22/09/2013 - 09:10

Santana: "Digo y comunico las cosas como las pienso, sin más ataduras que mis propios criterios"

El conocido comunicador de Telde recibe una distinción del Movimiento Vecinal Canario

Santana:
Manuel Ramón Santana, entre los dirigentes vecinales Andrés Santana Suárez y Julia Martel (Foto TA)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- El Movimiento Vecinal Canario (Movecan) entregó este sábado uno de sus premios anuales al informador teldense, Manuel Ramón Santana, en un acto de la décima edición de estos galardones que tuvo lugar en el Centro Cultural de Guía.
  
Santana, colaborador ocasional de TELDEACTUALIDAD, ha sido galardonado por su trayectoria profesional vinculada a la comunicación durante más de 30 años en emisoras de radio, televisión, prensa escrita y digital.
  
Nacido en Telde es especialista en Educación Especial y durante años ejerció de locutor y colaboró en numerosos medios de comunicación escritos.
 
En su intervención, el informador agradeció la distinción y se definió como  una persona que dice las cosas como las piensa, "a comunicar sin dejarme atar por más criterios que los míos, libres e independientes". Añadió que "me conceden un reconocimiento público que agradezco de corazón por ser rebelde en mis pensamientos y no olvidar nunca aquello de que se está vivo cuando uno realmente vive de acuerdo a su conciencia en la palabra y obra, no porque alguien te recuerde cómo debes pensar, actuar, consumir y hasta trabajar".
 
Al acto asistieron representantes del ámbito vecinal y político de Telde como la presidenta del Patronato La Sal de La Garita, Julia Martel; el líder de Compromiso por Telde, Francisco Benítez, y miembros de la plataforma ciudadana Telde Responde.
 
Currículo personal
Manuel Ramón Santana Pérez tiene en la actualidad 52 años. En su trayectoría social destaca desde la juventud, la creación y puesta en marcha del Grupo Juvenil Ruta I, con el activista social, fallecido en trágicas circunstancias, Paco Artiles, cuyo nombre inmortaliza el Polideportivo Municipal de Telde.
  
Manuel Ramón Santana y Paco Artiles, inseparables durante más de 15 años hasta el fallecimiento de Paco, desde su juventud se mantuvo en permanente reciclaje en cursos de formación de monitores de natación, de Socorrismo Acuático y Primeros Auxilios en Las Palmas y en Madrid, dedicando muchos años a cubrir los servicios de Salvamento y Socorrismo y en las playas de Telde, así como las campañas de natación en el polideportivo municipal, en todos los veranos, con el eslogan: «Ningún niño sin saber nadar», combinado con charlas y cursos de Salvamento y Socorrismo en los barrios y en destacamento militares, siendo el primero en la Base Militar de Gando por aquellos años.
 
Santana fundó con Paco Artiles y Juan Manuel Suárez del Toro (por entonces delegado de Juventudes de Cruz Roja de Las Palmas) la primera Asamblea Local de Cruz Roja en Telde.
 
Manuel Ramón Santana comenzó su andadura en los medios de comunicación a finales de los años 70 en el desaparecido Eco de Canarias. Posteriormente tuvo una actividad intensa en prensa escrita, durante varios lustro, en los periódicos, La Provincia y Diario de Las Palmas, tras fundar con el veterano periodista, López Galán la delegación en Telde de Editorial Prensa Canaria, encargada de la realización de los suplementos de fiestas de la Isla y de monográficos.
 
Durante varias décadas trabajó en diferentes emisoras de radio, periódicos y revistas, siempre con grandes maestros y profesionales, desde David Hatchuell, Ángel Pérez, Adolfo Santana o Juan Trujillo, hasta con López Galán en la última etapa, entre otros.
 
