la noche, especialmente durante la rifa de un cuadro valorado en 400 euros que donó la conocida empresa Romelpe SL y una cena para dos personas cortesía del restaurante La Culata II. Obsequios que fueron a parar a manos del concejal Agustín Arencibia y la primera regidora Carmen Hernández,respectivamente, no sin recibir algún cariñoso grito de ¡tongo, tongo! por parte de los cerca de 80 comensales que asistieron al encuentro,  21 de ellos primerizos en la ceremonia y más de la mitad de estos mujeres.
 
Durante el acto también hubo momentos emotivos como el recuerdo a los Inocentes que ya no están entre nosotros, como el también premiado en 1997 Antonio Hernández Rodríguez y que fallecía este año. También la Orden quiso reconocer a los participantes en la primera reunión que mantuvo el colectivo en diciembre de 1994 con la entrega de un foto de aquel encuentro que se expone en un rincón del restaurante La Culata II. Los reconocidos fueron los asistentes en el acto esta noche Miguel Santana, Pedro Martel, Ramón López, Máximo Riol, Agustin Martel, Manuel Caldera, Sebastián Calderín, Ildefonso Jiménez y Julián González.
 
La Orden de los Inocentes se despidió emplazando a sus miembros hasta el año que viene, a la próxima reunión del colectivo que tendrá lugar el 28 de diciembre de 2016.
 
Discurso de Fernando Ojeda, Inocente 2015
¡Buenas noches!, miembros de la Orden de los Inocentes y demás asistentes, deseo que amigos todos.
 
Dice nuestro filósofo Carlos Díaz: "Uno puede defenderse bien de los ataques infundados, pero contra los elogios está indefenso". Pues eso me pasa aquí y ahora. Porque Navidad y vanidad tienen las mismas letras pero en orden diferente, espero que mi ingreso no traiga desorden.
 
Ya decía El Predicador en Eclesiastés 1.2 : " Vanitas vanitatum et omnia vanitas” - que en lengua más cristianada quiere decir: Vanidad de vanidades, todos es vanidad. ¡Es uno Inocente del 2015!, bueno eso quiere decir que por lo menos no soy culpable, ¡sí!, no soy culpable de cumplir con todos esos elogios y buenas palabras.
 
¡En fin !, embargado por la emoción, embargo que prefiero al de Hacienda, decirles que el año de 1956, es para uno año de las independencias por excelencia, verán.
 
En orden de menor a mayor antigüedad, su excelencia el generalísimo, dio la independencia a Marruecos en abril (en la parte proporcional del Protectorado Español, pues en marzo la había dado Francia). En marzo, logré la independencia corpórea de mi Excelente Madre: ¡Nací! En febrero una persistente lluvia trae tal campanazo, que henchida de gozo y agua, una ladera del pago de Rosiana, Santa Lucía, pretende independizarse moviendo casas y saltando la clave del puente tendido sobre el barranco, con música de cañonazo. Y de la lluvia quiero contarles una leyenda de la Tribu Masai:
 
Las enseñanzas del Dios de la Lluvia
Un día, hace muchos años, el elefante dijo al Dios de la Lluvia: Debe usted estar muy satisfecho, porque se las arregló para cubrir toda la tierra de verde; ¿pero qué pasaría si arranco toda la hierba, todos los árboles y arbustos? No quedará nada verde. ¿Qué haría Ud. en ese caso?
 
El Dios de la Lluvia le contestó: Si dejara de enviar la lluvia, no crecerían más plantas y no tendrías nada para comer. ¿Qué sucedería entonces? Pero el elefante quería desafiarlo y comenzó a arrancar todos los árboles, los arbustos y la hierba con su trompa, para destruir todo lo verde de la tierra.
 
Así pues, el Dios de la Lluvia, ofendido, hizo que cesara la lluvia y los desiertos se extendieron por todas partes. El elefante se moría de sed; intento cavar por donde antes pasaban los ríos, pero no pudo encontrar una gota de agua.
 
Al final alabó al Dios de la Lluvia: Señor, me he portado mal. Fui arrogante y me arrepiento. Por favor, olvídelo y deje que vuelva la lluvia. Pero el Dios de la Lluvia continuaba en silencio.
 
Pasaban los días y cada día era mas seco que el anterior. El elefante envió al gallo en su lugar para que alabara al Dios de la Lluvia. El gallo lo buscó por todas partes, al final lo encontró escondido en una nube. Le dijo quién era y lo alabó por la lluvia con tanta elocuencia que el Dios de la Lluvia decidió enviar un poco de lluvia.
 
