04/10/2010 - 11:10

José Mª Díaz: "En Nepal , sus habitantes sólo atienden a la supervivencia del día a día"

TELDEACTUALIDAD ofrece una entrevista al fundador y director de la ONG Educanepal

José Mª Díaz:
José María Díaz Pérez, durante la entrevista en El Casino de Telde (Foto José Manuel García)

JOSÉ MANUEL GARCÍA
Telde.- José María Díaz Pérez, fundador y director de la ONG Educanepal (www.educanepal.org), impartió el pasado viernes, 1 de octubre, en la ermita de San Pedro Mártir (Telde), una conferencia titulada “La pobreza en el mundo. Qué podemos hacer. Una experiencia del Sur”. En ella compartió sus vivencias como cooperante de esta organización no gubernamental en zonas rurales del Nepal.

TELDEACTUALIDAD aprovechó la fugaz visita de Díaz a Telde para acercar a sus lectores la figura de este canario que un buen día, en uno de sus viajes a los países de Asia, decidió dejar todas las comodidades que le aportaba el mundo occidental y quedarse en Makwanpur, una de las zonas más deprimidas de Nepal, para ayudar a los niños y niñas que se encontraban sometidos a la explotación laboral, tráfico sexual y condiciones de vida extremas.

José María Díaz Pérez nació en las Palmas de Gran Canaria hace 43 años. Tras cursar estudios en Inglaterra de Lengua Inglesa, convalidó los estudios realizados con la licenciatura de Traductor e Intérprete. Se encuentra casado desde hace dos años con una ciudadana Nepalí.

-¿Quién es José María?
- Es una persona sencilla, que en un determinado momento decidió superar sus miedos, romper cadenas y dejarse llevar por el corazón, por sus emociones.

-¿Cuándo decide viajar y conocer el Nepal?
- A mi regreso de Inglaterra, comencé a dar clases de inglés en un colegio de San Bartolomé de Tirajana. Durante los meses que disponía de vacaciones en el colegio, viajé por países de Asia y del sudeste asiático, como la India, Sri-Lanka, Nepal, etc. Encontraba en estos países un fuerte atractivo, pero sobre todo en su gente. Quería conocer estos sitios, otras costumbres. Lo que me permitió darme cuenta que tenía una vida artificial, una vida orientada hacia el ocio y controlada por el consumo. Allí (en Nepal) no existe nada de esto. Los habitantes sólo atienden a las necesidades básicas, a la supervivencia del día a día. Existe una conexión muy fuerte con la naturaleza, ya que sus vidas dependen de ella.

- ¿Cómo fueron sus inicios como cooperante?
- Tras los primeros viajes por Asia, en el año 1999 ingreso como voluntario en la ONG Voluntary Services Overseas y presto mi colaboración como formador de profesores en zonas rurales de Nepal. Esta experiencia me permitió conocer de primera mano las carencias de muchos niños y niñas y la falta de recursos para asistir a la escuela.

- ¿Cómo nace Educanepal?
- Tras estos años como cooperante que me brindó el conocimiento de las necesidades de Nepal. En el año 2002, con la colaboración de unos pocos voluntarios canarios comenzó un proyecto de escolarización de niños y niñas, así como de apoyo a las comunidades donde viven.

- ¿Cuál es la situación de Educanepal en la actualidad?
- Podría decir que nos sentimos satisfechos con el trabajo realizado en estos ocho años de actividad. Pero aún, nos queda mucho por hacer. Habría que diferenciar dos ámbitos de actuación: Con respecto al que realizamos en el Nepal, decir que hemos podido escolarizar a más de 8.000 niños y niñas nepalíes, se ha rescatado a más de 300 chicos que estaban siendo explotados laboralmente, disponemos de una residencia para 24 niñas que han sido victimas de tráfico sexual y, se ha impulsado la creación de una cooperativa para fomentar el empleo femenino. El otro ámbito de actuación ha sido en Canarias, donde un pequeño, pero importante grupo de voluntarias y voluntarios realizan campañas de divulgación, concienciación y recogida de fondos que permiten financiar los proyectos que desarrollamos desde Educanepal.

- ¿Por qué eliges ayudar en las zonas rurales del Nepal y no en Canarias?
- Porque allí las necesidades son considerablemente mayores. Las coberturas son inexistentes. No existen calles, servicios sanitarios, colegios, no disponen de un Casino (se refiere al lugar donde realizamos la entrevista). Tampoco existen los servicios asistenciales ni sociales. Aquí, no hay niños con problemas de alimentación ni sanitarios, en el Nepal hay miles que pasan hambre, no tienen zapatos y carecen de las mínimas condiciones sanitarias. No creo que aquí hayan niños que solo coman gofio, allí los hay que sólo comen tortas de maíz. Por esta razón decidí ayudar donde más hacia falta.

- ¿Me han comentado que preparas un libro?
- En efecto, preparo un libro de memorias que estoy ultimando. En él cuento mis vivencias en el Nepal. Si bien, lo tengo muy avanzado no podré darlo a conocer hasta mi próximo viaje a Canarias que preveo que sea para los meses de octubre o noviembre del año 2011, ya que pretendemos que el lanzamiento sea a nivel nacional. Con este libro no sólo quiero compartir lo que es el día a día en esta zona del mundo o un escaparate de Educanepal. Quiero trasmitir como La simpleza es la clave de la felicidad o que nos hace falta muy poco para ser felices. Estamos empeñados en buscar la felicidad en el móvil, en el coche o través de Internet. Deberíamos pararnos unos minutos al día y escuchar y sentir nuestro propio cuerpo, nuestros músculos, oír nuestro corazón.

- Al inicio de nuestra conversación le informé, que la entrevista era para TELDEACTUALIDAD y me pareció entender que conoce este diario digital. ¿Es así?
- O sí lo conozco. Los colaboradores canarios de Educanepal me han enviado email con enlaces de los artículos de los actos que se han realizado en diversos lugares como el CICCA o el teatro municipal de Telde. He de agradecer la colaboración que desde la comunidad educativa se presta para la celebración de estos eventos, que permiten recaudar fondos destinados a este proyecto de solidaridad. También aprovecho la oportunidad para agradecer a TELDEACTUALIDAD por la divulgación de los actos que realiza Educanepal en Gran Canaria, que permite difundir los objetivos que persigue Educanepal, así como, a los que estamos en lugares tan distantes como el Nepal, conocer las actividades que de forma totalmente altruista y solidaria desarrollan nuestros voluntarios y cooperantes. Ello nos reconforta y nos da alientos para continuar.

 
X