Trabajó con López Galán en La Hoja Popular Canaria, la primera revista de carácter insular de distribución gratuita, así como en varias emisoras de radio (Onda Guanche y Radio Tamarán) y con el comunicador Ezequiel López, con quien trabajó muchos años. Puso en marcha en Telde la primera emisora de la ciudad, Radio Canarias Telde-Antena 3, de la cadena insular de emisoras de Editorial Prensa Canaria, cuyo director general era Juan Trujillo Bordón. Fue asimismo colaborador en la primera revista impresa de la ciudad, Telde Informativo, dirigida por el periodista, Enrique G. Farez.
 
Ejerció como Juez de Paz en Pájara (Fuerteventura) durante casi dos años, hasta que le ofrecieron un nuevo reto profesional como responsable de Prensa y Jefe del Gabinete de Alcaldía en Mogán durante un mandato político, siendo alcalde Antonio Santana Flores. En esa etapa además de impulsar el Gabinete de Prensa, fundó la emisora municipal de Mogán y diferentes periódicos vecinales, actividad que desempeñó hasta el final del mandato, trasladando su residencia y trabajo al Estado Americano de La Florida, (Miami), donde permaneció una larga temporada.
 
La última década de la experiencia profesional la ha vivido en diferentes provincias españolas, donde ha estudiado y trabajado en servicios de Explosivos, Seguridad y Protección, tras habilitarse como especialista en Seguridad por el Ministerio del Interior, graduándose en la Universidad de Burgos como profesor especialista en Educación Especial, tras haber cursado estudios de Audición y Lenguaje en la Universidad de Cuenca y Educación Infantil en la Universidad de Cádiz.
 
Manuel Ramón Santana colabora de forma desinteresada con diferentes emisoras de radio y diarios digitales, actividad que realiza como hobby, combinándola con su papela activo en las redes sociales donde tiene su ventana abierta de libertad, sin censuras, en su perfil de Facebook.
 
  
Intervención de Manuel Ramón Santana
Soy consciente de que no descubro nada nuevo a nadie y menos en este foro, si comienzo esta breve intervención diciendo que estamos ante tiempos de especial complejidad, angustia y quiebra social. El añadido que si quisiera incorporar como propio es que, como en la vida de las personas no hay verdadero crecimiento personal sin dificultad, sin darnos contra el muro de la realidad y aprender de ella. Si como sociedad necesitábamos darnos de frente contra la injustica que siempre fue semilla de este sistema para darnos cuenta de su verdadero rostro, bienvenida sea esta crisis y su despiadado corazón. De esta tenemos que aprender, tenemos que crecer como sociedad. Tenemos que dejar caer nuestra venda y atrevernos a ganar otro futuro.
 
Hace tan sólo unos semanas un ministro español y un consejero del Gobierno de Canarias coincidían, qué cosas, en que estábamos probablemente ante la primera generación de españoles y canarios, que llegarían a su edad de jubilación sin haber tenido nunca la oportunidad de haber trabajado. ¿Es que acaso cabe en una afirmación mayor prueba del fracaso brutal de este modelo político y económico que condena a centenares de miles de personas en una sociedad a ser, sin quererlo, vidas perdidas?.
 
Traigo esta reflexión a cuentas porque hoy el Movimiento Vecinal Canario me honra con una distinción por el simple hecho de haberme dedicado gran parte de mi vida a decir las cosas tal como las pienso, a comunicar sin dejarme atar por más criterios que los míos, libres e independientes. Me conceden un reconocimiento público que agradezco de corazón por ser rebelde en mis pensamientos y no olvidar nunca aquello de que se está vivo cuando uno realmente vive de acuerdo a su conciencia en la palabra y obra, no porque alguien te recuerde cómo debes pensar, actuar, consumir y hasta trabajar.
 
Después de más de 30 años en el mundo de la comunicación en Canarias, puedo decir con bastante conocimiento de causa, que en este archipiélago no se informa, se intenta deformar las conciencias de la gente; que en este archipiélago hay pocos interesados en que los ciudadanos conozcan la verdadera realidad y muchos adormecidos con la realidad que les han metido en sus mentes y bolsillos ahuecados.
 