La lluvia cayó tal como el Dios de la Lluvia le había prometido al gallo y se formó un pequeño charco cerca de donde vivía el elefante. Ese día, el elefante fue al bosque a comer y dejó a la tortuga encargada de proteger el charco con estas palabras :
 
Tortuga, si alguien viene aquí a beber, les dirás que éste es mi charco personal y que nadie puede beber de aquí. Cuando el elefante se fue, muchos animales sedientos vinieron al charco, pero la tortuga no les dejó beber diciendo : Este agua pertenece a su majestad el elefante;¡no pueden beberla!
 
Pero cuando llegó el león, no le impresionaron las palabras de la tortuga. La miró, le dijo que se fuera y bebió agua hasta calmar su sed. Se fue sin decir más palabras. Cuando el elefante volvió quedaba muy poco agua en el charco. La tortuga intentó defenderse: Señor, soy apenas un animalito y los otros animales no me respetan. Vino el león, y yo me aparté. ¿ Qué podía hacer ? Después de eso, todos los animales bebieron libremente.
 
El elefante, furioso, levantó la pata sobre la tortuga con la intención de aplastarla. Afortunadamente, la tortuga es muy fuerte y pudo arreglárselas para sobrevivir. Pero desde entonces la tortuga tiene su parte inferior plana. De pronto todos los animales oyeron la voz del Dios de la Lluvia que les decía: No hagan como el elefante. No desafíen a los más fuertes, no destruyan lo que puedan necesitar en el futuro, no pidan a los débiles que defiendan su propiedad y no castiguen al criado inocente. Pero, sobre todo, no sean arrogantes y n o intenten apropiarse de todo; permitan que los necesitados compartan su fortuna.
 
Heriberto Zerpa abre el acto con la interpretación de un villancico.
 

 Zerpa interpreta el villancico dedicado el belenista José Sánchez.

 

Fernando Ojeda, premio Inocente 2015, lee su discurso.

 

Comentarios

  • Cultural
    30/12/2015 - 13:52

    En mi opinion es un grupo de conocidos,que han querido celebrar este dia ,en el que yo no estoy en contra ,ya que hace mas de veinte años mi amigo y compañero de estudion Carmelo Martin Calixto ,el fundador de este evento me invito.Saludos y feliz dia de San Silvestre.

    0
    0
  • José J Ruiz
    30/12/2015 - 09:05

    En ningún modo he pretendido restar importancia al premio concedido al amigo Fernando Ojeda, le pido disculpas si él lo ha interpretado así, solamente he querido manifestar que, están asistiendo menos personas cada año. Si de los 80 asistentes este año a la gala, 40 son mujeres, significa que han dejado de asistir 70 hombres respecto a anteriores eventos.

    0
    0
  • José Carlos Suárez
    29/12/2015 - 19:41

    No voy a descubrir lo brillante, lo entrañable, admirable, la excelencia de Fernando, ni discutiré cambios de organización o de opiniones y pareceres contrarios, ya que no pertenezco al colectivo, pero de lo que si estoy seguro es de que siento envidia cochina de no haber podido abrazar esa noche al nuevo y orgulloso inocente. Desde muy lejos, les envío a todos un fortísimo abrazo. Memoria

    0
    0
  • Julio Pérez
    29/12/2015 - 18:05

    Si algo caracteriza a Fernando Ojeda es su generosidad. Siento no haber estado en el acto de anoche pero sé que asistir o no, al margen de las posibilidades, es un ejercicio de sana libertad. Y sé de su bondad, que le coloca al margen de cuestiones de poco más o menos. Vayan tres décimas desordenadas en su honor, que, si no buenas, llevan mi admiración y cariño: La inocencia es el candor del alma recién nacida que a lo largo de la vida ha de mostrar su valor. Será la prueba mejor adornarla con la ciencia, la fortuna y la experiencia: Si ves que no se envanece, que incólume permanece,es verdadera inocencia. Y es tan sutil su fragancia como de flor entre espinas. Del mismo modo caminas; que hay quien cree que es ignorancia esa ausencia de arrogancia que otros llevan tan a gala. Pero la inocencia avala a quien, como tú, la lleva:como árbol que se renueva y no conoció la tala. Soportará el monigote que le cuelguen; los agravios del perverso; falsos sabios le harán sentir el azote de su envidia. Y él, quijote, inmarcesible y valiente, será impar entre la gente, vencedor de mil molinos,y escuchará en los caminos: ¡Por ahí va un inocente!

