Los cuadros del Parlamento

TA ofrece la columna diaria de Rafael Álvarez Gil

Los cuadros del Parlamento
Rafael Álvarez Gil

Es inconcebible que en la sede parlamentaria que representa al pueblo canario y donde emana su autogobierno, coexistan dos grandes cuadros que presiden el pleno y que reflejan episodios de la conquista castellana. Y quien dice conquista implica, como concierne a todo imperio, anulación, imposición, esclavitud y, en ocasiones, exterminio del otro. Canarias no fue incorporada a la Corona de Castilla fruto de una voluntad ni de un acuerdo, lo hizo porque no le quedó otra. No fue un deseo. Hubo un conflicto bélico, muy desigual, por supuesto, pero que provocó una herida colonial que aún pervive. No se puede negar la Historia. Es más, frente a cinco siglos mal contados de posesión mesetaria, preceden muchos más de vivencia aborigen. Estamos todavía muy lejos, si es que se cumple, ya lo británicos trataron de anexionarse las islas, de equiparar el periodo previo a la ocupación que al que acontece desde finales del siglo XV.

 

Pero tan asombroso es que ambos lienzos sigan en la Cámara como que CC con tanto poder en tanto tiempo (1993-2019) no los hubiese quitado ya. Esto en Catalunya y Euskadi habría sido inimaginable. Y es que la conciencia del pueblo canario sigue supeditada, pendiente de redescubrirse a sí misma y sufriendo la contaminación de un legado histórico que precisamente reside en doblegar al otro (imperio frente al sometido) la garantía de su eficacia. Solo manteniendo la colonización mental, como concepto gramsciano de hegemonía, logran que lo isleño dormita y se amilane eternamente para no reivindicar su propia idiosincrasia que, de por sí, y por su posición geopolítica, es abierta, solidaria e intercultural.

 

El Pacto de las Flores no debe acabar la legislatura sin ejecutar la retirada de los dos cuadros cuya autoría corresponde a Manuel González Méndez y que hizo a comienzos del siglo XX. Es decir, mucho antes de que disfrutásemos de autonomía. De hecho, el golpe de Estado franquista de 1936 impidió que Canarias iniciara su vía estatutaria al amparo de la Segunda República; aquel proyecto del tinerfeño Ramón Gil Roldán. La iniciativa debería partir de Nueva Canarias (está moralmente obligada) y ser secundada por Unidad Podemos que defiende la plurinacionalidad. Ante eso al PSOE solo le quedaría sumarse. Y, de paso, esta acción parlamentaria retrataría a CC que solo podría sumarse. Y con esta aritmética, el cuarto socio, ASG, cuando menos se pondría de perfil. Y efectuarlo antes de que aterrice Vox en 2023 que, a efectos prácticos, vendrá a reemplazar el espacio ocupado hasta ahora por Ciudadanos. Y nada de parches como cubrirlos con una lona. Ni taparlos solo durante las jornadas de pleno para que después sigan presidiendo. Se trata de reivindicar, dignificar y recuperar la autoestima colectiva. Retirar es retirar.

 

Uno de los cuadros se titula ‘La entrega de la princesa’. La aborigen, evidentemente, no la castellana. El derrotado ante el vencedor. Para que luego aludan que no se alberga pensamiento político en el arte. El otro es ‘La fundación de Santa Cruz de Tenerife’ que, incluso, apela a la confesionalidad que arropó la extensión imperial castellana. Y es aquí donde vienen al caso las declaraciones recientes del papa Francisco pidiendo perdón. Iban dirigidas a Suramérica pero son perfectamente aplicables al archipiélago. No hay que irse tan lejos: aquí se exportaron esclavos. Apenas se enseña en los colegios e institutos. Y eso que la competencia de educación es del Gobierno de Canarias. Queda tanto por hacer.

 

Comentarios

  • Isabel Gómez
    17/12/2021 - 18:03

    Felicitaciones por este excelente artículo que todos los canarios deberíamos asumir para recuperar la dignidad que se le ha arrebatado a este pueblo.

    7
    0
  • Antonio Santana
    17/12/2021 - 10:51

    Excelente artículo .....!!! Nos obligaron durante siglos y décadas a olvidar nuestra historia y nuestras raíces . "Canarias no fue incorporada a la Corona de Castilla, fruto de una voluntad o un acuerdo", fue sometida en lo más profundo de este concepto. Y sigue existiendo un "vacío" tremendo en la docencia (escuelas, institutos,...) sobre la cultura de nuestro pueblo y nuestros ancestros .

    2
    0
  • Antonio S. Rivero
    17/12/2021 - 10:34

    Mientas sigamos emulando, lo que fue o debió de ser, no avanzaremos. Nuestro pasado, como el de otros muchos pueblos, es eso, el pasado. Afrontemos el presente con todas sus consecuencias, sin acritud, pues es la base del bienestar de las futuras generaciones. Aprendamos del pasado, cuidemos el presente, convivamos en armonía y en paz y ganaremos el futuro.

    0
    1

Enviar Comentario

El envío de comentarios está deshabilitado temporalmente por superarse en estos momentos el cupo de mensajes pendientes para su verificación. Inténtelo más tarde
X