Que en estas islas nuestras, el arrorró, que dejó de ser canción de cuna para convertirse en falso himno, tiene forma de noticiario, de telecanarias, de televisiones y radios que pagamos todos para servicio de los intereses de cuatro. Que en Canarias, hoy como ayer, o la gente toma las calles y planta de verdad cara a este asunto como aquellas generaciones que lucharon contra la dictadura o esta dictablanda con olor a chanel y corbatitas de marca Bárcenas acabará con todos nosotros/as.
 
Animo sinceramente al Movimiento Vecinal Canario (Movecan), , así como a la Confederación Social y vecinal autónoma de Canarias (Coveinca), a seguir con su labor, a recuperar en la medida de sus posibilidades aquel espíritu valiente y combativo de las asociaciones de vecinos de finales de los 70, porque este sistema le sigue temiendo en el fondo a la gente y su unidad. Agradezco a los compañeros esta distinción. Una distinción que me anima, me reafirma, me estimula a no perder mis ideales, mi independencia, mi libertad de conciencia, mi compromiso social. En el camino nos hemos encontrado y el horizonte que juntos anhelamos un día juntos lo celebraremos. Estoy convencido de ello.
 
Las gracias son para todos ustedes que lo merecen más que el que les habla.
 
Buenas noches a todos y todas.
 

Comentarios

  • Jesùs Calzada Negrìn
    23/09/2013 - 21:08

    Felicidades hermano,,,,,!! de todo corazón

    0
    0
  • ¿?¿?¿?
    23/09/2013 - 08:53

    je je je...

    0
    0
  • Tere
    22/09/2013 - 23:13

    Muchísimas felicidades a Manuel Ramón,por tu labor de verdadera comunicación,por tus escritos sinceros,tu sencillez y ese humor desenvuelto,que te caracteriza,amén de tu indudable cultura.Un saludo sincero.

    0
    0
  • Franky
    22/09/2013 - 21:01

    Enhorabuena Don Manuel. Hay quien escribe, y hay quien transcribe con la mano de Dios. Tan orgulloso estoy de que se reconozca tu trabajo, como de haberte conocido. Que siga ud. asi muchos años mas.

    0
    0
  • Una cosa es predicar y otra es dar trigo
    22/09/2013 - 12:20

    No es novedad decir que en el mundo ha habido, hay y habrá, individuos capaces de pregonar sobre lo divino y lo humano, pero que a la hora de los hechos se delatan, pues sus discursos van por un camino y su práctica diaria va por el camino contrario, he aquí un ejemplar paradigmático, cansino en la dicción, torpe en la exposición y en las entrevistas. Tuerto henchido con ínfulas de saber estar en reducidos ámbitos de ciegos, petulante "valeparanada", engreído al creerse alguien entre gente de escasos recursos intelectuales, mercenario del chisme inconsecuente, imagen de fiel reflejo de otro personajillo pestilente y ronco, de las ondas radiofónicas con el comparte origen, genio y figura, es de suponer hasta la sepultura.

    0
    0
  • Zenaida Amador
    22/09/2013 - 11:21

    Feliocidades Manuel Ramón, soy testigo de que a pesar de haber vivido fuera de las islas, nunca desligaste tus sentimientos de lucha de ellas.Con tu particular y personal forma de hacer las cosas, siempre estuviste ahí, en el centro de los problemas de tus vecinos y conciudadanos, incluso dando la cara por aquellos que no se atrevían a darla.Por eso amigo, porque creo que las personas pueden mejorar y cambiar su forma de ser y hacer, quiero dejar constancia de la alegría que me produce ver a un luchador con mayúsculas recibir un reconocimiento de su labor.

    0
    0
  • UNO
    22/09/2013 - 09:58

    Será "Digo y comunico"

    0
    0
  • MARÍA LUISA QUINTANA HDEZ
    22/09/2013 - 09:29

    Muchas felicidades a Andrés Suárez, a Julia Martel y a todos los galardonados por la labor tan encomiable que están realizando. Un saludo para todos.

    0
    0
X