13/04/2008 - 09:31

Los núcleos costeros de Telde critican las deficiencias del transporte público que les une con el centro de la ciudad

Demandan una línea de guaguas que comunique a los barrios de la franja litoral con la capital grancanaria

Los núcleos costeros de Telde critican las deficiencias del transporte público que les une con el centro de la ciudad
Imagen de archivo de una guagua de Transportes Melenara (Foto cedida)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- Trasladarse en guagua desde la costa de Melenara o Salinetas a Las Palmas de Gran Canaria supone coger dos transportes distintos: uno de la concesionaria Melenara con dirección a Telde y, desde allí, otro de la Global hasta la capital. Lo mismo ocurre en dirección al sur. Los residentes de la zona costera, desde La Garita, Playa del Hombre, Clavellinas, Melenara y Salinetas, hasta Taliarte continúan reivindicando que la línea Global pase en su trayecto por la zona.

«A la compañía no le cuesta tanto y a nosotros nos supone dinero, tiempo y a veces no poder llegar a los sitios», coinciden los vecinos, que unidos desde las distintas localidades del litoral, reiteran su petición al Ayuntamiento. Además con esta medida el presidente del colectivo Meclasa, Leo Hernández, considera que se uniría todo el vial costero desde Ikea hasta La Garita, según publica hoy Canarias7.

Por su parte, según los residentes, la compañía Melenara, que tiene la concesión en las zonas de la costa, no cumple con los horarios ni con las paradas estipuladas, por lo que las consecuencias para los usuarios se agravan.

Por este motivo también el malestar se extiende a los vecinos de Marpequeña. La empresa de transporte es deficiente, según Julián González, presidente de la asociación de vecinos, quien considera que las carencias en cuanto a transporte público son inaceptables. La línea dentro del barrio «nunca ha cumplido, pero ya es hora de reclamar lo que nos corresponde y estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias». El Ayuntamiento se ha comprometido a trasladar al Cabildo las exigencias que han recibido por parte de los colectivos vecinales.

Los residentes de la zona, que aumentan hasta el doble durante las épocas de vacaciones, no se resisten a optar por el transporte privado como única solución al problema.
 
X