    0
    0
  • Sensi
    29/12/2015 - 14:37

    pero a este acto va cualquiera?? pregunto. O es con invitación del colectivo??

    0
    0
  • Pedro
    29/12/2015 - 13:22

    Que bien que todo haya salido bien, me alegro por Pepe Báez, por la comisión organizadora y por el premiado, mi buen amigo Fernando Ojeda. Y digo que me alegro porque la envidia en esta ciudad ha quedado claro que es cosa de concubinos enanos con una trayectoria para olvidar. Me alegro también por la gran asistencia de mujeres. A la ALCADESA un diez por ir y yo también opino que estaba guapísima.

    0
    0
  • Antonio
    29/12/2015 - 11:50

    Por encima de los dime y diretes, nos olvidamos del homenajeado, persona entrañable, donde las haya, lúcido cerebro y buen padre de familia. ¿Que más podemos pedir?. Vaya mi más cordial felicitación para los artífices de esa Hermandad de Inocentes, por la perseverancia y su buen hacer. Problemas más de visión que de salud, han hecho que dejara de asistir. Lamentar que la mediocre mentalidad de algunos, pretenda empañar un anual acto de convivencia. De personales fracasos, l@s ciudadan@s de esta centenaria, no es culpable.

    0
    0
  • José J Ruiz
    29/12/2015 - 10:22

    En esta sociedad está mal visto que haya órdenes sólo de hombres, si las hubiera de mujeres no habría ningún problema. He sido miembro de esa orden algunos años y en ellos la presencia de personas incluso llegó a superar el centenar. Después de la "brillante" idea de Don Carmelo Ojeda, director de este medio de comunicación, al que le premiamos como Inocente del año, de incluir a mujeres en la orden, muchos de los miembros hemos dejado de asistir. He podido leer que este año no llegaban a 80, por lo que pienso que, primero la politización, a la que se plegaron los organizadores del evento y ahora el aperturismo hacia el otro sexo ha ido minando a la orden, a la que no le auguro un buen porvenir. Esto es sólo mi opinión, y respeto a los(neutro) que opinen lo contrario.

    0
    0
  • CRASO
    29/12/2015 - 10:21

    Para Sus. Desconozco si usted ha asistido alguna vez, pero yo le puedo afirmar que sí he ido muchas veces. Había que ver a los comensales distribuidos por mesas y por partidos políticos, los del PP con los del PP, los de CC con los de CC, los del PSOE con los del PSOE, y así sucesivamente. Es verdad que no se le exigía a nadie el lugar, pero iban condicionados y de forma espontánea se colocaban según la ideología que representaban. Debe ser que se encontraban más cómodos.

    0
    0
  • Sus
    29/12/2015 - 09:46

    Para Craso, un poquito de por favor, si los politicos van hay politización y no van es un fracaso, la alcaldesa fue por su propia iniciativa y se le invitó a entregar la insignia al homenajeado; pagó su entrada como todos y todas que fueron al acto ¿Dónde está politización? felicidades a la organización, un acto entrañable por el reportaje que he podido ver. Siento mucho no haber podido ir por problemas de salud.

    0
    0
  • José Juan
    29/12/2015 - 08:58

    Enhorabuena D. Fernando por ese merecido reconocimiento.

    0
    0
  • CRASO
    29/12/2015 - 08:45

    Enhorabuena D. Fernando Ojeda, ha demostrado usted que es un maestro. Muchas felicidades y un fuerte abrazo. Ahora bien, Fui muchas veces a esa cena, pero ya no me gusta. Se notaba que cada día se iba politizando más y por supuesto ahora ya ha sido la “repanocha”.

    0
    0
  • Dimitan YA
    29/12/2015 - 08:42

    Los del PP como siempre haciendo desidia de sus funciones, menos mal que aún queda un caballero en sus filas como es Francisco Artiles.

    0
    0
  • Una mujer que asiste
    29/12/2015 - 08:28

    Un acto precioso y respetuoso, fue la primera vez que asisto y ya me considero una inocente más desde anoche, felicidades al premiado por su mensaje, a Pepe Baez por su entusiasmo y a todos los presentes por el gran ambiente. La alcaldesa estaba guapísima.

    0
    0

Enviar Comentario

X